Alas nocturnas
CF POST-APOCALÍPTICA
 
     
 
 
 
 

ALAS NOCTURNAS
Night wings
(1968)

Robert Silverberg

Editorial:
Edhasa (1976)

Colección:
Nebulae 2ª Época

Núm:
4

Páginas:
323

Otras ediciones:

2003 EDHASA, Nebulae

1986 Orbis. Biblioteca de ciencia ficción, 81

 
     
Alas nocturnas

Está claro que a Robert Silverberg le gustan los temas que tratan sobre la redención, el pecado y el sufrimiento personal porqué Alas Nocturnas trata sobre esto mismo pero a escala muy amplia.

Silverberg inicia aquí una idea que repetiría en otra novela suya (La genial Regreso a Belzagor) y la explota un poco más pero con resultados más insatisfactorios. Puede que el hecho de haberme leído antes Regreso a Belzagor tiende a que mi opinión sobre esta novela sea más negativa pero el hecho es que la idea central de la historia (La redención personal de los pecados cometidos) es la misma.

En Alas Nocturnas nos encontramos con una Tierra con una civilización decadente después de miles de años liderando la galaxia, con una Tierra donde los humanos se integran en hermandades muy diferenciadas, las cuales se ocupan de una tarea concreta y donde el sistema político gobernante parece ser una herencia del feudalismo. Pero al mismo tiempo se conservan vestigios de la antigua expansión terrestre: Humanos modificaos genéticamente, aparatos electrónicos de alto nivel, incluso turismo extraterrestre, más atraído por la curiosidad de ver al gigante caído que por las maravillas actuales del planeta.

En el caso de nuestro protagonista, su trabajo consiste en vigilar si llega la anunciada invasión extraterrestre. Este hecho resulta al menos curioso y nos ayuda a entrar en la historia. Si a esto le añadimos el interés "histórico" que puede comportar que nos expliquen cosas sobre Roma, París o Jerusalén después de 40.000 años de civilización humana provoca que al menos las expectativas de la novela sean otras.

Pero en este caso, creo que Silverberg no ha acertado demasiado: La trama principal está poco desarrollada y acaba siendo algo inconexa, como buscando desesperadamente una excusa para que el protagonista Vigía cometa un error que lo lleve a redimirse a Jerusalén.

No, esta trama no me acaba de convencer, pero gracias a la magnífica prosa de Silverberg la novela avanza sin problemas y se deja leer muy bien.

Qué decir del final? Que es calcado a Regreso a Belzagor, incluso con su optimismo Hippie. Un final abierto pero esperanzador que esta vez no cala en la sensibilidad del lector.

 

 

Premios:

1969 Hugo (NC)

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: