Drácula
TERROR SOBRENATURAL
 
     
 
 
 
 

DRÁCULA
Dracula
(1897)

Bram Stoker

Editorial:
Ediciones B (1997)

Colección:
VIB

Núm:
50-3

Páginas:
490

Otras ediciones:

CATALÁN:
2004 Barcanova. Ataviana Jove, 56
1989 Laertes. L'arcà, 8
1984 Laertes, Els llibres de Glauco, 8

CASTELLANO (Últimas ediciones):
2006 Umbriel, Narrativa
2006 Ediciones B, Byblos, 835/2
2006 Alianza Editorial
2005 Mondadori, Grandes Clásicos
2005 Valdemar, Gótica, 59
2005 Edebé, Noches del tiempo, 19
2000, 2003, 2005 De Bosillo, Besseller, 200
2001,2003, 2004 EDIMAT
2003 Planeta de Agostini
2001 Anaya, Tus libros
2002 RBA, Clásicos del terror
2001 Suma de letras, Punto de lectura
2001 Gaviota, Clásicos universales
2000 Plaza & Janés, Jet, 200

VASCO:
2001 Hiria, Narratiba

GALLEGO
1999 Xerais, Xabarín, 59

 
     
Drácula

Drácula es el origen, es el comienzo del mito vampírico y detona la parafernalia que lo rodea. Y hay que reconocer este primer paso en la propagación del vampiro (la creación és mucho anterior), una tarea difícil en plena época victoriana inglesa donde nunca se había oído hablar de este ser.

La novela es muy buena, eso sí, hay que introducirse en la época que fue escrita (finales del sigo XIX), donde es evidente el machismo (sobretodo en la clase alta londinense) y donde la religión cristiana posee un papel muy marcado. Puede que este rol tan evidente de la religión y la moral de la época son los aspectos que quedan mas desfasados hoy en día, pero nos muestran perfectamente el Londres (y la Europa central) de finales del siglo XIX, sobretodo, como he dicho, la clase alta.

Bram Stoker estructuró la novela íntegramente en forma de diarios y recopilaciones de prensa de manera que los hechos nos son explicados por los mismos protagonistas proporcionando una información muy precisa. Este factor, a demás, ayuda a leer la novela, pues se producen pausas muy a menudo.

Es posible que se eche en falta un poco más de terror (al menos para los cánones de nuestros días) y que la novela se muestre algo repetitiva en su tramo central pero en ningún momento aburre. La presentación del vampiro y de lo que representa se realiza lenta y gradualmente, puede que para acostumbrar al lector a este nuevo horror inventado por la mente de Stoker.

Seguramente uno de los hechos más interesantes es que Bram Stoker se inventó un ser sobrenatural con un poder inmenso pero también con grandes debilidades y puntos débiles; esto da mucho juego, proporciona un equilibrio y nos hace disfrutar viendo los puntos débiles del vampiro (Muy tergiversados en otras novelas y películas) pero también sus enormes ventajas en comparación con los vulgares mortales.

Finalmente, solo añadir que el personaje del conde Drácula es el más carismático y misterioso de la novela, la lástima que se explota poco. Bram Stoker prefiere hablar siempre de indicios y sensaciones a describirnos con detalle las actividades del conde (Excepto en contadas ocasiones)

Una novela imprescindible que inventó todo un género.

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: