Contes fantàstics
TERROR- ANTOLOGÍA
 

CONTES FANTÀSTICS
---
(1833-1846)

Edgard Allan Poe

Editorial:
Sàpiens publicaciones (2005)

Colección:
Biblioteca Bàsica d'El Periódico

Núm:
08

Páginas:
348

Otras ediciones:

3444 XX. xx, xx

   
Cuentos fantásticos

Leer a Poe es un placer en muchos sentidos. A veces este autor puede estimular nuestra imaginación, a veces provocar angustia y terror como pocos. A menudo nos hace reflexionar sobre temas que nuestra mente prefiere ignorar. Esta recopilación en formato de bolsillo se trata de la mitad de la obra de Poe que Editorial Columna publicó hace unos años en formato de lujo (en catalán). Quizás este primer volumen contiene algunos de los cuentos más famosos de Poe, pero sólo son una selección. Queda todavía bastante para leer de este autor tan influyente en la literatura contemporánea de su época.

Edgard Allan Poe escribió buena parte de su obra entre 1830 y 1850, fechas que tontean con el romanticismo. Me imagino a Poe escribiendo en aquella época: Debía parecer un transgresor, un escritor demente que narra desventuras de fantasmas, que habla directamente sobre la muerte, la oscuridad o la tortura. Pero también fue un autor que influenció notoriamente a otros años más tarde. Estoy convencido que gente como Arthur Conan Doyle o H.P. Lovecraft siguieron la obra del americano. Su influencia es evidente.

Pero el autor no deja der ser un gentleman, un escritor que se mueve en ciertos círculos; los escenarios que describe y los personajes son normalmente gente con dinero, cultos, nobles. Pocas veces trata con la gente de la calle. Quizás quería demostrar que a todo el mundo le puede pasar cualquiera de las pesadillas que describe, incluso a la gente que se siente más segura.

Poe fue un magnífico escritor: Tanto podía relatar una historia convencional con aires biográficos como tratar otra con toques periodísticos y de ensayo (El enterramiento prematuro, El diablo de la perversidad). Habla de temas recurrentes como la muerte, la venganza, la perversidad, este sentimiento que parece que le guste tanto (El corazón revelador, El demonio de la perversidad, El gato negro) o el amor obsesivo (El relato ovalado, Berenice). Además a Poe le gusta escribir en primera persona para enfatizar la sensación de miedo y de las experiencias vividas en la propia carne.

Otra faceta de este prólifero cuentista es que a menudo busca el equilibrio entre la fantasía y la ciencia, entre las experiencias fantásticas y las empíricas o demostrables científicamente. Incluso de atreve (con acierto) con el relato policíaco (Los crímenes de la Rue Morgue, La carta robada).

Pero hablemos de los cuentos, propiamente dichos:
La máscara de la muerte roja parece una aproximación a la conciencia colectiva bajo la excusa de la presencia de la muerte que te ronda. Un cuento curioso y llevado con talento, quizás demasiado metafórico pero interesante. Muy parecido también a Sombra otro cuento que se basa en la presencia de la muerte. Demasiado corto y poco explotado sin embargo. El Enterramiento prematuro también tiene obviamente mucho que ver con este tema. La obsesión por la muerte lleva a Poe a describirnos en primera persona diversos casos "documentados" de enterramientos prematuros y como colofón el del mismo protagonista. Angustiante, profundamente psicológica y muy bien escrita. Pero quizás este punto queda mejor reflejado en El caso de M. Valdemar, una original historia sobre hipnotismos antes de la muerte. Poe podría haberse recreado más en este tema que encuentro muy bien llevado. Angustia, suspense, un cuento dónde otra vez el autor se mueve entre el mundo fantástico y el científico ofreciéndonos escoger con cuál nos quedamos. Y también en El hundimiento de la casa de Usher experimenta con las descripciones enfermizas de la casa familiar de Usher y de sus habitantes en una historia que también investiga sobre los miedos y las obsesiones con la muerte.

Las obsesiones, sobre todo en personas físicas, son otra de las características de algunas de sus obras. En El retrato ovalado, nos habla de las sensaciones y los sentimientos donde un una chica vuelca su esencia en un cuadro hasta límites insospechados. En Berenice, la historia trata sobre los límites de la obsesión. Interesante es como Poe describe las maravillas para después pasar a recitar los horrores más extravagantes, quizás para reafirmar los contrastes. También encontramos este tema reflejadot en Guillermo Wilson otro ejemplo del terror que puede provenir de dentro, de la doble personalidad y la obsesión que puede ocurrir en esquizofrenia. Un relato quizás demasiado largo |para el jugo que se saca al final pero escrito con la maestría de siempre.

El Pozo y el péndulo es una de las obras maestras de la recopilación, donde Poe nos muestra el terror en su estado sublime: El de la ignorancia de no saber qué pasará, el de no ver que tienes en frente pero también el de comprobar como la muerte se acerca lentamente. Quizás con un final demasiado rápido pero sin duda una obra tétrica y malsana.

Esta palabra, "malsana" me hace pensar con otra que le gusta utilizar en Poe: "perversidad". Este sentimiento es usado por ejemplo en El corazón revelador, otra obra que juega con el miedo a la oscuridad y el trauma psicológico de una muerte. Bien resuelta y bien descrita es un claro ejemplo de su detrezapara recrear situaciones escabrosas y inverosímiles. El Gato negro no deja de ser otra versión de este último cuento. Se basa en experimentar con la perversidad al mismo tiempo de abordar el tema del asesinato. Un cuento que sigue las mismas premisas: Miedo, Muerto, entierro, autosatisfacción e histeria. Pero el autor cuenta también con El diablo de la perversidad, un relato que más parece un ensayo sobre las emociones humanas y que es presentado más de forma periodística que como narración. Poe intenta justificar un sentimiento como la perversidad, según él, inherente a la condición humana. Parcido en El Corazón revelador pero las justificaciones de Poe llegan a cargar demasiado el texto.

También encontramos sitio para temas como la venganza como El barril de amontillado, una historia simple y tétrica como ella sola. La venganza servida fría en una intento de recrear un emparedamiento con un final que resulta quizás demasiado rápido.

Más todavía: Aventura pura y dura como la de El escarabajo de oro. ¡Ah! Tenemos aquí una de aquellas historias clásicas que nunca envejecerán del todo, apta para todas las edades y condiciones y alejada de las obras más oscuras de Poe. La búsqueda del tesoro, la simpática y entrañable manera en que los protagonistas descifran el críptico mensaje del pirata… todo eso es parte de la historia juvenil de todos. En mi caso la criptología del mensaje de El escarabajo de oro es el hecho de que caló más en mí la primera vez que leí esta historia. Disfrutaba tanto como descifrando las runas de El Hobbit. Un clásico pues. Quizás una de las historias más conocidas de Poe, curiosamente sin elementos sobrenaturales o de terror, pero que queda en la mente de todos por el proceso deductivo que utilizan los protagonistas para descifrar el misterio.

Y tampoco falta, hablando de deducciones, otro clásico como Los crímenes de la Rue Morgue donde también el proceso deductivo es en este cuento el verdadero protagonista. Poe nos ofrece una historia policíaca donde un estimable investigador (Monsier Dupin) tiene que descubrir como se han cometido unos crímenes desmesurados a más no poder utilizando la lógica y las pruebas que encuentra en la escena del crimen. Un antecesor, sin duda, del mítico Sherlock Holmes, que años más tarde crearía Sir Arthur Conan Doyle. En este caso, Poe nos sumerge en los barrios bajos de París para traer un cuento tenso e irónico a la vez. Sin duda, una de las obras más conocidas de este autor. La carta robada es otro caso que tiene que solucionar Monsieur Dupin. Esta vez no se trata de ningún asesinato si no de conocer donde está escondida una carta robada. Poe utiliza este cuento para reflexionar sobre las obviedades, para realizar un pequeño ensayo encubierto sobre las evidencias, los métodos y la psicología de ciertos cargos. Ciertamente a veces el autor resulta demasiado exagerado con sus afirmaciones, pero no deja de ser un cuento simpático.

Un descenso dentro del Maelstrom es un curioso relato que profundiza en el terror que pueden causar los fenómenos naturales. Muy épico y quizás un poco exagerado pero me llama la atención las explicaciones científicas que utiliza Poe para evidenciar que la aventura podría darse de verdad. La narración, como de costumbre en primera persona, esta vez recae en un pescador noruego que se ve inmerso en la vorágine de un remolino monstruoso. Una vez más pues, Poe mezcla el misticismo y el terror con el razonamiento científico. Quizás un poco al contrario de Manuscrito hallado en una botella, una visión fantástica de una tormenta tropical y de su contenido. Un cuento llevado con la habitual maestría del autor pero que esta vez queda un poco inacabada, sin un final digno. El terror al desconocido y a los grandes fenómenos naturales se mezcla con una visión fantástica del mismo tema. Poe nos abre las puertas a interpretar el cuento como un hecho verídico o como una locura, como tantos otros.

Conversación entre Eiros con Charmión es quizás el únic cuento con un argumento claro de ciencia ficción, en este caso, en clave catastrofista. Se trata de una descripción más o menos esmerada de los últimos días de la vida en la Tierra por el choque inminent de un cometa. Parece mentida que ya Poe tuviera la imaginación de tratar este tema hace 150 años.

Dejo para el final dos cuentos muy cortos que cuesta valorar tanto por su escasa amplitud como por el barroquismo que impera: Eleonora, una historia sobre prometidas incumplidas. Quizás uno de los más flojos de la recopilación y Silencio, un cuento muy corto y metafórico en clave fantástica donde aparece el diablo. No es de los mejor de la antología.

 

Premios:

 

Búsqueda:
  Creative Commons License
Este texto esta bajo licencia de Creative Commons.
Relatos que contiene esta antología:
1842 (RC) La máscara de la muerte roja
1842 (RC) El retrato ovalado
1842 (RC) El pozo y el péndulo
1844 (RC) El enterramiento prematuro
1841 (RC) Eleonora
1835 (RC) Berenice
1839 (RC) El hundimiento de la casa de Usher
1835 (R) Silencio
1835 (RC) Sombra
1843 (RC) El corazón revelador
1839 (RC) Guillermo Wilson
1846 (RC) El barril de amontillado
1845 (RC) El demonio de la perversidad
1813 (RC) El gato negro
1843 (R) El escarabajo de oro
1841 (R) Los crímenes de la Rue Morgue
1844 (R) La carta robada
1841 (RC) Un descenso al Maelstrom
1833 (RC) Manuscrito hallado en una botella
1845 (R) El caso de M. Valdemar
1839 (RC) Conversaciónentre Eiros y Charmión
Podeis buscar vuestro libro en: