Frankenstein
TERROR/ CF
 
     
 
 
 
 

FRANKENSTEIN
Frankenstein or the modern prometeus
(1818)

Mary W. Shelley

Editorial:
La Magrana (2000)

Colección:
Les ales esteses

:
94

Páginas:
203


Otras ediciones:

CATALáN
2002 Edebé. Els nòmades del temps, 11

2001 Barcanova. Antaviana Jove, 30

1992 Barcanova. Els argonautes, 18

CASTELLANO (Últimas ediciones):

2004 EL País. Aventuras, 14

2001, 2004. Suma de letras, Punto de lectura, 109

2004 Planeta De Agostini

2002 Rueda J.M. Novelas de suspense y terror

2002 Edebé, Nómadas del tiempo, 11

VASCO:
1997, 2001, 2006 Elkar. Irakurmendi, 40

2004 Mensajero. Noski Saila, 11

2001 Hiria, Novela

BABLE:
2002 Ámbitu. les noticies, 24

 
     
Frankenstein

El problema de algunas obras clásicas es que las has visto tantas veces en adaptaciones cinematográficas o en otro medios que pierdes el interés en el origen, en la raíz. En este caso, la novela que Mary W. Shelley escribió hace casi doscientos años es un claro ejemplo.

Dicen que todo empezó en una noche de tormenta en una cabaña alpina, en Suiza, donde un grupo de amigos se resguardaban del frío y la lluvia. Este grupo de personas no eran unos cualquiera: había por ejemplo Lord Byron, su amigo Percy Shelley y la esposa de este, Mary W. Shelley. Alguien propuso que cada uno podría crear una historia de fantasmas por pasar el rato, a ver quien la hacía más terrorífica. Parece que la apuesta no prosperó una vez el buen tiempo volvió pero la señora Shelley se lo cogió al pie de la letra y escribió una novela titulada Frankenstesin o el moderno Prometeo.

Un clásico, sin duda, y más si nos miramos la fecha de publicación orginal: 1818. Qué se debe decir de un clásico? Cómo un texto, una novela se puede convertir en un clásico? Por sus características literarias? Por aclamación popular? Con la ayuda de otros medios, cono el cine? (la caracterización que le hizo la Universal lo acompañó siempre, mirad sino la portada) Por su antigüedad? Son preguntas retóricas, ya lo se. La respuesta no es fácil. Además, Shelley quiso escribir una novela de terror y podríamos afirmar que le salió una de las primeras novelas de ciencia ficción de la historia.

Que Mary W. Shelley fuera una mujer tiene una vital importancia: No era muy bien visto a la época que una mujer respetable escribiera historias que atentaban contra la moral del pueblo y contra la misma iglesia cristiana. El libro fue publicado al 1818 pero ella misma realizó una revisión el 1831, más matizada para dejar su nombre en más buena consideración. La edición que he leído yo es la de 1818 -por suerte-.

En todo caso, hoy en día, Frankenstein es un mito. Sea como sea, a través del medio que sea, quien más quien menos conoce el monstruo de... ¿Frankenstein? Uno de los hechos más curiosos de este mito es que la mayor parte de la gente confunde el nombre del doctor, del creador, con el monstruo. Porque Frankenstein es el apellido del Prometeo que da lugar al título de la obra de Shelley, del científico que abandonando sus creencias religioses y éticas se deja guiar por la ciencia por crear vida de la muerte, por jugar a ser Dios. Este, quizás es el tema principal de la novela: La capacidad del hombre para hacer el papel de creador, de Dios, tal como lo hizo Prometeo en la mitología griega otorgando al hombre el fuego, la vida... y siendo castigado por los Dioses por su osadía.

Shelley imita a Prometeo a su manera, Frankenstein crea un monstruo y lo hace por la vía de métodos científicos (que la buena de Shelley no se atreve ni a explicar). Pero este punto, creo que es primordial porqué en mayor o menor medida especula sobre como la ciencia puede lograr nuevos hitos y por lo tanto realizando literatura de ciencia ficción, aun cuando lo más seguro es que la autora sólo pretendiera asustar un poco a sus lectores. La cuestión es que el creador abandona el monstruo a su suerte y este aprende a espabilarse por su cuenta y a tener conciencia de si mismo.

La autora tiene una prosa fluida pero se abandona demasiado en una historia de virtudes y gestos muy honorables (me atrevo a decir que influenciada por los poetas románticos de su entorno, su mismo marido por ejemplo). Así, la historia avanza como una tragedia griega, con continuos arrepentimientos, quejas ante del destino y otras formas literarias que retardan la narración, por otra parte más que buena. La autora tiene una idea original pero la explota de forma desigual, intercalando pasajes que no aportan casi nada a la obra (el viaje del protagonista a Escocia, por ejemplo) con otros de magníficos (las conversaciones entre Frankenstein y su creación). Pero los dilemas éticos y morales y las depresiones mentales de nuestro científico pueden resultar repetitivas. Debemos tener claro, pero, la época en que fue escrita y el estilo de entonces. Otra cosa que me ha llamado la atención es la poca descripción física que se hace del monstruo... puesto que básicamente es "robusto", "ágil" y "muy feo". Creo que aquí, Shelley pecó de conservadora y no se quiso mojar demasiado en describirnos sus malformaciones. En cambio, la visualiación de los paisajes de Suiza, Francia o Escocia es muy detallada. Otro de los contrastes curiosos.

Pero dejando a un lado estas diferencias y la prosa virtuosa de la novelista -sólo hace falta ver como habla el monstruo-, Shelley pasará a la historia como una mujer que quiso escribir una historia de terror sobrenatural y le salió una novela que atenta contra muchos de los valores de la época pero que todavía hoy -y aquí está su grandeza- nos hace pensar a todos sobre la vida y la muerte, sobre la gentileza y la ira, sobre el poder de crear de la nada y dar forma a aquello que es inerte... seguramente un preludio de las novelas sobre inteligencia artificial.

Así pues qué es Frankenstein? Pues, una idea, un drama metafísico, un referente filosófico sobre la vida, una oportunidad de meditar sobre la ciencia y la ética, una novela amable de terror, la primera novela de Ciencia ficción...un clásico.

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: