Fragmentos de honor
CF- SPACE OPERA
 
     
 
 
 
 

FRAGMENTOS DE HONOR
Shards of honor
(1986)

Lois McMaster Bujold

Editorial:
Ediciones B (2005)

Colección:
Byblos

Núm:
379-3

Páginas:
345

Saga:
Miles Vorkosigan

Lecturas relacionadas:
Barrayar
El aprendiz de guerrero

El juego de los Vor
Fronteras del infinito
Cetaganda
Hermanos de armas
Danza de espejos


Otras ediciones:

2003 Ediciones B. Nova, 157

 
     
Fragmentos de honor

Más de una vez, algún amigo me había preguntado porque no había leído nada todavía sobre la saga de Miles Vorkosigan. Mi respuesta era clara: Por una parte porque me daba pereza introducirme en sagas tan largas y por otra porque muchos volúmenes estaban agotados, o se podían encontrar en diversas ediciones pero nunca de forma coherente en la misma colección.

Pero no he podido seguir con este razonamiento ya que descubrí hace relativamente poco tiempo que las novelas de la saga eran todas autoconclusivas y, aprovechando que Ediciones B los volvía a sacar en formato bolsillo dentro del sello Byblos, no tuve ninguna excusa para no empezar a leer la saga de Miles Vorkosigan.

Lo que he hecho es empezar por el principio (o casi, pues existe una novela previa, En caída libre, que se incluye dentro de la saga aunque sólo comparte la ambientación) ya que me apetecía ir descubriendo este universo y sus personajes de forma cronológica, pausadamente; de manera que la primera novela que tenía que leer según la mencionada cronología es ésta: Fragmentos de honor. Ahora bien, en el lomo de la colección pone 379-3, cosa que significa que ya han sacado dos antes y por lo tanto este supuesto orden cronológico se va al traste. Además, parece que por ahora se hayan "olvidado" del segundo volumen (cronológico): Barrayar. En fin, los misterios editoriales que no acabaré de entender. La primera vez ya publicaron la saga de forma caótica, pero ahora, parece que Ediciones B quiera tropezar con la misma piedra...

Pero mejor hablamos un poco de la saga: La misma autora ha reconocido que esta novela era una de las diferentes líneas argumentales que sopesó al empezar a escribirla, la de los padres de Miles Vorkosigan (las otras verían la luz el mismo año en otras novelas). Su intención inicial era experimentar con una serie de personajes para ver cuál tendría más futuro. Actualmente existen 14 libros, algunos de ellos han ganado algunos de los premios más importantes de la ciencia-ficción anglosajona: Nebula, Hugo ... y en general se ha considerado que la saga tiene un muy buen nivel en la mayoría de las novelas que la componen. Pero todo eso ya lo iré descubriendo poco a poco, a medida que los libros vayan cayendo a mi biblioteca.

Vamos a lo que nos interesa: Fragmentos de honor es una historia de amor en un ambiente bélico (espero que la temática no sea la causante del color rosa de la cubierta psicodélica con que los diseñadores del sello Byblos nos han deleitado). Una novela narrada con una facilidad y una frescura innegables, donde también destaca una cierta elegancia que se transmite a través de diálogos naturales y a menudo ingeniosos. Bujold nos da diversas visiones del conflicto y nos acerca a dos personajes con carisma. Los personajes son los verdaderos protagonistas. Se que suena redundante y quizás un poco pedante pues ¿Qué sería de una historia sin personajes? Pero me refiero más a su profundidad, sobre todo en el de Cordelia Naismith: sus motivaciones, sus dudas, su valor o su cobardía. Todas estas características son propias de una heroína o de un personaje principal, pero Bujold nos las hace llegar con una naturalidad absoluta, de manera que absorbemos la información sin darnos cuenta de ello y de paso nos vinculamos con un personaje que despierta empatía desde el primer momento.

Bujold nos mantiene alerta con la novela: no se trata de una simple historia romántica en malos tiempos. El trasfondo es bastante interesante para que se note que la autora nos quiere introducir a su particular universo, ni que sea a través de dos personajes que se enamoran: Uno es militar de Barrayar, forma parte de una cultura guerrera, noble y de una sociedad casi feudal, la otra, una científica proveniente de una colonia con una sociedad basada en la democracia. El uno es prisionero del otro y juntos tienen que convivir un cierto tiempo en un planeta sin civilizar mientras las maquinaciones políticas hacen estallar una guerra que parece, a priori, innecesaria.

Como decía, uno de los puntos que me han satisfecho más de la obra es el carácter de los personajes; Incluso los personajes más grotescos y teóricamente más próximos a los estereotipos responden a un carácter y a unas circunstancias de su vida. Pero donde creo que Bujold lo acierta está en la poca predisposición que tiene para ofrecernos moralejas sobre las sociedades enfrentadas. Ambas tienen sus peros y sus contras y la autora nos los muestra abiertamente.

Bujold nos traslada a un universo rico en matices, donde la política se mezcla con la guerra, el amor con el honor y la aventura con la vida cotidiana. La novela está muy equilibrada (combinando periodos de acción con otros de relajación) y está bien resuelta, aunque con alguna que otra breve licencia que se ha permitido la autora para poder encajar bien las piezas de su juego. Recomendable, no sólo para los fans del Space Opera si no también para la gente que se quiera introducir a una ciencia-ficción, que si bien es lejana (tecnológicamente hablando) también contempla los cánones argumentales de cualquier novela de narrativa general.

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: