La isla del tesoro
AVENTURAS
 

L'ILLA DEL TRESOR
The treasure island
(1883)

Robert L. Stevenson

Editorial:
Pòrtic (1989)

Colección:
Club de butxaca

Núm:
69

Páginas:
246

Otras ediciones:

CATALÁN:
2001, Barcanova, Antaviana Jove, 29

2001, Quaderns crema, Biblioteca mínima, 112

1999, Edebé, Nòmades del temps, 1

1999 La Galera, El corsari, 31

1997 Vicens-Vives, Aula de lletres, 15

1997, Vicens-Vives, Aula literària, 18

1994, Columna, Proa Jove, 67

1994, Bromera, A la lluna de València, 34

1991, Barcanova, Els argonautes, 4

1985, Joventut, Col.lecció Juvenil Novel.les

1984, Bruguera, Els llibres del mirador, 12

ESPAÑOL. Hasta 348 ediciones

 
 
La isla del tesoro

Con esta reseña empiezo la sección dedicada a las novelas de aventures clásicas, algunas más de cariz juvenil y otras no tanto, que quedan fuera del fantástico.

La isla del tesoro es una de aquellas novelas que se me escapó de leer de más joven. No por falta de ganas, si no simplemente porque las numerosas adaptaciones cinematográficas ya me mostraron el argumento y los personajes imaginados por Stevenson.

Hablar de esta obra es hablar del paradigma de las novelas de piratas del caribe. Ésta es sin duda la más conocida, la más universal. Otros autores también abordaron, como Salgari con la saga de El Corsario Negro, este mundo de aventuras que proporcionaban las hazañas de estos "soldados de fortuna" del Caribe pero quizás ésta es la más representativa de todas. Otro ejemplo más contemporáneo y ya dentro del fantástico lo podríamos encontrar en En costas extrañas, de Tim Powers.

Esta vez, Stevenson nos lleva a la Inglaterra del siglo XVII. Allí, a un chico que trabaja en una posada al lado del mar le llega a las manos el mapa del tesoro de una famoso pirata. ¡Ojo aquí! Porqué hablamos del Mapa con mayúsculas, el típico mapa donde las cruces marcan el tesoro, donde la isla tiene un nombre tan pintoresco y enigmático como "Isla del esqueleto", o sea, el estereotipo ideal para ir en busca de un tesoro fabuloso. Jim (el chico de la posada) será acompanyado por un caballero, un médico y una tripulación dudosa a la búsqueda del famoso tesoro.

Stevenson siembra las bases para crear la novela de piratas por excelencia: Mapa del tesoro, isla exótica, piratas sanguinarios, mucho ron, viajes en barco, aventuras en la selva, y lo hace además con maestría, narrándonos en primera persona las aventuras de Jim y perfeccionando un argumento sencillo pero más que válido para una obra juvenil. Pero el caso es que si esta novela destaca es también por la construcción de sus personajes. El carisma de John Silver es incuestionable (también resulta curioso que el personaje más bien definido sea uno que tiene motivaciones algo dudosas). El resto son personajes rígidos y estereotipados pero efectivos: Jim, el muchacho que realiza un viaje iniciático que lo hará convertirse en hombre; el Doctor y el capitán de la goleta "Hispaniola" que representan y promueven el ensalzamiento del patriotismo inglés, la educación, el honor y los valores cristianos (que resultan algo pedantes pero que supongo que en esa época estaban más al día) mientras que los piratas son un conjunto de bribones y malhechores dignos de la mejor novela de aventuras. Pero eso no es un problema ya que tenemos a John Silver que con su ambigüedad da tanto juego como para arrinconar a los otros personajes.

El ritmo de la novela es vivo pero faltan algunas sorpresas pues el autor se apremia en desvelarnos algunos misterios y juega con el hecho de que el lector conoce lo que pasa mientras que el personaje no.

En todo caso, una obra más que recomendada que sembró en la imaginación de autores y lectores posteriores la semilla de la aventura de piratas, de tesoros fabulosos y de paisajes exóticos. Un clásico, como no.

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en :