Luna. Luna ascendente
CF- COLONIZACION
 
     
 
 
 
 

LUNA. Luna ASCENDENTE
Luna. Moon Rising
(2019)

Ian McDonald

Editorial:
Ediciones B
(2019)


Colección:
Nova

Núm:
---

Serie:
Luna/ 3

Páginas:
459

Traductor:
Natalia Cervera

Lecturas relacionadas:
Luna Nueva
Luna de lobos





 
     
Luna. Luna ascendente

Con Luna ascendente, Ian McDonald cierra la trilogía sobre la colonización y explotación de nuestro satélite. Ahora toca valorar si las conclusiones y sobre todo si el viaje por esta aventura han valido la pena. Mi primera conclusión es obviamente que sí. Ahora bien, también hay algunos aspectos mejorables. Tratémoslos a continuación:

Luna ascendente nos retrata una posible evolución tanto desde la vertiente humana como económica / industrial de la población de la Luna que trabaja bajo la dirección de las empresas que tienen los principales monopolios lunares, los cinco dragones. Nos muestra cómo las guerras internas sólo han hecho que desgastarlos, tal como ya comentaba en la reseña de Luna de lobos pero también como se atisba un futuro muy ambicioso y diferente para la humanidad. Ian McDonald nos acerca nuestra querida Luna de siempre como un trampolín a especular sobre mucho más allá aunque encuentro que sólo esboza estos planteamientos tan interesantes a lejano plazo.

Pero hay que recordar que el autor nos ha trasladado a la Luna de forma poco habitual y altamente original y que en el fondo lo que también hemos buscado desde el principio es conocer el destino final de los miembros de la familia Corta. Quizás uno de los principales problemas que he encontrado es que al intentar tratar tantos personajes al mismo tiempo, el autor no ha tenido espacio para profundizar más intensamente en algunos de ellos. Si bien, en el anterior volumen encontrábamos que sí, que algunos personajes tomaban las riendas y nosotros, lectores, empezábamos a empatizar con ellos, ahora, en esta conclusión, McDonald ha dado especialmente voz a otros protagonistas de manera que nos hemos quedado un poco frustrados.

Dejadme que recuerde algo sobre cómo están las cosas: La Luna, después de las guerras internas entre los cinco dragones, ahora está gobernada bajo la tutela de la Tierra tras el regreso de Lucas Corta. Pero parece que existen proyectos muy interesantes para unificar a los dragones, al menos una vez hayan acabado de matarse entre ellos. El hecho es que las lesiones de Lucasinho son graves y son al mismo tiempo excusa para que los Sun y lo que queda de los Corta reclamen la custodia. Mientras Ariel Corta también toma nuevas posiciones y Alexia descubre los entresijos lunares (de una manera similar a como lo hizo Marina en el pasado).

Sea como sea, tenemos un montón de subtramas abiertas que el autor va cerrando y convergiendo de manera algo errática. Pero también tenemos un ambiente político que al menos a mí me ha despistado varias veces pues he tenido la sensación de que no me enteraba de todo lo que pasaba en las altas esferas.

En cuanto a los personajes, como comentaba, duele que algunos de la anterior novela aquí tengan un papel más bien testimonial e incluso sin aportar demasiado a la novela  (como el caso de Marina) y en cambio otros personajes aún no hayan tenido su lugar ni se hayan valorizado suficiente como el caso del lobinho Wagner Corta que encuentro está desaprovechado.

Así pues, ¿cuál es el resultado?  Luna Ascendente, ante todo avala una excelente apuesta por recrear una sociedad futura que no tiene porque basarse con los cánones con los que estamos acostumbrados. Realmente la faena de Ian McDonald para ofrecernos una estructura social radicalmente diferente a la nuestra basándose en la nueva realidad que sería poseer una sociedad estable a la Luna, es sencillamente descomunal. Por otra parte integrar esta sociedad con una tecnología creíble como ha hecho el autor establece de manera perfecta la base para narrar lo que le apetezca porque ésta es sólida y sin casi ninguna fisura: Desde el tratamiento de los cuatro elementos que dan la vida en la luna: Datos, agua, aire y carbono; desde las nuevas leyes que rompen cualquier esquema terrestre que conocemos, desde las increíbles estructuras industriales que le otorgan al satélite  una mirada de escenario post-industrial... hasta las especulaciones de evolución de una sociedad tan joven y en el fondo tan frágil y de cómo ésta quiere mirar al futuro y por qué sufrimientos y reformas estructurales pasa ese futuro, no tanto de la Luna, como de toda la especie terrestre (recordemos que la Tierra es un planeta en franca decadencia y que la modernidad y la innovación está allí arriba, en la Luna)... todo esto es ejemplar.

Creo que este fragmento expone lo que comento:

“(...) Este mundo es un laboratorio donde los humanos experimentan con culturas, sociedades y filosofías. Nuevas formes de hacer política, nuevas religiones. Con el fin de crear algo duradero. La Tierra se desmorona; lo vi con mis propios ojos. La Tierra está muriendo, en decadencia. Toda la cultura humana puede saquearse y quemarse, quedar aplastada bajo nuevas ideologías. No sienten el menor respeto por su mundo. Si nosotros cometemos un error, Dama Luna nos aniquila, así que la respetamos. Sabemos lo frágiles que somos. No hay motivo para que la humanidad no prospere aquí durante miles de años (...)”.

Pero el autor, para llevar a cabo esta unión entre sociedad y tecnología ha añadido las pasiones humanas (cosa que aplaudo profundamente) pero sin que haya existido una cohesión argumental que nos haya llenado por completo. Las desgracias de los Corta y de las otras familias las vemos algo lejanas y en ocasiones confusas. El hecho de que personajes clave aparezcan en pocos capítulos les saca profundidad y también un ritmo algo desigual (a veces el autor nos describe un hecho decisivo en pocas páginas y otras no pasa nada de remarcable en muchos capítulos) hace que la trilogía no haya podido llegar a la excelencia que se merecería si analizáramos sólo esta estructura de especulación social y tecnología que sí es magnífica.

Ian McDonald quizás ha sido uno de los primeros autores en afrontar esta colonización y explotación lunar de forma altamente realista. Sí, le ha faltado quizá o alargar la historia impregnando los personajes y las subtramas de más vida o tal vez acortar la lista de personajes y simplificar el arco argumental para que el lector centrara más la atención con estos motores de toda acción que son los protagonistas . Pero este experimento lunar para mí tiene mucho mérito porque nos ha presentado una historia como nunca antes la habíamos imaginado, de forma coherente, innovadora y muy especuladora. ¡Pura ciencia ficción!.

Eloi Puig
04/01/2020

 

 

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.