Espinas
CF- PODERES MENTALES
 
     
 
 
 
 

ESPINAS
Thorns
(1967)

Robert Silverberg

Editorial:
Ultramar (1990)

Colección:
Grandes Éxitos Bolsillo

Núm:
89

Páginas:
255


 
     
Espinas

Espinas fue publicada el año 1967. Casi se podría considerar de las primeras obras de éxito de Silverberg, o al menos de las primeras novelas que apuntaban al éxito. Cómo es sabido el periodo de máximo esplendor de este prolífico escritor fue a finales de los años sesenta y comienzos de los setenta.

Espinas, aunque no es una obra redonda sí que apunta ideas y estilos que más tarde Silverberg puliría de manera soberbia. Se trata de una novela con un trasfondo sociológico importante que critica conductas superficiales y que si se publicara en estos momentos resaltaría como crítica a los reality shows a que por desgracia nos estamos acostumbrando en los últimos años.

Silverberg plantea muy bien la novela: Dos desgraciados, dos deshechos de la sociedad, son escogidos y sobornados por un magnate de los negocios, para participar conjuntamente en un reality televisivo. Ellos se llevarán lo que más desean: En el caso de Monner Burris, un astronauta que ha padecido cambios sustanciales en su cuerpo, operado y modificado por unos alienígenas, un cuerpo nuevo; y en el caso de ella, una chica simple de la que le han extraído óvulos para un experimento genético que ha propiciado el nacimiento de cien niños, un par de estos bebes. Chalk, el magnate, es un vampiro psíquico que se alimenta de los odios y otros sentimientos negativos de la gente. ¿Y qué mejor que ver como dos seres sumamente desgraciados se acaban de destruir mutuamente?

Silverberg quiso en todo momento hacer un ejercicio de ética proponiendo como protagonista un ser deforme y torturado que convive con una chica virgen que tiene cien hijos. El monstruo que la sociedad rechaza -un tema que trataría de forma suprema dos años más tarde en El Hombre en el laberinto- que mantiene una relación de amor-odio con la chica simple e insegura. Una relación que tendrá muchos altibajos que aparte de subir la audiencia también alimentará al vampiro Psíquico.

Las esmeradas descripciones de los dos protagonistas principales son magníficas, sus motivaciones y sus necesidades también. El entorno quizás es algo frío dónde sólo se nos hace una ligera referencia. El autor se centra sobre todo en los sentimientos, en las sensaciones, no en la ambientación. En este sentido también me recuerda una obra considerada capital dentro su bibliografía como es Muero por dentro (para mí no tan capital, todo hay que decirlo). Pero lo que quizás falla más es el argumento en sí, la idea base que se desarrolla poco.

La idea, como decía, está bien planteada pero tras los capítulos iniciales, narrados con la maestría habitual de Silverberg, el argumento se va disolviendo y algunas situaciones se precipitan sin madurar lo suficiente. Así pues, a la novela le van faltando fuerzas a medida que avanza, pese a tener un final correcto.

Espinas me ha gustado por su idea original, por el tratamiento de la ética y por el estilo de Silverberg que parece quiera aflorar en muchos lugar pero que se guarde para otras novelas más conocidas. Una obra ideal por empezar a conocer los clichés de este autor, sus paranoias, miedos y deseos.

 

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: