Declara
FANTASÍA HISTÓRICA
 
     
 
 
 
 

DECLARA
Declare
(2000)

Tim Powers

Editorial:
Gigamesh (2003)

Colección:
Gigamesh

Núm:
17

Páginas:
568

 
     
Declara

Como es sabido, Tim Powers tiene un estilo propio de crear sus novelas. Aquella mezcla deliciosa entre fantasía y realidad, apoyada por hechos históricos contrastados.

Declara no es una exepción a la regla y nos adentra en un marco histórico muy conocido por todos de mediados del siglo XX: La Guerra Fría. Powers realiza un ejercicio muy alabable: A través de la biografía de Kim Philby que existió realmente y que está considerado uno de los grandes espías (si no el que más) de la Guerra Fría a causa de su doble juego entre los soviéticos y los británicos, engañando durante años a estos últimos, recrea una historia sobrenatural de consecuencias casi épicas entre el bloque soviético y el occidental (En este caso sin los americanos)

En base a esta premisa, Powers nos traslada al mundo de los djinns, aquellos seres de la mitología árabe que són esprítus del viento y que tantas veces se nos han aparecido en la literatura fantástica, desde la conocida Las Mil y una noches a éxitos tan recientes como El Último Deseo de Sapkowski. En el libro también se añaden claves bíblicas como el tema del Arca de Noé, nombres de peso como Salomón etc...

Pero Powers no controla su obra. En este caso, todas estas increibles buenas ideas que unidas entre sí forman una novela bastante coherente, incluso con la mezcla de elementos fantásticos y reales, quedan difuminadas por un argumento demasiado rebuscado, con demasiados datos y sobretodo con muy poco ritmo.

Declara no es una novela fácil, su densidad es tal que hay momentos que te sientes tentado de saltar páginas. Por un lado se agradece a Powers que haya realizado un trabajo de documentación tan minucioso, pero este quizás ha alcanzado un nivel de detalle que ha lastrado la obra. Hay demasiadas páginas para lo que se quiere explicar, ocurren demasiadas cosas para la información que encontramos en el libro. Verdaderamente, después de ver el trabajo monumental que ha realizado el autor, creo que tiene suficientes datos para realizar una o dos novelas más ambientadas en la Guerra Fría.

Si a este hecho le añadimos una historia de amor poco creible y unos personajes que no acaban de gustar, en medio de una novela caracterizada por flashbacks (que en cierta forma me recuerdan aquella magnífica obra que es El Manifiesto Negro de Forsyth) que más que aportar aire, acaban por confundir al lector, tenemos como resultado un libro mediocre, con magníficas ideas que más que estar mal desarrolladas diría que están mal dirigidas, con una confusión y una desigualdad en el ritmo lo suficientemente importante para plantearte si ha valido la pena dedicar tantas horas al libro.

Seguiré leyendo los libros de Powers, más por el hecho de que me gustan sus planteamientos e ideas que por la regularidad que ha demostrado.

 

Premios:

2001 World Fantasy

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: