Rakoshi
FANTASÍA CONTENPORANEA/ TERROR
 
     
 
 
 
 

RAKOSHI
The tomb
(1984, 2006)

F. Paul Wilson

Editorial:
Alamut
(2014)


Colección:
Serie fantástica

Núm:
---

Páginas:
359

 
     
Rakoshi

Hay que reconocer que una portada con una bandera desgarrada por unas misteriosas garras es un buen reclamo. Ya lo fue hace dos años cuando Alamut publicaba la primera novela de F. Paul Wilson dedicada al ciclo del adversario: La Fortaleza, en la cubierta de la cual una bandera nazi era destrozada por un monstruo. En Rakoshi, Alejandro Terán ha querido seguir el mismo esquema y nos presenta una bandera americana que también sufre la ira de un monstruo, en este caso un Rakoshi.

Esta es al segunda novela del ciclo del adversario y al igual que la primera es totalmente autoconclusiva. De hecho, no tienen nada que ver una con la otra. El ciclo del adversario de F. Paul Wilson se compone de seis novelas pero las tres primeras fueron escritas sin pensar en ninguna serie y por tanto son autoconclusivas. A partir de la cuarta es cuando el autor decide unir las novelas. Pero es que en Rakoshi también se nos presenta un personaje con el que Wilson trabajó con posteriores obras hasta crear una nueva serie, el ciclo de Jack el reparador. Rakoshi es el nexo de unión de las dos series.

Jack es un hombre que soluciona problemas fuera de la ley y que vive alejado del sistema. Y lo que parece un encargo imposible por su intrínseca dificultad -encontrar un collar robado en pleno Manhattan en sólo una noche- acaba siendo la premisa inicial donde Jack descubrirá la existencia de monstruos propios de la mitología hindú en pleno centro de Nueva York. El autor escribe una historia verosímil aunque supura fantasía por sus cuatro costados. Una novela de aventuras con toques de terror bien llevados que aunque resulta bastante predecible cumple sobradamente con lo que busca: Entretener utilizando una prosa amena pero eficiente; un ritmo constante y una serie de personajes algo estereotipados pero que te acabas haciendo tuyos. Para encajar la historia perfectamente nos invita también a descubrir el pasado de ésta mediante una serie de capítulos dedicados a la India aun sometida bajo el imperio británico de finales del siglo XIX, que nos pone en situación de la profanación por parte de un soldado británico, el capitán Westphalen, de un templo dedicado a la diosa Kali. La destrucción del santuario provocará una maldición que perseguirá a su familia durante décadas.

Como decía, una nove la que resulta francamente estimulante, que nos sumerge brevemente en la cultura indú y que se detiene especialmente en presentarnos un protagonista destinado a ser el héroe de la película. Sí, los capítulos dedicados a Jack ya su vida privada son más largos de lo normal, el autor se entretiene más de la cuenta de lo que parecería lógico pero la razón resulta evidente: Wilson nos está presentando un nuevo héroe desde el principio, esforzándose en que sea creíble y posea una vertiente humana que empatice con el lector ya que probablemente sería utilizado en otras novelas (como así ha sido).

La estructura de Rakoshi es muy clásica: Un misterio inicial que va complicándose mientras se presenta el personaje principal y su entorno que sigue una directriz única con el enigma y el misterio como clave. A partir de la mitad del libro, pero, cuando pocos asuntos quedan por resolver, la novela nos conduce gradualmente hacia un final más trepidante, en una vorágine de acción más en sintonía con el cine que con la literatura quizás. De hecho los últimos capítulos me han parecido revivir literalmente muchas escenas del final de la  película Aliens, el regreso (esta es posterior, tal vez habría que ver si Cameron se inspiró en Rakoshi para el guión de su película). En todo caso, aun con ese aire cinematográfico, el terror, la acción y la aventura cumplen con creces las expectativas creadas.

Nueva York no es en mi opinión un escenario tan atrayente como lo fue la Rumanía profunda bajo ocupación nazi que pudimos descubrir en La Fortaleza. Los rascacielos de la ciudad que no duerme nunca han despertado por mí el mismo interés pero aún así Wilson ha sabido sacar el suficiente provecho para que nos hagamos una idea de cómo era la ciudad a mediados de los ochenta - la novela se publicó inicialmente en 1984 bajo el nombre de The Tomb pero se reeditó veinte años más tarde con el nombre actual y algunos retoques estéticos-.

Alamut Ediciones parece decidida a continuar publicando la obra de F. Paul Wilson o al menos así lo anunció hace unos meses en uno de sus blogs, siempre que las ventas sean suficientes. Espero sinceramente que así sea pues aparte de la curiosidad que me despierta esta serie, creo que es una buena mezcla entre fantasía y aventura contemporánea que no se practica demasiado en la actualidad.

Eloi Puig, 30/10/14

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: