La piel fría
TERROR FANTÁSTICO
 
     
 
 
 
 

LA PELL FREDA

(2002)

Albert Sánchez Piñol

Editorial:
La Campana (2004)

Colección:
Tocs de Ficció

Núm:
28

Páginas:
3017

Otras ediciones:

2003 Edhasa
2004 Círculo de Lectores

 
     
La piel fría

A menudo me viene una pregunta a la cabeza, de aquellas que sabes la respuesta pero aún no entiendes porqué pasa. ¿Porqué una libro de Terror sobrenatural (y por lo tanto fantástico) está más valorado y aceptado por el gran público que un libro de fantasía épica, heroica o histórica? ¿Quizás porqué la mayoría cree que el terror no es cosa para niños y por lo tanto es apto por los adultos? ¿Quizás porqué la fantasía a palo seco se compara con literatura infantil/Juvenil y el terror no?

Toda esta disertación la hago porque me acabo de leer la decimocuarta (¡¡decimocuarta!!) edición en dos años de un libro fantástico escrito en catalán (¡¡en catalán!!) y que es aceptado por el gran público de forma casi unánime. Y porque no podrían aceptar el resto de novelas no camufladas como mainstream? Seguro que se llevarían más de una sorpresa…

Pero vamos al grano: La Piel fría es una novela espléndida, una obra que refleja muchísimos sentimientos en pocas páginas, narrados con mucha destreza y con un argumento sólido que nos obliga a seguir leyendo: Un autoexiliado irlandés acepta manejar los aparatos meteorológicos de un remota isla ubicada al sur del Atlántico dónde vivirá aislado del mundo durante un año. Allí pero las sorpresas no tardan a aparecer: Cada noche una serie de monstruos lo asedian junto con su compañero de infortunios. Cada noche y cada día, el protagonista irá aprendiendo en su propia piel lo que significa el odio, el miedo, el amor, la incertidumbre, la soledad y sobre todo la locura.

Albert Sánchez realiza un ensayo sobre todos estos sentimientos, particularmente sobre la soledad y la locura. La prosa es rica y sencilla, nos introduce mediante la primera persona en los pensamientos de nuestro amigo irlandés (que no recibe ningún nombre en todo el libro) y nos muestra como la mente humana puede sucumbir y alzarse de nuevo ante las adversidades, para volver a caer y volver a alzarse en un ciclo sin fin.

Es una obra que no está lejos de clásicos como Solaris o Soy Leyenda o de cualquier novela de Lovecraft. Tampoco se escapa de la comparación con Ensayo sobre la ceguera. Todas ellas, obras espléndidas que comparten un parte de sus reflexiones con La Piel fría. Una novela dónde los sentimientos se confunden y se replantean constantemente y dónde no hay lugar para la relajación. Y en este sentido, la obra de Sánchez Piñol es una joya: Nos tiene absorbidos en su lectura, una lectura que prácticamente no puedes dejar hasta que la has finalizado.

 

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: