Miracles perversos
NARRATIVA GENERAL
 

MIRACLES PERVERSOS
(2011)

Carme Torras

Editorial:
Pagés Editors
(2011)


Colección:
Lo Marraco

Núm:
252

Páginas:
183


 
 
Miracles perversos

Esta es la segunda novela que leo de Carme Torras. La primera fue La mutación sentimental (por cierto, recientemente traducida al castellano) una obra notable sobre inteligencia artificial y dependencia tecnológica, una agradable sorpesa en la ciencia ficción catalana actual.

Miracles perversos (Milagros perversos) es una historia completamente diferente, muy alejada temáticamente de su ópera prima, una novela que trata de muchos sentimientos, alguna que otra pasión y un pequeño misterio ... una temática que une intriga y amor y que a priori no me inspiraba demasiado interés, hay que admitirlo. Esto significa que he hecho un pequeño esfuerzo extra para acercarme a la presente novela. Probablemente si no tuviera sobre la mesa la experiencia previa con La Mutación Sentimental, me hubiera dedicado a bajar la pila de pendientes.

Miracle perversos, como decía, es una novela enfocada a resolver un pequeño misterio en forma de correos electrónicos que de repente recibe Paula, una enfermera catalana asentada desde hace años en Estados Unidos, y viuda reciente de un famoso escritor. Los correos la invitan a seguir una especie de serial por capítulos que son enviados cada día desde una dirección extraña. Paula se preocupará e intentará adivinar quien le envía unas misivas con elementos personales que la preocupan profundamente.

La inspiración, las musas, la literatura y el teatro ... son ingredientes importantes en esta obra. La novela se vuelca a profundizar en el mundo propio de las letras, en la fuerza de la escritura, en el arte del diálogo, de la seducción a través de las palabras, de las mentiras necesarias y de las verdades prescindibles; un combinado que la autora nos ofrece a través de los pensamientos de una protagonista que parece haber enterrado la memoria bajo el impasible ritual de la rutina diaria. Una obra intimista, conducida por un único personaje, Paula, sólo apoyada brevemente por su amiga Margaret, y que como objetivo tiene más la búsqueda de respuestas interiores que no desvelar grandes enigmas.

Carme Torras demuestra que su talento como escritora - aparte de al robotista- está fuera de duda. La prosa se nota trabajada, elaborada al mínimo detalle, con un vocabulario rico y en definitiva agradable de seguir. Eso significa que tenemos delante una escritora que se siente cómoda en varios tipos de registros, de temáticas y de prosas. Pensemos que en esta novela mezcla a partes iguales capítulos narrados en tercera persona con las cartas redactadas en primera persona, combinando además, el pasado y el estricto presente. Es un esfuerzo intenso para que el conjunto no se resienta, pero la autora lo consigue.

Cierto es que en algunos capítulos de la mitad de la obra hubiera agradecido algunos clifhangers o recursos similares, algunos detalles que hubieran creado una necesidad de continuar leyendo con más devoción, pero al tratarse de una obra corta tampoco he tenido en ningún momento la sensación de que la lectura se aletargara o se ralentizara, quizás sólo que no aporta momentos de intensidad y por lo tanto que se acomoda pacíficamente. El final, eso sí, nos da respuestas impresionantes y realiza un giro argumental completo y rompedor, que yo al menos no me esperaba, un acabado original que parece tontear con la metaliteratura y que encuentro innovador.

En todo caso, recalco que mi visión de la obra debe ser tomada bajo el prisma que no es un tipo de novela que me atraiga, pero que he intentado valorar en su justa medida. Por el lado técnico (o más bien artístico) no tengo ninguna queja: La prosa de Carme Torras está fuera de toda duda. Por la parte más dramática, sobre la trama, la he encontrado original que no es poco.

Eloi Puig, 26/12/12

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en :