CF/ POLÍTICA-FICCIÓN
 
     
 
 
 
 

MANS LLIURES
(2009)

Jordi De Manuel

Editorial:
Edicions 62
(2009)


Colección:
El Balancí

Núm:
599

Páginas:
254

Lecturas relacionadas:
(serie de Marc Sergiot ordenada cronológicamente)

Cabells porpres
Raptor de gnoms
Cels taronges
Mans lliures
Tres somnis blaus
L'olor de la pluja


 
     
Mans lliures

Creo no equivocarme demasiado si afirmo que dos de las pasiones literarias de Jordi de Manuel son la novela negra y la ciencia-ficción. De hecho, buena parte de su carrera como escritor se ha basado sobre estos géneros que a veces pueden ser muy antagónicos pero que a menudo se complementan. Un ejemplo claro es el universo sobre el que ha construido el personaje de Marc Sergiot un policía de la vieja escuela que investiga y resuelve casos en una Barcelona futura, pero muy cercana. Próxima porque buena parte de las novelas están ubicadas dentro de pocos años y por lo tanto hablan de hechos, escenarios y propuestas totalmente reconocibles. Todas están ligadas bajo una premisa común: La falta de agua, la sequía galopante que sufre la cuenca mediterránea y que poco a poco va dibujando un escenario distópico y catastrofista donde su máximo exponente -hasta ahora- queda reflejado en el 2017 en L'olor de la pluja -antes de esta todavía encontramos Tres somnis blaus, ubicada en el 2015 y que fue la primera aventura de Sergiot en ser escrita.

Mans lliures (Manos libres) también sigue un esquema de novela negra para introducirnos un elemento de política-ficción muy interesante y de rabiosa actualidad: En el año 2014 -dentro de 4 días- las elecciones para la presidencia de la Generalitat llevan a Roger Mesalles a lo alto de las encuestas y de la popularidad. Mesalles es un político independiente, con un carisma nato y con unos ideales que empatizan con la masa popular catalana. Mesalles se alía con un partido pequeño que ve la oportunidad de ser catapultado a la presidencia - incluso por mayoría absoluta- pero Mesalles exige una sola condición: Si es elegido nuevo presidente de Catalunya propiciará una consulta popular sobre la independencia. Y qué mejor momento para hacerlo que en el 2014? Una fecha que será emblemática y donde se conmemorará el 300 aniversario de la pérdida de instituciones y de las libertades catalanas después que el ejército borbónico español conquistara Barcelona.

No se si De Manuel tiene visiones proféticas -la novela fue publicada hace un año- pero este tema es una propuesta que como todos sabemos ahora está en boca de todos después de que Arenys de Munt realizara una consulta popular sobre el derecho a decidir y que poco después casi 200 municipios de Catalunya siguieran el ejemplo convocando consultas de carácter soberanista -los próximos meses se añadirán grandes capitales de comarca y la misma Barcelona-. El hecho es que esta política-ficción es la causante del asesinato del candidato a la presidencia. Y Marc Sergiot y dos mossos d'esquadra los encargados de investigar la extraña muerte de éste y su vinculación con una prostituta de lujo.

El autor estructura la novela en capítulos cortos y en tres líneas de acción: Dos de ellas recrean el pasado reciente, las horas anteriores a los hechos que acabarán con la prometedora carrera del político, centrados en la vida de Claire, una prostituta de lujo que recibe un encargo especial y de Roger Mesalles, el candidato a la presidencia, que el autor nos lo presenta bajo un retrato utópico del político ideal, que lucha con la verdad por delante y sin despreciar a los contrincantes -eso sí que es ciencia-ficción-. Tal vez un idealismo poco creíble pero paradójicamente podría ser un revulsivo que la gente, harta de tanta hipocresía política, seguiría tanto da si estos fueran de izquierdas, de derechas, soberanistas o unionistas con el estado español. Y obviamente, la tercera línea de acción es la investigación posterior al asesinato llevada por el inspector Marc Sergiot. Son capítulos que se entrelazan perfectamente entre sí, de manera que los resultados de las investigacins en el presente se dan en el momento en que la narración en el pasado expone los hechos. Hasta aquí, el montaje del autor es perfecto aunque la escasez de personajes hacen adivinar al lector alguna que otra sorpresa.

Dicha estructura en capítulos cortos son una arma de doble filo: por un lado dan un dinamismo desbordante, la lectura es muy fluida, amena, clara, concisa -aunque poco tensa para tratarse de novela negra con unos ingredientes de política-ficción tan jugosos- pero por otra parte impide una correcta definición y desarrollo de ciertos personajes y da pocas posibilidades a la ambientación. Sobre esto último -la ambientación- el autor da pinceladas continuas sobre los efectos de la falta de agua y sobre las infraestructuras futuras -muchas de las cuales se están construyendo actualmente-. Y sobre los personajes, al igual que ocurría en L’olor de la pluja, los secundarios como es el caso de los dos jóvenes mossos d’esquadra, al lector le cuesta empatizar con ellos y no acaba de entender su rol. ¿Eran realmente necesarios? Quizás como representantes del nuevo orden policial catalán donde se ve como las viejas glorias son poco a poco apartadas para las nuevas generaciones?

El lenguaje es formal, el autor narra en tercera persona y pone en boca de sus personajes un habla culta y correcta - de hecho, bastantes personajes son policías-. Se le echa en falta quizás un poco más de argot policíaco o quizás varios estratos lingüísticos - cinismo, ironía, sarcasmo-ya que los diálogos entre Sergiot y los policías resultan poco interesantes, en este sentido la incorporación -efímera-, del comisario Olmedo, proveniente de la centralista policía de Madrid, es la que da un aire nuevo a algunos párrafos.

La novela resulta más que interesante pero explota poco algunos de los recursos argumentales que tiene: para empezar la trama de política-ficción en torno a un posible regreso a  la independencia de Catalunya se queda en poca cosa pues a pesar de plantear varios posibles enemigos del candidato los cuales podrían haber ordenado su asesinato -el nacionalismo español, como el más probable; pero también los partidos catalanes contrarios a la independencia e incluso los que están a favor, pues recordemos que Mesalles no es integrante de ningún partido separatista -, nunca queda claro quién o qué entidad es el cerebro de la operación. Esto también liga en que el autor prefiere no mencionar siglas de partidos -tanto catalanes como españoles- que son insinuados en la novela -suponemos, para no herir susceptibilidades-, cosa respetable pero que le resta credibilidad a la obra.

En definitiva, tenemos una novela que cumple sus objetivos inmediatos: Proporcionar un misterio y una resolución, en una ambientación de ciencia-ficción política. En todo caso, sin embargo, se echa en falta una mayor implicación del autor con el escenario sociopolítico entre el nacionalismo español y el catalán. Una novela recomendada para quien le guste hacer hipótesis en torno a una fecha clave en la futura historia de Catalunya: El 2014

Eloi Puig, 05/01/10

 

Premios:

2010 Premi Ictineu

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: