Eric
FANTASÍA HUMOR
 
     
 
 
 
 

ERIC
Eric
(1990)

Terry Pratchett

Editorial:
De Bolsillo (2006)

Colección:
Mundodisco

Núm:
342-17

Páginas:
153

Lecturas relacionadas:
El color de la magia

La Luz fantástica
Tiempos interesantes


Otras ediciones:

2005 Plaza & Janés. Mundodisco

 
     
Eric

Eric es el ejemplo del despropósito que la colección del Mundodisco acarrea en este país. Publicado hace un par de años, se supone que es el número 9 de la colección pero salió a la calle mucho después que sus novelas posteriores. ¿Y eso porqué? ¿Porque es una novela corta? ¿Quizás los editores pensaron que publicar primero las novelas posteriores de la serie de Rincewind ayudaría a crear un anhelo salvaje para conseguir esta novela y así el preocupado lector y ávido coleccionista se lanzaría a comprarla sin pensar?

No me quejo de que uno se pierda en las aventuras y desventuras del mago Rincewind mientras es perseguido por medio mundo si empieza a leer la serie de Rincewind por esta cuarta entrega. Todos sabemos que con mayor o menor medida las novelas de la serie del Mundodisco son autoconclusivas de manera que aunque no hayamos leído Rechicero -la novela anterior dedicada a Rincewind, por cierto bastante mediocre- o la posterior Tiempos Interesantes -mucho mejor- no pasa nada... ¿pero qué costaba hacer las cosas bien hechas desde un principio?

A los que no conozcan a Rincewind, el primer personaje protagonista presentado por Pratchett en su monumental serie, no les costará demasiado establecer una vía empática: Un mago que no sabe hacer magia, cobarde y con mucha mala suerte que normalmente corre muchos kilómetros en cada historia que protagoniza para salvar su movida vida y el cual es acompañado siempre por su fiel equipaje. En esta aventura se le añade el demonólogo Eric, un chico con aspiraciones megalómanas que convoca a Rincewind por error y que lo insta a cumplir sus deseos -hay que decir que como buen aprendiz del mal desea lo más coherente: Ser el rey del mundo, poseer a la mujer más bella y vivir toda la eternidad. Chapeau para Eric ... es lo que todos querremos conseguir el día que nos convertamos en dueños del mundo ... -quizás cambiando alguna parte referente al género- ¿o no es así?

El caso es que las ahora sí desventuras del mago y el demonólogo les hacen viajar a lugares insospechados para cumplir los tres deseos: a la salvaje selva klatchiana -una parodia divertidísima del mundo Maya-; en medio de la batalla épica por excelencia donde en este caso es La ilíada o mejor dedo La Eneida la obra parodiada y finalmente al infierno: no al nuestro sinó al del Mundodisco donde podremos comprobar diferentes métodos de tortura eterna.

Sea como sea, la lectura de este Eric es rápida, divertida y bastante original. No tenemos ante nuestro ojos una de las mejores obras de Pratchett pero tampoco de las peores. Y tiene el mérito de ser una novela corta cosa que hace preguntarme si Pratchett no tendría que escribir más novelas de esta extensión centrándose más en lo que quiere decir que narrarnos historias largas que en más de un momento decaen por repetición de ideas y chistes -claro que eso sólo pasa cuando ya llevas siete u ocho novelas leídas-.

Recomendado para los incondicionales del Mundodisco, pero también para cualquier persona que no tenga principios y quiera algunos consejos para convertirse en el amo del mundo. También para los que quieren reírse un poco del concepto del cielo y del infierno y en definitiva para toda aquella mente inteligente que sabe donde buscar buen humor hoy en día.

Eloi Puig, 03/10/07

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: