La investigación
CF- REFLEXIÓN
 
     
 
 
 
 

LA INVESTIGACIÓN
Sledztwo
(1959)

Stanislaw Lem

Editorial:
Suma de letras (2000)

Colección:
Punto de lectura

Núm:
70

Páginas:
310

Otras ediciones:

1986 Bruguera, Libro amigo, 1502

1979, 1980 Bruguera, Libro Amigo, 649

1977, Bruguera, Novela de ciencia Ficción, 13


 
     
La investigación

¿Como se puede resolver un misterio insolucionable? Esta es la premisa en la que se basa Lem para introducirnos en uno de sus campos preferidos: El darnos cuenta de las limitaciones que tiene la humanidad en cuanto a los fenómenos del universo.

En algunos cementerios y salas funerarias de los alrededores de Londres se están descubriendo cadáveres movidos, e incluso algunos parecen que se han desplazado por su propio pie, como si se tratase de una resurrección… un misterio.

La investigación que se realiza se canaliza a través del protagonista: Un detective de Scotland Yard que debe de encargarse de buscar una explicación racional al fenómeno. Y aquí es donde Lem nos hace trabajar la cabeza (aunque intuyo que expresamente) ambientando la investigación de forma oscura, confusa, sin que el detective avance en sus conclusiones y sin que sepa en ningún momento qué esta pasando realmente; a veces, incluso describiéndonos situaciones que no tienen nada que ver con la trama central de la novela.

Por qué de eso se trata, del enfrentamiento, por un lado entre lo real, lo que es seguro, lo palpable, las pistas, el causa-efecto y por otro lado, el milagro, lo absurdo, lo inexplicable… este tipo de lucha entre la llamada causa-efecto que busca todo buen policía y el hecho inexplicable, al menos con las leyes físicas que conocemos actualmente, es el verdadero trasfondo de la novela.

Pero Lem se por las ramas, la historia es confusa, no tiene cuerpo, es una complicada divagación por la mente del investigador que se esfuerza para hallar una explicación a lo inexplicable. Las teorías de física cuántica tampoco están expresadas de la forma más adecuada para que el lector se pueda sumergir en la historia: Una vez más, una buena idea que se queda en poco más que eso.

No me ha gustado el trato de paranoia metafísica que ha dado Lem a su novela, solo con un poco más de sensibilidad para que su lector para que este entienda exactamente qué pretende decirnos el autor, hubiera sido suficiente. Pero claro, esta también es la gracia de un autor que escribe obras maestras como Solaris i que aborda continuamente los temas comentados anteriormente: El miedo a lo desconocido, a la incomprensión, a todo aquello que se escapa y se escapará a nuestro entendimiento simplemente porqué no somos capaces de alcanzarlo.

Pero también encontramos esos pequeños momentos de calidad literaria por parte del autor: El de la ambigüedad, el del misterio, la divergencia entre el milagro y el hecho consumado, entre la explicación científica y la puramente fantástica y la resolución del caso (si se le puede decir así) con una conclusión que se puede interpretar por las dos vertientes.

 

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: