Ring Shout (Càntic Ritual)
FANTASÍA HISTÓRICA/ TERROR CÓSMICO
 
     
 
 
 
 

RING SHOUT
(CÀNTIC RITUAL)

Ring Shout
(2020)

P. Djèlí Clark

Editorial:
Mai Més LLibres
(2021)


Colección:
Nüwa

Núm:
07

Páginas:
160

Traductor:
Martí Sales

Otras ediciones:

Castellano:
No existe edición en castellano

 
     
Ring Shout (Càntic ritual)

La colección Nüwa de la editorial Mai Més Llibres es la que quizás me despierta más interés por un hecho que hay que reivindicar: Apuesta por las novelas actuales, contemporáneas, que ganan premios, que marcan tendencia, que son el motor del presente de la ciencia ficción y la fantasía. Parece que los editores se lo han tomado muy en serio porque la traducción al catalán es la primera que se realiza desde la novela original. Traducción a manos de Martí Sales que se consolida día a día como uno de los mejores traductores de género en nuestro país. En Mai Més Llibres ya tenían comprados los derechos antes de que la obra de P. Djeli Clark saliera a la luz en inglés el pasado noviembre, la cual, por cierto, ya ha sido nominada al premio Nebula. Otra evidencia de que el extraordinario olfato editorial merece un monumento, porqué además, creo que lo han clavado trayéndonos una obra ligera, fresca, dinámica, corta pero con un trasfondo aterrador. Estamos hablando de Ring Shout (Càntic ritual)

En 1915 se estrenaba en los cines de EE.UU. El nacimiento de una nación, película dirigida por D. W Griffith, que resultó un éxito de taquilla inmenso. Considerada como uno de los primeros largometrajes de la historia del cine mudo, fue un revulsivo para una parte de la sociedad estadounidense pues alcanzó cuotas de patriotismo inesperadas, pero también se convirtió en una mala influencia: Despertó —por segunda vez desde el fin de la guerra de Secessión— el Ku Kluk Klan.

Todo esto son hechos históricos, verídicos. Lo que no se explica en las crónicas es que los actos del Klan, el discurso xenófobo, racista pero esencialmente cargado de odio que profesaban, venían instigados por un conjuro que se realizó en Stone Mountain (Georgia) a raíz de la proyección de la película y que permitió la entrada de monstruos interdimensionales a nuestra realidad.

P Djeli Clark es un autor fantástico que nos lleva una trama de fantasía histórica aliñada con profusión de terror cósmico. Una aventura que consigue con creces atar los hechos reales con la especulación fantástica desde una perspectiva que persigue tanto la acción tras unas ideas muy arraigadas en el sureste del país como la reflexión en torno al racismo que ha sufrido (y sufre) un país supuestamente avanzado como es EEUU.

Maryse Boudeaux es la protagonista de esta locura fantástica que es Ring Shout. Ella es quien nos narra los hechos en primera persona y es a través de sus ojos que acaban encajando en la aventura. Maryse está estrechamente apoyada por sus amigas: Chef, antigua miembro del cuerpo de los hellfighters de Nueva York que lucharon en la Primera Guerra Mundial, experta en bombas y demoliciones; y Sadie, la más jovencita, una tiradora nata y que sueña con las historias que le cuentan de una África lejana y mitificada, anhelando una libertad y una grandeza perdidas al otro lado del Atlántico. Ellas son las protagonistas femeninas de esta historia y hace tiempo que luchan contra los Kuklux, monstruos invisibles para la mayoría de ojos que habitan los cuerpos de muchos de los miembros del Ku Klux Klan. Las tres se ha transformado en guerreras que intentan destruir estos seres, con la ayuda de buena parte de la comunidad negra de Macon, una pequeña ciudad del estado de Georgia. Maryse, además, posee una espada mágica cargada con la rabia de los esclavos que han sufrido maltrato y muerte. Es la portadora de cánticos y voces de miles de almas que claman venganza. Una metáfora si lo preferís, de la represión racista y denigrante contra los negros, incluso años después de la abolición de la esclavitud. Pero una metáfora cargada de épica a la que sólo le he echado de menos más páginas.

El autor nos introduce en la trama argumental cuando ésta ya hace tiempo que ha comenzado, por lo que se ahorra preámbulos y explicaciones que va introduciendo inteligentemente a medida que se desarrolla la historia. De hecho, la acción transcurre en 1922, cuando el Ku Klux Klan ya se ha re-instaurado y actúa impunemente por todo el sur de EEUU, justo después de la famosa masacre racista de Tulsa (podéis ver una buena representación en uno de los episodios de la reciente serie Watchmen), y cuando parece que el Klan, esta organización secreta supremacista blanca está a punto de hacer el golpe definitivo. Las pistas cada vez apuntan más hacia una nueva proyección de la fatídica película en la mítica Stone Mountain, lugar emblemático donde el Klan realizó actos intimidatorios (como la quema de cruces) durante décadas. Y nuestras heroínas deberán buscar toda ayuda posible para impedir que el país caiga en manos del odio que emana de este Ku Klux Klan renacido.

A Maryse, Chef y Sadie se unirán otros personajes secundarios como por ejemplo la Nana Jean, la matriarca que practica su propia magia ancestral, una descendiente de esclavos que habla gullah, una lengua criolla utilizada por varias generaciones de negros en las carolinas y Georgia. Ella será el puente entre el misticismo heredado de las culturas africanas y la realidad del s. XX de los estados sureños. Observaremos como los años veinte impregnan también la novela con los locales de música —por negros— pero sobre todo descubriremos la mitología propia que se desarrolló a través de los esclavos y sus procedencias. Y uno de los puntos fuertes de este folclore son los Night doctors (Doctores nocturnos) que el autor utiliza de forma obscena y muy tétrica para contrarrestar el terror cósmico Lovecraftiano que aparece en la novela en forma de los Kuklux... y de mucho más.

"Así es como la ciencia ve la transformación de un klan en un kuklux. Molly dice que es como una infección o un parásito. Dice que la química del cuerpo cambia cuando odias mucho. Cuando la infección se encuentra con el odio, empieza a crecer hasta que es lo suficientemente poderosa para convertir a la persona en una kuklux. Para mí es la pura maldad que dejan entrar y que se los come a todos por dentro. Y lo que queda son demonios blancos que no recuerdan que eran hombres. "

Sí, ya lo he dicho antes, pero esta novela corta de sólo 160 páginas es capaz, no sólo de ofrecernos una historia muy reflexiva sobre el origen del odio y el racismo, sino también de plantarnos en la cara una aventura que parece extraída de la enfermiza mente de H. P Lovecraft (sólo que, en este caso, él más bien estaría a favor del Klan). Sea como sea, la mezcla es deliciosa y nos permite abrir la mente a muchas posibilidades.

Como se puede ver, la novela juega perfectamente con las dos vertientes: La fantástica y la real. Usar puntos oscuros de la historia contrastada para acomodar el terror y la fantasía y en este sentido Clark lo ha hecho igual de bien que el maestro de la fantasía histórica, Tim Powers. Y esto significa no sólo escribir una trama coherente con elementos fantásticos, sino documentarse a fondo para reflejar también la esencia de los hechos que ocurrieron en aquella época.

Ring Shout es una novela sencilla pero que aporta una complejidad en forma de capas de lectura y donde P. Djeli Clark logra el hito de encajar a la perfección bloques de piezas tan diferentes como las referencias históricas y geográficas (Tulsa, Stone Mountain, la película del sudista Griffith), culturales y etnográficas (la ambientación de los años veinte, el folclore y la lengua gullah) con la magia y el terror cósmico (que también se originó en la época, todo sea dicho) de manera que el resultado final sea abrumador. Y muy especialmente cuando la extensión de la novela es tan corta. Quizás un par de capítulos más no hubieran molestado, especialmente para acabar de atar algún pequeño hilo argumental sobre Maryse y la ayuda sobrenatural que recibe, pero esto no quita que la novela sea igualmente redonda.

Sí, sé que tengo cierta debilidad por el subgénero de la fantasía histórica, pero creedme si os digo que esta novela tiene un toque especial que os gustará mucho: Tanto a los que buscáis diversión y acción, como a los que os planteáis el género fantástico como un camino más para reflexionar sobre nuestro mundo, de cómo mejorarlo o afrontar sus carencias. Porque tened en cuenta sobre todo una cosa:

Esto va sobre el odio. Nuestro odio, el de los humanos.

Eloi Puig
26/03/2021

 

Premios:

 

Búsqueda por secciones:
Ciencia-ficción
Fantasía
Terror
Cómic
Revistas
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.