CF- CIBERPUNK
 
     
 
 
 
 

CUANDO FALLA LA GRAVEDAD
When gravity fails
(1987)

George A. Effinger

Editorial:
Martínez Roca (1989)

Colección:
Gran Super Ficción

Núm:
---

Páginas:
225

Serie:
Trilogia Ciberpunk

Lecturas relacionadas:
Un Fuego en el sol
El beso del exilio


 
     
Cuando falla la gravedad

Que me haya leído este libro es a causa de una circunstancia accidental. Por una parte la Trilogía Ciberpunk escrita por G.A. Effinger no me había atraído nunca especialmente y de hecho no me había planteado comprarla, tanto por el elevado precio de su primer volumen -el que nos ocupa- como por el hecho evidente que estaba descatalogado. Pero por aquellas cosas de la vida lo encontré en un mercado de libros antiguos por 1 €. Y claro, mi afán de coleccionista pudo más que mi sentido común que me decía: "Eloi, aún tienes casi treinta libros en la cola para leer... porque quieres otro"?. En fin, que por este precio, tonto yo si no me lo hubiera agenciado. De todas maneras, soy un admirador de prácticamente todo lo que sacaba Martínez Roca y también obviamente de las cubiertas de Luís Royo. Siempre he encontrado curioso e impactante las cubiertas de chicas escasamente vestidas que no tenían nada a ver con el interior del libro. Resumiendo y para ir al grano... ahora ya tengo la trilogía completa.

Cuando falla la gravedad es una novela ciberpunk. Esta definición no es gratuita. Quizás sí que Neuromante -por cierto que la tengo enterrada literalmente en el fondo de la pila de pendientes- dio el tiro de salida al movimiento del mismo nombre pero novelas como ésta son las que consolidaron y atrajeron en el lector a los universos basados en ésta corriente de los 80. ¿De los 80? Bien, ahora parece que ciertos autores británicos -léase aquí, Richard Morgan- o incluso de españoles como Rodolfo Martínez podrían hacerla resucitar de forma contundente y mejorada.

Effinger nos proporciona los ingredientes clásicos de este subgénero de la ciencia-ficción: Futuro caótico, sociedades desestructuradas, estados y naciones que crecen, que se unen, que se caen, que se separan; implantes informáticos o electrónicos que potencian partes del cuerpo humano; y sobre todo un ambiente cosmopolita y violento. Nos encontramos en el Budayén, los barrios bajos de una ciudad cualquiera del mundo... islámico. Sí, porque si Effinger ha creado algo de original en esta trilogía es que las novelas no están ubicadas en la típica metrópoli occidental, si no en ciudades de mayoría musulmana. Y es curioso cómo el autor compagina la tecnología con la cultura y religión islámica. Es un punto a su favor.

Cuando falla la gravedad mezcla dos géneros muy marcados como son la novela negra y la ciencia-ficción. En realidad el autor nos ha escrito una novela de detectives pero utilizando la tecnología ciberpunk al servicio de ésta. El argumento gira en torno a una serie de misteriosos asesinatos que están haciendo temblar la precaria estabilidad del Budayén. Prostitutas asesinadas, macarras sospechosos, capos mafiosos que esconden información, espías con implantes de personalidad... todo eso y más se puede encontrar en el barrio y Marîd Audran, un superviviente de los barrios bajos que actúa de forma independiente será la persona que involuntariamente se encontrará en medio de todo y el que tendrá que llevar la investigación mientras se preocupa de levantarse cada mañana con la cabeza sobre los hombros.

Audran es el personaje que conduce la novela. El resto son comparsas que actúan en torno a él, algunas para ayudar a mantener la tensión o la intriga, otros como simples decorados con piernas que transmiten la idea de sociedad corrupta, degradada y mantenida viva en parte gracias al progreso tecnológico. Audran es el eje vertebrador por donde el autor nos introduce al ambiente de la ciudad. Y es importante ver que también es la puerta de entrada a los implantes tecnológicos pues él es una de las pocas personas que no se ha querido modificar el cerebro, que no ha caído a la tentación de introducirse mejoras tecnológicas en el cuerpo. Este primer encuentro con ellas es la presentación que nos hace Effinger de su particular mundo ciberpunk.

Como decía, Effinger utiliza los implantes y la tecnología para escribir una novela negra con aires de ciencia-ficción. No sería la primera vez -recordamos las novelas protagonizadas por Elijah Baley y R. Daneel Olivaw - ni la última -Carbono alterado por ejemplo- en que estos dos géneros se unen en una misma obra. El resultado es desigual: por una parte, la novela se lee bien, es entretenida, narrada en primera persona, directa y amena; por otro lado la narración peca de poseer personajes muy estereotipados y poco desarrollados pero el argumento es suficientemente interesante y los elementos tecnológicos que incorpora Effinger lo bastante estimulantes como para que el resultado final sea satisfactorio.

Una obra pues, a caballo entre dos mundos que bebe de fuentes muy clásicas pero que utiliza los elementos de moda de la época para ofrecernos el producto de siempre pero maquillado con tecnología futurista.

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: