El aprendiz de guerrero
CF- SPACE OPERA
 
     
 
 
 
 

EL APRENDIZ DE GUERRERO
The warrior's apprentice
(1986)

Lois McMaster Bujold

Editorial:
Ediciones B (2006)

Colección:
Byblos

Núm:
379-1

Páginas:
427

Lecturas relacionadas:
Fragmentos de honor

Barrayar
El juego de los Vor
Fronteras del infinito
Cetaganda
Hermanos de armas
Danza de espejos

Otras ediciones:

1991 Ediciones B. Nova, 33

 
     
El Aprendiz de guerrero

Si tuviéramos que buscar un ejemplo concreto de novela que definiera perfectamente el subgénero del Space Opera, aquél que narra aventuras espaciales, batallas interplanetarias, el apogeo y la caída de imperios, planetas y civilizaciones, aquél que busca sobre todo la diversión por encima la especulación real de las posibilidades que ofrece la ciencia, sin duda el nombre de Miles Vorkosigan tendría que aparecer en un lugar destacado, por paradigmático y por popular, entre los lectores de medio mundo.

Lois McMaster Bujold creó en el año 1986 una de las sagas más largas de la reciente ciencia-ficción, una saga de novelas autoconclusivas que se desarrollaban a lo largo de la vida de un personaje concreto: Miles Vorkosigan. La autora escribió aquel año tres novelas, una dedicada a los padres de Miles, Fragmentos de honor, otra dedicada a ciertos personajes secundarios del entorno de Miles, Ethan de Athos y finalmente esta obra que estoy reseñando, El aprendiz de guerrero, la tercera en orden cronológico y la primera donde nuestro lisiado personaje es el protagonista absoluto. Bujold diseñó un esquema general de su extensa obra muy bien meditado, pues no existe ningun resquicio entre los libros que he leído hasta ahora, ninguna incoherencia argumental aunque algunos de estos están escritos años después de sus precedentes cronológicos.

Las intrigas en que se ve atrapado Miles tendrán como escenario un sector del universo donde sistemas planetarios se disputan los recursos y se comunican entre ellos por medio de agujeros de gusano. Unos mundos donde las diferencias culturales son extremas y donde nuestros protagonistas tendrán que vivir experiencias cada vez más diferentes. Mucha política, acción y enfrentamientos personales llevados con gran habilidad mediante diálogos breves y descripciones efectivas de lo que ocurre en torno a Miles Vorkosigan. La autora sólo tiene que describir con cuatro líneas la situación político-militar del momento para que al instante estemos referenciados.

Bujold utiliza fórmulas que buscan la efectividad: Un escenario tenso, una historia bien ligada, un trasfondo político y sobre todo unos personajes carismáticos que llevan el peso de sus novelas. Si en Fragmentos de honor esta responsabilidad era para la madre de Miles, aquí recae completamente en él. Y no es fácil: Miles es un joven de diecisiete años que pretende entrar en la academia militar para seguir los pasos de su padre pero Miles no es un chico cualquiera: El frustrado atentado a que tuvo lugar su madre -descrito en la anterior obra, Barrayar- impidió el crecimiento normal de sus huesos y Miles tiene actualmente la talla de un enano de poco más de metro y medio de altura.

Este hecho condicionará su vida y todos sus sueños. Miles no podrá entrar en la academia pero hará la guerra por su cuenta, usando su innato intelecto y su facilidad de trato se verá inmerso en una vorágine de decisiones que asumirá sin pensar en sus consecuencias - cosa normal si tenemos en cuenta su edad- que lo llevarán a la necesidad de usar su poder más infalible: La lengua, con la cual engatusa, engaña, manipula y miente para conseguir sus objetivos. Y estos hitos pasan por ayudar al más débil - un desertor, un piloto sin nave a punto de suicidarse- o por combatir con una flota de mercenarios contra un bloqueo militar. Todo eso sin olvidarnos de la sutileza de la política interna barrayarana que pondrá en más de una dificultad al heredero de la casa Vorkosigan y a sus compañeros.

La autora juega con el hecho que un personaje que físicamente es muy especial y que no despertaría demasiada simpatía en los que lo rodean, lo convierte en el centro de atención cuando utiliza sus dotes naturales para el liderazgo y para determinar el carácter y motivaciones de sus oponentes. Quién sabe, quizás George R.R. Martin se inspiró en estas aventuras de nuestro héroe Vorkosigan para definir también a uno de sus personajes más imprescindibles: Tyrion Lannister - que todo sea dicho de paso, también es un enano y también tiene un ejército de mercenarios detrás-. Ambos personajes tienen mucho en común pero quizás con Miles veremos una cosa que le falta al otro: Su evolución desde la adolescencia hsata la madurez pues la saga escrita por Bujold engloba como mínimo 15 años de su vida -sin contar las novelas dedicadas a sus padres- empezando en ésta El aprendiz de guerrero que nos abre las verdaderas puertas al universo Vorkosigan.

Eloi Puig, 10/12/07

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: