El horror sobrenatural en la literatura
ENSAYO
 
     
 
 
 
 

L'HORROR SOBRENATURAL EN LA LITERATURA
(1927)

H. P. Lovecraft

Editorial:
Laertes
(2019)


Colección:
L'arcà

Núm:
94

Páginas:
238

Traductor:
Jordi Llavoré


 
     
El horror sobrenatural en la literatura

Este septiembre parece un mes dedicado a Lovecraft. Dejando de lado las adaptaciones televisivas he leído varias obras que poco o mucho tocan de cerca al autor de Providence —pronto hablaré de ellas— pero especialmente hay que destacar una y es sobre todo porque en este caso la escribió él mismo: H.P. Lovecraft .

Algunos sabéis que mi entrada al mundo de Lovecraft fue un poco por la puerta trasera, a través del juego de rol ambientado en sus mitos, más tarde vinieron los cuentos de los mitos de Cthulhu y alguna que otra novela pero nunca me había puesto con una obra como ésta, un ensayo —muy conocido y respetado— escrito 1927 (dentro de nada podremos celebrar su centenario) que repasaba metódica y disciplinadamente la literatura de terror y su evolución hasta entonces. Hablo de El horror sobrenatural en la literatura, publicado por primera vez en catalán el año pasado por Laertes y traducido de forma impecable pe Jordi Llavoré. Tengo que decir que es un ensayo lleno de ideas y de contenidos que me han llevado más que nunca a citar partes del texto del que estoy hablando porque lo he encontrado especialmente estimulante.

Antes de introducirnos en la mente de Lovecraft y de lo que él entendía por literatura del horror, Jordi Llavoré nos regala un extenso prólogo que repasa tanto su vida como sus inquietudes. Para un servidor que no es excepcionalmente leído en el autor, complementa de manera perfecta lo que conocía de su vida a través de obras biográficas como H. P Lovecraft, el escritor de las tinieblas o de otras de plena ficción — pero donde se mezclaban también hechos reales— también protagonizadas por el autor de Providence como la divertida Los nombres muertos de Jesús Cañadas. Este breve preámbulo de Llavoré se complementa detallando de forma muy cuidadosa todas las traducciones que ha tenido Lovecraft en lengua catalana. Incluso con ejemplos de aportaciones de autores locales. Un prólogo indispensable que nos acerca la figura del autor.

Howard Phillips Lovecraft fue un erudito en la literatura de lo extraño — como le gustaba llamarla a él—. Devoraba todo lo que le venía a las manos y realmente logró una sapiencia increíble sobre autores, corrientes literarias y literatura extraña que se escribía en el mundo anglosajón, alemán y francés. Lovecraft quiso trabajar siempre sobre el miedo a lo desconocido y este ensayo es una base imprescindible para cualquiera que quiera profundizar en la psicología de la del terror sobrenatural. He aquí toda una definición muy precisa sobre el concepto del miedo que acosa a la humanidad desde tiempos inmemoriales:

(...) "Cuando a esta sensación de temor y maldad se añade la inevitable fascinación del asombro y la curiosidad, surge una combinación de emoción intensa y provocación imaginativa, la vitalidad de la cual debe perdurar forzosamente tanto como la misma raza humana. " (...)

Las raíces de la literatura de lo extraño, la superstición, la religión, la novela gótica... son elementos que fundamentan la fascinación que la humanidad siente por lo que nos provoca terror y Lovecraft lo analiza profundamente a través del estudio de las obras que le precedieron (y de las que se obviamente influenció).

Poco a poco, a medida que avanzamos en el ensayo, comprobamos las manías y las fobias que Lovecraft poseía y que nos traslada en sus comentarios. Por ejemplo, no soportaba las explicaciones racionales al final de los cuentos que habían estado construyendo un carácter extraño o fantástico (en esto, él y yo estamos de acuerdo) rompiendo toda visión perturbadora con aclaraciones innecesarios que otorgan un aire de realismo a la obra. Detestaba también el romanticismo inmaduro y las pseudociencias como el ocultismo. En definitiva apostaba porque una obra estuviera fundamentada por los miedos irracionales del fantástico o del horror cósmico pero que no se convirtieran engaños en forma de pesadilla o locuras.

Descubriremos a escritores que Lovecraft admiraba y a otros que detestaba. Realizó un análisis bastante subjetivo sobre las obras y autores que le precedieron y comprobamos —a través de las notas de Jordi Llavoré— como algunos lo influenciaron con personajes o situaciones de horror. Las descripciones esmeradísimas de las técnicas empleadas —para bien o para mal— por estos escritores son su caballo de batalla en este ensayo. Lovecraft tenía un don especial colocando adjetivos loables o denigrantes según el caso para definir si una obra pasaba su particular cribado. He aquí un ejemplo:

"(...) Está narrada de una forma bastante torpe (...) Por desgracia se ve afectada por su penosa verbosidad, sus repeticiones continuas, su artificial sentimentalismo romántico, nauseabundo y empalagoso, y por su intento de lenguaje arcaico que resulta aún más grotesco y absurdo (...)".

Pero también destacaba los libros que creía eran interesantes y los que se convertían en pasables y resaltaba los autores que según él merecen un altar dentro de esta literatura de la extrañeza. Por ejemplo, dedica todo un capítulo a Edgar Allan Poe, muy influyente en su obra.

"(...) Poe hizo lo que nadie había hecho ni podía haber hecho, y es a él a quien le debemos la historia de terror moderna en su estado definitivo y perfeccionado. Antes de Poe, la mayor parte de los escritores de lo extraño habían trabajado en gran medida a ciegas. Lo hacían sin comprender las bases psicológicas del atractivo del terror y desbordados por una mayor o menor conformidad en ciertas convenciones literarias sin sentido como el final feliz, la virtud recompensada (...)".

Y más aún:

"(...) estos cuentos conceden a Poe un lugar inexpugnable y permanente como deidad y fundador de toda narrativa diabólica moderna. (...)”

De las obras analizadas, destaca escenas concretas de terror que cree superlativas, algunas de las cuales adoptó a menudo él mismo posteriormente, casi haciendo un canon de ello. Literalmente Lovecraft siguió durante toda su carrera como escritor de terror esta consigna que se hace plenamente evidente en cualquier cuento o novela suya:

"(...) Se sugiere sólo lo necesario y no se nos dice nada más que lo necesario. (...) ".

Podemos atisbar a autores que han influido significativamente en su obra (y que Jordi Llavoré encarga de recordarnos) a parte del mismo Poe, especialmente Chambers y posteriormente Clark Ashton Smith) que también colaboró mas tarde con los mitos de Cthulhu.

Es también muy interesante saber, gracias a este ensayo, como veía a autores como H. G. Wells que cultivaban más la ciencia ficción y ahora me pregunto cuál sería su opinión sobre escritores más contemporáneos como King, Jackson, Matheson etc. Estoy convencido de que sus comentarios serían enriquecedores en cualquier sentido. Esta "nueva escuela" -—como la bautiza Lovecraft— empezaba a cambiar las bases de la literatura de la extrañeza porque abordaba temas nuevos y sobre todo fines diferentes: Tramas que no perseguían tanto producir desasosiego sino abrir la mente a nuevas posibilidades. En esta cita comprobamos que Lovecraft ve futuro en esta ciencia ficción incipiente:

"(...) De hecho podemos decir que esta escuela aún pervive. A ella pertenecen, sin ningún tipo de duda, los cuentos de horror contemporáneos nuestros más centrados en sucesos que no en los detalles ambientales, que abordan el intelecto más que la imaginación impresionista, que cultivan un glamour lúcido en vez de una tensión maligna o de la verosimilitud psicológica, y que toman partido claramente en favor de la humanidad y su bienestar. Esta literatura tiene una fuerza innegable por su "elemento humano", atrae a un público más amplio que la pesadilla artística (...) "

Más curioso e interesante aún, es el hecho de que Lovecraft se quejara del poco reconocimiento que había en la época sobre la literatura de terror, aunque la sociedad fue poco a poco cambiando la mentalidad. ¿Es ésta una lucha que aún tenemos ahora, por ejemplo, con la ciencia ficción?

"(...) Para los que disfrutan especulando sobre el futuro, el cuento de terror sobrenatural proporciona un campo interesante. Combatido por una ola creciente de realismo fastidioso, cínica petulancia y desencanto sofisticado, el terror sobrenatural, cuenta sin embargo, con el estímulo de una corriente paralela creciente (...) de la maravilla y la fantasía proveniente del aumento de perspectivas y la ruptura de barreras que la ciencia moderna nos ha proporcionado con la química intra-atómica, los avances astrofísicos, las teorías de la relatividad y las investigaciones en biología y pensamiento humano. (...) hoy hay más simpatía por la literatura de lo extraño que treinta años atrás (...)".

Lovecraft tuvo una curiosidad sana por la ciencia y por los nuevos descubrimientos y esto complementaba su visión en muchos relatos. Esto me lleva a destacar también los dos artículos finales que componente este ensayo: El primero, "Notes sobre l’escriptura de ficció de la extranyesa" es un resumen de las técnicas empleadas por el autor para escribir sus cuentos y donde recalca como describir y expresar incomodidad en los relatos de terror; y el segundo: "Algunes notes sobre ficció interplanetaria" trata sobre la ciencia ficción, una rama de la literatura de lo extraño que empezaba a florecer en aquel final de década de los años veinte en Estados Unidos y como Lovecraft defensa encarnizadamente la calidad artística de las novelas "serias" del género por encima las historias menos literarias publicadas en revistas pulp. Lo que no supo ver es que precisamente el pulp acercó la ciencia ficción al gran público y la popularizó.

"(...) Hay que recordar que cualquier violación de lo que conocemos como ley natural es en sí misma mucho más tremenda que cualquier otro suceso o sensación que pueda afectar al ser humano. Por tanto, en un relato que trate de algo así, no podemos esperar crear ninguna sensación de vida o ilusión de realidad si tratamos el prodigio de paso y los personajes se mueven por motivaciones ordinarias. Los personajes, aunque deben ser naturales, deberían estar subordinados a la maravilla central alrededor de la cual se agrupan. El verdadero "héroe" de un cuento maravilloso no es ningún ser humano, sino sencillamente un conjunto de fenómenos. (...) "

En El horror sobrenatural en la literatura encontraremos decenas de obras destacadas por Lovecraft, con comentarios mordaces y efectivos pero siempre siguiendo una metodología, para instruirnos sobre cómo se origina la literatura de la extrañeza y qué ramas, modas y caminos sigue hasta comienzos del s. XX. Es todo un placer leer este ensayo y comprobar la erudición de lo que para muchos se convertiría en un auténtico maestro del terror sobrenatural y en especial del horror cósmico

Fuera del ensayo, hubiera estado bien un pequeño compendio, un resumen de los autores que Lovecraft creía mas interesantes en este ensayo para cada época tratada porque para un servidor, la inmensa mayoría de ellos eran desconocidos y las ideas y aportaciones que hicieron para consolidar esta literatura de lo extraño fueron memorables.

Un ensayo, pues, embrionario sobre el género del horror, que por un lado aflora las inquietudes de un Lovecraft que en aquel tiempo estaba en plenitud de su carrera —aunque no le fue reconocida en vida— pero que expresa ideas y técnicas que aún ahora, más de noventa años después de su publicación, son totalmente válidas.

No os lo perdáis, tanto los fans del autor, como los escritores que deseáis profundizar en el horror literario.

Eloi Puig
24/09/2020

 

Premios:
Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.