FANTASÍA- CF
 
     
 
 
 
 

ALIF EL INVISIBLE
Alif the Unsee
(2012)

G. Willow Wilson

Editorial:
Random House Mondadori
(2013)


Colección:
Fantascy

Núm:
---

Páginas:
429


 
     
Alif el invisible

Nuestro pequeño gran mundo de la literatura fantástica no sería el mismo si de vez en cuando no nos llegaran obras como Alif el invisible: novelas que quieren romper un poco los moldes, que intentan sobresalir de los cánones habituales, destacar por méritos propios dentro de un género, el fantástico, que a menudo sufre permisividad hacia las novedades, que padece de un estancamiento de nuevas ideas, nuevas visione ... que en el fondo son las que lo han hecho grande.

Si además, esta obra, está ambientada en la actualidad, en un lugar poco habitual como es una ciudad indeterminada de los Emiratos Árabes Unidos, y donde además, ofrece una mezcla eficaz de fantasía y ciencia ficción y por tanto de un sentido de la maravilla que te hace cosquillas en dedos mientras pasas páginas, nos topamos con una de las mejores apuestas del año que el sello Fantascy ha sabido capturar.

Creo que desde la Trilogía Ciberpunk escrita por G. A. Effinger que no leía una novela de género ambientada en el mundo árabe. Alif el invisible sigue las desventuras de un joven hacker, de seudónimo Alif , hijo de dos culturas, marginado por su clase y ignorado por su padre. Un personaje creíble que se refugia en la tecnología pero que no es ningún héroe pues desea cosas mundanas tales como dinero mientras se pelea entre los asuntos comunes como el amor no correspondido de una chica de alta sociedad y los ordenadores y redes de internet en un momento donde la censura del país es extrema. Una época donde el contraespionaje del gobierno intenta frenar las revueltas que está provocando la primavera árabe en el mundo musulmán. La autora nos retrata magníficamente las tradiciones, religiones y etnias que pueblan este rincón del mundo. El mismo Alif es medio indio y árabe, bastante habitual en los Emiratos debido a la inmigración que recibe del índico. Y estos pequeños elementos hacen aún más atractiva la novela.

La autora, G. Willow Wilson conoce perfectamente el estado actual de las necesidades de libertad del mundo árabe; vive en El Cairo, es periodista y ha sabido plasmar su experiencia con una historia que combina este momento actual de divergencia entre el pueblo y el poder con una historia fantástica totalmente deudora de la mitología árabe que todos conocemos a través de libros como Las mil y una noches, en especial sobre sus espíritus tradicionales: los djinns.

Sí, a priori, parece que no se puedan unir términos tanto antagónicos como espíritus casi inmortales o libros perdidos llenos de secretos con ordenadores cuánticos, pero Willow lo consigue, y de forma meritoria: la novela tiene un ritmo trepidante, un sutil sentido del humor y unas premisas iniciales que nos atraen de forma casi inmediata. Probablemente junto con Bioko, de Marc Pastor, esta sea la novela que he leído de forma más convulsiva este año. No sólo por la trama argumental, si no por el placer de disfrutar de sus personajes entre los que destaco especialmente los secundarios como Vrikam o el Sheik de la mezquita. Unos personajes que aportan el toque de humor pero también la profundidad necesaria para que esta mezcla de fe y tecnología resulte creíble. El punto álgido de la novela - en el interior de la mezquita de Al Basheera- es cuando convergen perfectamente los tres elementos que componen la base de la novela: la ciencia ficción, la fantasía y la mitología y que hasta este momento (algo más de la mitad del libro) han mantenido un equilibrio delicioso.

Si hemos de poner un pero, éste sería que a partir de ahí la novela baja un poco el ritmo y sobre todo que los capítulos finales se notan un poco precipitados. Parece que la autora haya querido juntar demasiados conceptos, demasiados personajes en una sola habitación, de modo que se rompe el ritmo que hasta entonces había habido para integrar demasiadas cosas y provocar un final algo cinematográfico.

Quizás por este motivo no se ha ganado la excelencia, pero en cualquier caso sigue siendo una novela más que notable que no dejará indiferente a nadie. Por cierto que hace pocos días ha ganado el premio World fantasy 2013, que se otorga a la mejor novela fantástica .

No os la perdáis, quienes busquéis nuevas visiones de cómo integrar la ciencia ficción y la fantasía .

Eloi Puig, 11/10/13

 

Premios:

2013 Word fantasy

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: