Tormenta de espadas
FANTASÍA ÉPICA
 
     
 

 
 
 

TORMENTA DE ESPADAS
A Storm of swords
(2000)

George R.R. Martin

Editorial:
Gigamesh (2005)

Colección:
Gigamesh

Nº:
32

Páginas:
1216

Saga:
Canción de Hielo y Fuego

Novelas relacionadas
:
Juego de tronos
Choque de reyes

Otras ediciones:

2006 Gigamesh. Grandes Éxitos. Canción de Hielo y fuego, 3

 
     
Tormenta de espadas

Hay un viejo chiste del maestro Eugenio que dice: "-Me encanta jugar al pocker y perder"; y el otro pregunta: "-¿Y ganar?"; Y responde con voz cortada y mirara perdida: "-¿Ganar? Ganar debe ser la ostia…". Para hacer un simil yo diría: "-Me encanta leer la saga de Canción de Hielo y Fuego por partes, de año en año"; "¿Y seguida?" me preguntaría alguien; "-¿Seguida? ¿Toda junta? Eso debe ser increible…"

Un año y medio hemos esperado los seguidores de la saga que apareciera este tercer volumen en castellano! Un año y medio de sufrir, de preguntar a Gigamesh cuando saldría el libro, de consultar foros por internet intentando no leer los spoilers de la gente que sí había devorado el tercer volumen en inglés… pero un año y medio que ha valido la pena esperar, pues Tormenta de Espadas ha cumplido completamente las espectativas: Vuelve al nivel alcanzado en Juego de Tronos y nos deja con un sentimiento de impotencia por no tener el cuarto volumen al alcance de la mano aún… además es como si hubiésemos recibido dos volúmenes de golpe pues las más de 1200 páginas traducidas por Cristina Macía se han divido en dos tomos -para mayor comodidad del lector - ilustrados con una única portada -esplendida- de Enrique Corominas.

Los salvajes asediando el muro con secretos que poca gente imagina, un rey vencido que se refugia bajo la llama de una nueva religión, una familia esparcida que lucha por sobrevivir, un traidor que busca su camino entre los enemigos, un niño que persigue sus visiones viajando por el frío y una joven reina sin reino que lucha para formar un ejército con que reconquistar las tierras de sus padres. Las alianzas, los matrimonios de conveniencia, el honor, las traiciones… y dos grietas: una que deja pasar la luz y la otra el frío por donde el autor deja entrever que la magia resultará cada vez más importante en la batalla definitiva que llegará tarde o temprano…

¿Qué se puede decir más sobre este tercer volumen de Canción de Hielo y Fuego? Muchas cosas: Para empezar que Martin nos sorprende a cada momento, a cada capítulo. No, esto no es nuevo, pero ser capaz de continuar manteniendo al lector absorvido por la lectura sin saber quien morirá, quien vivirá, quien traicionará a quien y encima rompiendo los esquemas que uno se podía haber hecho, tiene mucho mérito (i más, cuando ja llevamos cerca de 3.000 páginas). Aquí es donde verdaderamente Martin demuestra tener una visión de conjunto que muy pocas veces he visto en los últimos años (quizás la más reciente fue por manos de Michael Straczynsky y su magnífica Babylon 5), una visión que comporta que lo que ocurre en una página del primer libro puede repercutir en el último volumen de la saga, un entramado de personajes tan vasto que te quedas pensando si aquel sobrino o aquel criado que sale al final de listado de una casa no tendrá una importancia vital en el futuro… probablemente sí, pues el autor no define personajes en vano, todos tienen su lugar.

La construcción de personajes y su desarrollo es sencillamente perfecta. En este volumen el punto de vista de los personajes -uno de los grandes aciertos del autor- está más repartido, aunque algunos aparecen relativamente poco (Bran, Davos…) mientras que otros vuelven a recibir el peso de la acción (Jon, Catelyn, Arya…). Además se nos presenta a Jaime Lanister, un personaje que solo se nos mencionaba en los últimos libros y que aquí cobra un protagonismo importante y donde se nos desvelan sus vivencias personales y sus motivos que lo han llevado a donde está ahora.

Martin vuelve a darle la vuelta a la tortilla, te vuelve a hacer dudar de lo que está bien y lo que no, vuelve a perderte por los caminos de niebla de Poniente ofreciendote la información necesaria para que caviles sobre todos los misterios y motivaciones de los personajes pero soprendiéndote en cada conclusión a la que esperabas llegar.

Literariamente el libro es impecable, con momentos sublimes en los diálogos. Cierro los ojos y me vienen a la cabeza tres o cuatro de estos diálogos antológicos, ya sea por boca de Tyrion, de Arya o de Jaime. Y si Choque de reyes ofrecía un abanico de posibilidades, en este tercer volumen estas posibilidades se multiplican, entran a jugar más Casas como los Tyrell o los Martell, mientras que otras quedan relegadas a la espera del cuarto volumen de la saga.

Tormenta de espadas es quizás la culminación (por ahora) de un increible juego que mezcla el folletín y la construcción de personajes verosímiles con la fantasía más pura. Los dos se combinan de forma admirable, ligados a través del suspense y adornados con una serie de misterios y situaciones imprevisibles como si fuera un regalo. Al abrir este regalo se nos muestra una historia adictiva y coherente realzada por una magnífica prosa y llena de situaciones y personajes que poco a poco vas haciendo más tuyos y que no puedes olvidar fácilmente.

 

Premios:

2001 Locus Fantasía

2006 Ignotus (novela extranjera)

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: