CF- DISTOPÍA
 
     
 
 
 
 

EL JINETE DE LA ONDA DEL SHOCK
The shockwaver rider
(1975)

John Brunner

Editorial:
Gigamesh
(2012)


Colección:
Gigamesh Ficción

Núm:
047

Páginas:
323

Otras ediciones:

1985 Ultramar. Ultramar bestseller, 257

1988 Salvat. Novel y ocio, 92

 
     
El jinete de la onda del shock

Una novela que se vende con la cita "El libro de ciencia ficción que dejó de serlo" da motivos para al menos reflexionar. No hay que romperse demasiado la cabeza para atisbar que la cita nos informa que algún autor visionario previó un futuro que finalmente acabó coincidiendo con su obra. Y esto es muy interesante ... y peligroso.

Peligroso por que normalmente los escritores de ciencia ficción tienden a tener mentes maquiavélicas que contemplan futuros distópicos, llenos de desastres y más bien poco deseables. Es normal, las utopías son aburridas y es más fascinante estar en la corriente crítica que en una de conformista. Así pues, estas previsiones normalmente acaban siendo juicios evolucionados de la sociedad del momento o especulaciones sobre hacia dónde tiende esta.

Y sin duda a un hombre como John Brunner se le debe tener en cuenta: Unos cuantos años antes había sorprendido al mundo con su trilogía del desastre, unos libros - independientes entre sí- que avisaban a los futuros habitantes de la Tierra que la sociedad estaba autodestruyéndose, fuera a través de la superpoblación (Todos sobre Zanzíbar), la contaminación (El rebaño ciego) o la carrera armamentística y el racismo (Órbita inestable). Pero parecía que aún no lo había dicho todo ... faltaba un colofón, una guinda que avisara de los tiempos malos que podrían llegar en un entorno ... de total dependencia informática en una red globalizada.

Sí. John Brunner previó la aparición de internet en un momento (1975) donde los ordenadores eran embrionarios, al menos para el gran público. Brunner conjeturó que una red global tendría problemas como los virus o los gusanos informáticos tan habituales hoy en día. Calculó las repercusiones de esta globalización y tomando referentes como el sociólogo AlvinToffler - según sus propias palabras-, escribió lo que sin duda es una de sus mejor obras: una novela sobre la globalización, la deshumanización, la tecnología asequible, el control gubernamental: El jinete de la onda del shock

Brunner era inglés pero tenía claro que debía inscribir su novela en el país donde el capitalismo forma parte intrínseca de la sociedad: EEUU. Aquí también aprovechó la paranoia propia de los estadounidenses sobre la seguridad y sobre la meta desesperada por ser los primeros en todo. El escenario es perfecto pues: un futuro cercano del s. XXI donde EEUU viven conectados, inmersos en la red de redes, la datarred como es bautizada por el autor y donde paradójicamente la libertad de acceso a la información provoca que la sociedad se vaya desmontando, siempre bajo un control invisible, sutil del gobierno.

Nick Haflinger es un superdotado que durante 10 años fue prisionero sin saberlo de una institución gubernamental donde se animaba a los intelectuales que destacaban a devorar cualquier conocimiento que quisieran adquirir ... por el bien del país. Pero Halfinger detecta programas que no son de su agrado y escapa. Su habilidad en las redes le permite cambiar de identidad a placer hasta que un error lo pone bajo la pista del gobierno.

Sea como sea, por las páginas de la novela aparecen todo tipo de nuevas tecnologías (para la época) como la ingeniería genética, las casas ecológicas etc ... que como pinceladas ayudan a formar una imagen donde vamos descubriendo poco a poco como es ese futuro distópico donde la información está supuestamente al alcance de todos pero donde la sociedad ha caído a unos niveles de irracionalidad extremos (torturas psicológicas a los niños, bandas de adolescentes que efectúan violencia gratuita, inestabilidad poblacional, delincuencia ...). Y todo ello con la sensación de que eso mismo nos está pasando a nosotros, que muchos de estos aspectos denunciables son la conclusión del gobierno paranoico del país, de la corrupción política, de la globalización que proporciona la red. Una cita textual que ejemplifica el hecho de que la globalización es un síntoma de deshumanización:

"En una época en que Tenemos más Capacidad de elección que nunca, más movilidad, más información, y más oportunidades de realizarnos, ¿Cómo es que las personas eligen ser identicas? El estilo de vida conectado me da nauseas"

En el fondo pues, Brunner nos está hablando de la deshumanización del planeta. Sólo en lugares donde la comunidad ha podido autogestionarse al margen del gobierno, han nacido pequeñas sociedades utópicas.

El autor critica que el pueblo no se le diga la verdad, que los políticos conservadores hagan y deshagan - el libro tiene una lectura implícita contra los partidos de derechas- y sea la población quien reciba el golpe. ¿Os suena? Que la red en vez de ser una herramienta para lograr más libertad sea, paradójicamente, una herramienta de control; que en definitiva más información, lleve a más paranoia, a más datos manipulados:

 "¿Acaso se ha creado el mayor sistema de transmisiones de datos de la historia para ofrecía a la Humanidad una nueva fuente de paranoia?"

La novela se desarrolla en dos tiempos: El presente donde Haflinger es interrogado - consciente o inconscientemente- y el pasado donde se descubren los últimos meses de su vida y también su aprendizaje en Tarnover, el campo de trabajo institucionalizado donde estuvo recluido 10 años. Ambos escenarios -la sala de interrogatorios o su pasado- están descritos de forma amena, en capítulos cortos y a menudo esquemáticos, con buen ritmo pero también de forma un tanto densa. No se trata pues de una lectura apta para cualquier persona. El lector interesado en unir teorías donde la sociología y las tecnologías se fusionan, lo pasará francamente bien. El que busque un thriller tópico, quedará desencantado.

Descubrí a Brunner con una obra suya menor: Jugadoras del juego de la gente y también he leído El rebaño ciego, una gran crítica predictiva a la polución actual. Pero definitivamente me quito el sombrero ante la capacidad de pronosticar temas tan abstractos como la deshumanización en la red que podemos encontrar en El jinete de la onda del shock. Felicitar pues a la editorial Gigamesh por la recuperación de este clásico - hasta ahora increíblemente descatalogado-, por la nueva traducción y para volver un poco a los orígenes de la colección: Ofrecer novedades y clásicos de calidad ejemplar.

Eloi Puig, 05/12/12

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: