Cosecha negra
FANTASÍA HISTÓRICA
 
     
 
 
 
 

collita negra
Cosecha negra
(2009)

Susana Vallejo

Editorial:
Edebé
(2009)


Colección:
Porta Coeli

Núm:
04

Pàgines:
330

Saga:
Porta Coeli /2

Lecturas relacionadas:
La orden de Santa Ceclina

El principio del fin
La llave del secreto


Otras ediciones:

ESPAÑOL:
2009 Edebé

 
     
Cosecha negra

Cosecha negra es la segunda parte de la tetratogia Porta Coeli, escrita por Susana Vallejo. Una mezcla de fantasía e historia, pero también un acercamiento a la ciencia ficción más clásica en torno a un libro misterioso, el Porta Coeli, que proporciona las herramientas para abrir puertas a otro mundo.

En cierto modo, aunque las novelas de la serie son autoconclusivas, esta es una continuación bastante directa de su predecesora, La orden de Santa Ceclina, dado que han pasado pocos años entre los hechos descritos en ambas novelas y visto que las siguientes cambiarán radicalmente de escenario (El principio del fin está ambientada en nuestra época y La llave del secreto en el futuro), estas dos primeras entregas tienen mucho más vínculos en común de lo que podríamos pensar a priori. Además, algunos personajes que aparecían brevemente en la anterior entrega aquí toman el protagonismo. Son hechos que me hacen pensar que quizás la autora tenía demasiado material para ponerlo en una sola novela y prefirió dosificarlo en dos.

Cosecha negra sigue una estructura muy similar a La orden de Santa Ceclina: una primera parte donde se proponen una serie de misterios, una segunda parte centrada en el universo paralelo -el Mundo- donde se puede viajar a través de las puertas y una última parte de regreso a nuestro universo donde se resuelven las cuestiones planteadas. En este sentido -el de la estructura- las dos novelas son calcadas. Los personajes principales de La Orden de Santa Ceclina sólo aparecen de forma esporádica en esta segunda entrega para dar un sentido a la obra pero Vallejo ha mantenido la palabra cuando decía que cada novela tendría sus propios protagonistas, alejándose así de algunos estereotipos que postulan que un personaje debe ser el hilo conductor de este tipo de novelas supuestamente juveniles -lo que evidencia una vez más, que no es así-.

Pero en Cosecha negra, parece que la autora le ha querido dar un toque diferente: por un lado el motor de la acción es un triángulo amoroso centrado en el protagonismo absoluto de Veridiana, aquella muchacha que descubrimos en la primera parte y que marchaba a casarse con un noble occitano en Toulouse. De hecho Veridiana llena tanto el libro que le quita protagonismo a la trama de Porta Coeli, la cual queda un poco abandonada. Da la sensación de que la autora tiene un cariño especial por este personaje y que quería a toda costa contar su historia, su desgraciada adolescencia y su situación actual de mujer madura, de corazón inmenso y de mano firme, curiosa, inteligente, pero también tímida y un tanto conservadora. La Veridiana refugiada en Toledo.

Toledo sí. La manífica capital castellana, la ciudad donde convivían cristianos, musulmanes y judíos, probablemente uno de los centros de saber más grandes de la península y una gran capital - no entenderé nunca cómo la traspasaron a Madrid siglos más tarde-. La autora rinde un sincero homenaje a las calles medievales de la ciudad del Tajo. Está enamorada de ellas y quizá es allí donde podemos leer los mejores pasajes de la novela. En cambio, la parte dedicada al otro mundo, sólo muestra signos débiles de haberse desarrollado - claro que han pasado pocos años desde su descubrimiento-. La autora prescinde completamente de seguir explicando los misterios de las puertas hacia el otro universo y como decía, se centra en los sentimientos de los personajes que forman el triángulo amoroso. Sí, vemos como los poderes que algunas personas poseen pueden ser entrenados - por cierto, el subconsciente friki de la autora la ha delatado, porque diría que estos poderes parecen proceder de la misma esencia que la Fuerza de los Jedi-. Pero le falta ser más resolutiva en este aspecto; creo que sigue conteniendose a la hora de desarrollar la trama y la acción, de dar un manotazo en la mesa y dejarnos boquiabiertos.

Hagamos un paréntesis para hablar de la trama argumental: Veridiana, como decíamos, es una refugiada -de su propia familia- que ahora vive en Toledo. Allí están pasando cosas extrañas: Desapariciones de maestros artesanos, de constructores, de niños ... y allí va a parar Enrique de Rascón y Cornejo, que trabaja por la Santa Inquisición para tratar de responder a estos enigmas. Las investigaciones lo harán preguntar por una orden destruida años atrás por la mano del Papa, la orden de Santa Ceclina, y también a interesarse por Veridiana, especialmente después de haber visto el poder que le rodea. La trama seguirá un hilo lineal, casi siempre siguiendo los pasos de Veridiana y tendrá buenos momentos, especialmente hacia el final del libro donde Vallejo hace gala de formas más oscuras para mostrarnos la realidad de aquellos años nefastos para Europa, de mediados del siglo XIV - aunque sin llegar a los extremos de su admirada Connie Willis-. Por el lado negativo comentaré que algunos encuentros y situaciones son de una casualidad un tanto forzada sobre todo en el primer tramo de la historia.

Decía antes que Cosecha negra es, aunque autoconclusiva, una historia que bebe mucho de su predecesserora. Esto también se refleja en la prosa: Esta sigue siendo muy elegante, bien hallada, fluida, parece que la autora tenga la palabra idónea en cada momento, de hecho en muchos momentos el lector se siente hipnotizado, saboreando una lectura más que agradable hasta que no se da cuenta y la finaliza. Pero -siempre hay un pero- es cierto que me esperaba algo más de épica y de situaciones límite. La serenez de la trama de Susana Vallejo no deja lugar para casi ninguna situación extrema - excepto en algunos momentos del final del libro, bajo las catacumbas de Toledo-. Y lo cierto es que la combinación de esta pasividad en las investigaciones de los enigmas relacionados con Porta Coeli, que eran el motor de la anterior entrega, deja una sensación un tanto agridulce y una afirmación contundente: El personaje de la Veridiana se ha comido el libro ella sola. Y no es que esto me parezca mal, pero sí creo que se ha descuidado un poco el trasfondo del misterio de Porta Coeli.

Posiblemente lo reencontramos en la tercera parte - El principio del fin- que como decía estará ambientada en nuestra actualidad. O tal vez a La llave del secreto que sale justo ahora a la venta. Lo que está claro es que Cosecha negra sigue los buenos pasos que inició en La orden de Santa Ceclina, por estilo, por elegancia, y que peca de los mismos males que aquella: La contención, el no dejarse ir, para embestir al lector con una trama que da para más. Por ejemplo en una de las ideas potentes del libro como es saber cómo se llenará el "vacío" de poder del otro mundo, pues sólo la iglesia y los plebeyos están representados es un tema que se toca de pies puntillas y que creo que desgraciadamente no veremos como evoluciona si en el próximo libros nos trasladamos a la actualidad ... claro que esto tal vez significa que la autora puede continuar escribiendo muchas novelas sobre este ciclo de Porta Coeli, ¡Ojalá! De ganas hay muchas para descubrir por donde nos lleva la imaginación de Susana Vallejo.

Eloi Puig

19/04/10

 

Premios:

2010 Premi Ictineu

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: