El sueño del otro
FANTASÍA
 
     
 
 
 
 

EL SUEÑO DEL OTRO
(2013)

Juan Jacinto Muñoz Rengel

Editorial:
Plaza & Janés
(2013)


Colección:
---

Núm:
---

Páginas:
299


 
     
El sueño del otro

Si nos dicen que Xavier Arteaga es un profesor de instituto que sueña cada día que es otra persona, concretamente el presentador de televisión André Bodoc, y que este sueña también día tras día que es Xavier Arteaga ... y que por tanto ambos forman un bucle continuo donde las realidades se funden y los periodos de vigilia de un son la vida del otro ... podríamos afirmar bastante convencidos de que sería una trama propia de un autor como Phillip K. Dick. Pero no es así: El sueño del Otro es la segunda obra de un autor español, Juan Jacinto Muñoz Rengel, un autor que ya se dio a conocer con su ópera prima, El asesino hipocondríaco - que no he tenido el gusto de leer todavía- y que sí, nos sugiere una fantasía dickiana en toda regla donde la realidad, una vez más es la protagonista.

El libro está estructurado de forma que cada capítulo nos muestra el día a día de uno de los personajes protagonistas, sea Xavier Arteaga o André Bodoc, pues cuando uno está despierto el otro sueña la vida del segundo y viceversa. Ambos saben de la existencia del otro pero se toman este hecho de forma diferente: Arteaga es un profesor tirando a tímido, con problemas constantes y con un padre en el hospital, se empeña en encontrar a Bodoc en su realidad, en descubrir dónde vive para intentar encontrar una solución a su problema de los sueños. La suya es una búsqueda que le llevará a plantearse no sólo si él es real o no, si no también a filosofar sobre los misterios de la vida y la muerte. En cambio Bodoc lo toma de forma diferente. El periodista es inteligente, confiado, con gran experiencia con las mujeres y camina por la vida con cierta prepotencia. Bodoc quiere también descubrir la causa de estos pesadillas pero se encamina más a confiar en la ciencia. Visita médicos y expertos (algunas conversaciones entre su neurólogo y él provocan algunos planteamientos interesantísimos, especulaciones propias de novelas de pura ciencia ficción), necesita encontrar una solución precisa, lógica, palpable a lo que le está pasando.

Los universos del profesor y del periodista irán confluyendo poco a poco, contaminandose mutuamente de forma sutil, casi sin que se den cuenta de lo que pasa a su alrededor. Y sus carácteres y personalidades también sufrirán cambios, al principio insignificantes, más tarde sobrecogedores. Los universos y los recuerdos se borran poco a poco y en cada página del libro, tanto Arteaga como Bodoc, se cuestionan su realidad. Quién es real y quién no? La exploración del propio universo con los sentidos no es seguro sobre si la propia realidad es la buena. Además, el mundo está cambiando en cada universo, las crisis económicas, naturales, sociales ... parecen querer avisar a los protagonistas que todo se acaba, que la existencia no tiene sentido.

La trama puede parecer a priori compleja, pero el autor tiene mano izquierda para hacerla rodar con buen ritmo y sobre todo con buena prosa. Algunos tramos están llenos de una fuerza abrumadora como es el caso de parte del capítulo 19 con los pensamientos de Artega fluyendo mientras oberva por la ventanilla de un tren. Por si fuera poco, el autor nos presenta dudas sobre la realidad en dos capas distintas. La primera es la que da paso a la trama principal: El juego de universos (que no sabemos si son contemporáneos o no) entre el profesor y el periodista. La segunda es un juego que inventa André Bodoc, tergiversando una información ficticia en su mundo que provoca una escalada de pánico y destrucción en todo el planeta. El autor también nos quiere hacer dudar de nuestra realidad, aquella que seguimos a través de los medios de comunicación y que creemos a pies juntillas sin cuestionarla, sin investigar las fuentes. Un doble juego intenso y con más preguntas que respuestas.

El final, como no podía se de otra manera está lleno de posibles especulaciones por parte del lector. Este es uno de esos libros ideales para clubes de lectura, para charlas y encuentros entre aficionados. Cada uno verá una solución, un posible desenlace, un detalle que se escapa a la visión del otro. Cada uno creará su propio universo con las imágenes que proporciona el libro a nuestro subconsciente. Quizás no existe una sola puerta de salida para explicar el final del libro, quizás cada uno de nosotros encontrará una secreta y se pensará que es la correcta ... y quizás lo sea.

Eloi Puig, 21/02/13

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: