Yo soy tu padre
ENSAYO- HUMOR
 

¡YO SOY TU PADRE!
(2014)

Jorge Vesterra

Editorial:
Timun mas
(2014)


Colección:
---

Núm:
---

Páginas:
158

 
 
¡Yo soy tu padre!

Me acabé de leer Yo soy tu padre el pasado domingo 25 de mayo. Fue casualidad que coincidiera con el día mundial del Orgullo friki. Es un buen día para finalizar una lectura agradable sobre nuestra condición de personas que les gusta reafirmarnos como diferentes en muchos aspectos culturales de la moderna sociedad en la que vivimos. Traducido: Freaks o frikis, o incluso frikis (con "q"). El título de este ensayo humorístico no podría ser más explícito: por un lado hace referencia a la probablemente frase más célebre de la historia del cine, y por otro constata el objetivo del presente volumen: Avisar a nuestros descendientes de quienes somos en realidad, padres abnegados, inmersos en la cultura friki que harán todo lo posible para que sus hijos les sigan los pasos (y así, un día dominar el mundo, como es obvio).

Era inevitable que en un momento dado la gente culturalmente dispersa - como dicen apropiadamente algunos-, las personas con inquietudes ligadas a la cultura popular que ha crecido bajo la sombra de los juegos de rol, las novelas de fantasía y CF, los cómics, las series de televisión; o sea los autodenominados freaks o frikis, un día quisieran transmitir a su descendencia todos aquellos conocimientos obtenidos, todas aquellas horas de diversión, todas aquellas tertulias, debates apasionados, argumentos absurdos alrededor de una hoja de personaje, o de un guionista inepto, o de una saga literaria, porque en el fondo saben que ser friki significa ser culto, tener la mente abierta a nuevas posibilidades  a ser creativo y a divertirse aprendiendo de muchos campos a la vez.

Ciertamente de gente estrafalaria que leía ciencia ficción o cómics siempre ha habido. Pero creo que eran lobos solitarios, sin demasiada posibilidad de intercambiar conocimientos excepto en encuentros puntuales. Pero nuestra generación ha crecido diferente. Porque señores, los que tenemos una cierta edad, alrededor de los cuarenta, tenemos el orgullo de ser la primera generación friki de la historia  o al menos la primera que se vanagloria de serlo. Ahora es el momento donde el friki de toda la vida, aquel que hasta hace pocos días masacraba orcos, soñaba con las fundaciones de Asimov o se dibujaba mapas imposibles de videojuegos como el Pentagram o Head over Heels ... se ha casado, y no sólo eso... ha tenido uno o dos críos. Como dice Jorge Vesterra al comienzo del ensayo, Increíble pero cierto. Y ahora se da cuenta que necesita pasar su legado a sus descendientes, o al menos probarlo que no cuesta nada y siempre es divertido .

Jorge Vesterra - seudónimo - es uno de los autores que de forma amena y divertida nos da consejos de cómo hacer que nuestra familia sea asimilada por el fantabuloso mundo del frikismo. El libro nos cuenta anécdotas, ideas, consejos de cómo promover que nuestros hijos (y nuestra señora) les guste leer, mirar series, devorar cómics etc... está tratado obviamente desde el punto de vista del ensayo humorístico y de la exageración pero realmente cuando lees muchos de los capítulos, te sientes identificado y por tanto esbozas una sonrisa o te ríes directamente de la recomendación del autor.

Me ha hecho especialmente gracia los tests sobre el nivel de frikismo tanto de nosotros como de nuestra pareja y nuestros hijos en varios momentos de la infancia. Por el contrario, echo de menos muchas referencias a los juegos de rol (aquí sí que harán falta consejos para animar a nuestros hijos a sentarse ante una hoja de personaje solitario e insípido cuando pueden jugar con la tablet). El rol es el alma de todos colectivo friki: El rol aglutina sensibilidades diversas provenientes de la literatura, la televisión, el cómic y además se convierte en un catalizador para formar y desarrollar amistades como nunca se ha visto antes. Echo de menos más referencias en este volumen...

Naturalmente, el friki ideal es hombre, que ronda los cuarenta y que ha tenido varias experiencias frikis en la vida. Desde los juegos de rol, a las lecturas de ciencia ficción, videojuegos etc... Y buena parte del libro intenta darnos consejos para mediar entre la mujer y el nivel de frikismo que queramos inculcar a los niños... ¿Pero que pasa cuando nuestra pareja es tanto o más friki que nosotros? ¿Qué hacer cuando alguien a quien llaman Godzilleta se vierte a leer más cómics que uno mismo? ¿O que se entretiene en buscar por internet videos de cómo hacer pulseras de gomas de nivel 10? ¿O cuando devora con la mitad de tiempo que tú la saga de Canción de Hielo y fuego? ¿Eh? ¿Eh? El libro no te explica cómo tratar a una mujer friki, como atenuar, cómo impedir que compre compulsivamente libros del Terry Pratchett ¡O como impedir que gane siempre al Catán!

Fuera coñas, Jorge Vesterra, consigue divertirnos y además nos da consejos prácticos (desde cocina a qué juegos de mesa son los más recomendables para nuestros vástagos) para provocar que la familia se mantenga unida bajo la sombra del frikismo. Porque sí, es cierto: Como padre me gustaría que mis hijos disfruten tanto como yo jugando a rol o disfrutando de la lectura, o soñando con futuros utópicos y llenos de aventura. Nadie sabrá por donde saldrán ni si querrán seguir tus pasos, pero al menos intentaremos inculcarles la base de cualquier movida friki: Amistad, diversión y lectura. Que no es poco.

Yo soy tu padre, cómo quitar a tus hijos al lado oscuro es una primera propuesta divertida con algunos muy buenos consejos (serios) sobre cómo educar a los niños. Un reto, sin duda. Sólo que la mitad de las recomendaciones del libro se pudieran llevar a cabo, ya estaría contento.

Un ensayo ideal para padres (y madres) que quieran transmitir a sus hijos no sólo los valores universales, sino también aquellos con los que hemos creído desde que somos adolescentes.

¡Que la Fuerza nos acompañe!

Eloi Puig , 31/05/14

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en :