El círculo de Jericó
CF- ANTOLOGÍA
 

EL CÍRCULO DE JERICÓ

(1995)

César Mallorquí

Editorial:
Ediciones B (1995)

Colección:
Nova

Nº:
73

Páginas:
377


   
El círculo de Jericó

Había visto la portada de este libro decenas de veces en algunas librerías especializadas durante mucho tiempo y nunca me llamó la atención, ni siquiera para leer la contraportada. El nombre del autor tampoco. Pero hace aproximadamente 13 meses mi pareja escuchó una conversación en la librería Gigamesh mientras yo removía libros febrilmente por las estanterías y me insistió en que me lo comprara: "He oído que es muy bueno… y está de saldo", me susurro en la oreja. Efectivamente, El círculo de Jericó era un de aquellos saldos que todavía se encuentran ahora de la collección Nova. Y total, por 3,5 €, lo compré.

He tardado más de un año en leerlo… Quizás por que los relatos siempre me han costado más que las novelas, quizás por la poca predisposición inicial pese a haber leído críticas muy favorables en otras páginas… en fin, ¡Gran error el mío! Recopilatorios como El círculo de Jericó hace que los relatos y las novelas cortas suban muchos grados en mi particular visión de la CF y la Fantasía. César Mallorquí hizo una obra magnífica, equilibrada, profunda, emotiva y especulativa. A partir de ahora mi concepto de las antologías de un mismo autor deberá variar profundamente puesto que hasta ahora me había encontrado que sólo dos o tres de los cuentos de cada antología tenían una calidad elevada… en este caso todos la tienen.

El autor presenta siete cuentos integrados en un octavo (seguramente el más flojo de todos) de forma que provoca que todos tengan una continuidad por la vía de este último: Una familia que se encuentra de vacaciones queda aislada por una tormenta en una casa construida encima mismo del volcán de Santa Margarida, en La Garrotxa (puedo constatar que la casa existe, la he visto numerosas veces en mis excursiones por el parque natural). El hecho es que la gente con quien deben pasar el rato parecen pertenecer a una clase de secta o agrupación que se hace denominar "El Círculo de Jericó" y que tienen como finalidad explicar historias. Estas se convertirán en los relatos que componen el libro.

Mallorquí tiene la capacidad para resultar casi siempre original, pero si le sumamos a esto unas cualidades fantásticas como narrador y un estilo caracterizado por el buen ritmo y la ofrenda de argumentos muy bien elaborados que provocan en el lector una curiosidad constante tenemos una antología que se lee en un santiamén y que se merece una nota de conjunto muy alta.

El primero cuento, El escritor, la muerte y el diablo quizás es el menos original de todos y el único de marcado carácter fantástico. Revive una vez más el mito de fausto o del pacto con el diablo para conseguir una finalidad. Ligero y a veces divertido. Un estímulo para continuar leyendo.

La segunda narración es la crême de la crême de la antología: El Rebaño, una tierna historia en clave catastrofista dónde el protagonista es un perro y sus recuerdos, aunque también un satélite artificial particularmente preocupado. El perro, Brezo, después de que la humanidad haya desaparecido continúa cuidando de las ovejas de su antiguo amo, de hecho estas ovejas son su vida y por ellas luchará hasta dónde haga falta. Como decía, por mí es el mejor de la antología, una historia muy original y narrada con mucha ternura.

En cambio, Gideón Montoya es el personaje de El mensaje perdido, un divertido cuento dónde se nos narra un primero contacto (por error) con una inteligencia extraterrestre y las consecuencias que tiene este error en el mencionado personaje que nace poseyendo la mente más abierta del universo.

En La pared de hielo, el tema catastrofista también esconde una crítica al fanatismo religioso y las especulaciones tecnológicas de las grandes empresas de investigación. Es un narración llena de flasbacks dónde el autor nos explica tanto el presente como el pasado del protagonista hasta el momento actual. Un final demoledor para una muy buena obra. Uno de las mejores de la antología.

Y uno de mís perferidos es Materia oscura, o la investigación esperpéntica de un antropólogo que busca entender el comportamiento de un tribu perdida de el amazonas. Divertida y muy adictiva. Esta tribu guarda algunos de los secretos más increíbles del universo.

También siguiendo este estilo de grandiosidad argumental encontramos El hombre dormido, un relato que mezcla la ciencia y la religión, el poder del conocimiento y el poder de la contemplación en una historia de universos paralelos muy bien planteada. Quizás un poco demasiado lenta en algunos tramos centrales pero del mismo nivel de calidad que el resto.

Y finalmente la última narración es La casa del doctor Pétalo. Original y entretenida. Parece un pequeño homenaje a la Bella y la bestia, escondido en un argumento bastante sorprendente alrededor de una mansión que tiene puertas a miles de lugares, tan dentro de nuestro planeta como en el espacio exterior.

Como se puede ver, la muestra de cuentos es muy ecléctica abriéndonos los ojos y la mente a temas tan diferentes como el fanatismo religioso, las puertas dimensionales, las catástrofes a la tierra o los primeros contactos (involuntarios) con extraterrestres. Muchos de los argumentos giran en torno a la grandiosidad del universo, tanto en su vertiente mística (Materia oscura, El hombre dormido) como en la más científica (El mensaje perdido, La pared de hielo)

Es una muestra de la mejor ciencia ficción, a veces especulativa y a veces simplemente divertida pero narrada con total maestría por un autor que a partir de ahora no me será desconocido.

Premios:

 

Búsqueda:
  Creative Commons License
Este texto esta bajo licencia de Creative Commons.
Relatos que contiene esta antología:
El escritor, la muerte y el diablo
El rebaño
El mansaje perdido
La pared de hielo
Materia oscura
El hombre dormido
La casa del doctor Pétalo
Podeis buscar vuestro libro en: