Los Magos de Sumer
FANTASÍA HISTÓRICA
 
     
 
 
 
 

LOS MAGOS DE SUMER
Les mages de Sumer
(2006)

Michel Pagel

Editorial:
Parnaso (2006)

Colección:
Ucronía

Núm:
---

Páginas:
334


 
     
Los Magos de Sumer

La fantasía histórica es uno de mis subgéneros preferidos: Muy a menudo te recuerda hechos e historias pasadas de forma precisa pero incorporando el elemento fantástico; otras veces aquellos acontecimientos pretéritos sólo se utilizan como marco de referencia para desarrollar una novela más o menos entretenida donde el autor llena los huecos de la historia con fantasías propias. Pero sea como sea esta mezcla entre lo real y lo fantástico estimulan mi imaginación hasta el punto que de vez en cuando me desagrada que los hechos de la historia no hayan ocurrido tal como narra la novela.

Los Magos de Sumer se queda en un término medio, en el del argumento fantástico enmarcado en un momento histórico pero sin pretender analizarlo en profundidad. El francés Michel Pagel nos proporciona una buena dosis de entretenimiento durante la creación del primer imperio de la humanidad: El Imperio Acadio en Mesopotamia. Las tensiones y batallas de las primeras naciones que poblaron los territorios situados entre el Tigris y el Eufrates son el escenario histórico de esta obra. Pagel aporta además un singular argumento fantástico que lucha por destacar temas universales como el afán de poder, la búsqueda de la inmortalidad, el desarrollo de la religión por encima los pueblos o la estupidez de la guerra que sólo interesa a los grandes reyes y sus generales.

Pero todos éstos aspectos Pagel los trata de pasada. No, no nos encontremos ante una obra épica que pretenda transmitirnos una serie de mensajes éticos a nuestro subconsciente. El autor francés nos narra una historia para que nos lo pasemos bien. Una historia coral, con diversos personajes protagonistas, con diferentes hilos de acción y con un planteamiento que puede dar mucho de sí: En el siglo XXX antes de cristo, dos hermanos magos reciben un regalo divino, la inmortalidad. Este presente cada uno lo utilizará con intereses propios. Durante siglos cada uno estudia la magia que desea creer y respeta: El uno, la magia otorgada por los dioses; el otro la magia que proviene de la naturaleza.

Ahora, en el siglo XXIV antes de nuestra era cuando las dos naciones predominantes del valle mesopotámico están a punto de enfrentarse, también lo harán en un segundo término los dos hermanos magos. Enerech, el sumo sacerdote, el En, de la mítica ciudad de Uruk -probablemente la primera gran ciudad de nuestro mundo- utiliza su ambición para acumular poder. Alad, el hermano pequeño, tiene como prioridad que el primero no triunfe pues prevé un reinado dictatorial para todo el mundo y hasta el fin de los tiempos, debido precisamente a la inmortalidad que poseen.

Pagel nos escribe una historia sin complejos, como decía entretenida, y sin buscar más realidad histórica que la de algunos nombres propios y la de unas batallas conocidas. Pero el hecho es que presenta con bastante entereza el modus vivendi de los mesopotámicos (sean sumerios o acadios) con un ritmo constante y con una lectura fluida. El problema es que a medida que avanza la trama, se nota que no queda bastante libro para acabarla como dios manda. Y efectivamente: Los capítulos finales se notan precipitados, escritos sin aquella entereza de la cual hablaba hace unos momentos y lo que se veía venir, finalmente llega: La novela concluye la trama histórica principal pero deja abierto el argumento de trasfondo: Esa lucha constante entre las nuevas creencias de los hombres y las viejas pautas establecidas por la naturaleza. Probablemente la novela continúe en una segunda parte, Les mages du Nil (todavía no traducida) cosa que encuentro bien, pero me desagrada ver cómo el editorial no avisa de este hecho cuando uno lee la contraportada.

Poca novela fantástica francesa ha llegado hasta ahora a los estantes de nuestras librerías. Esperamos que esta obra sirva para dar a conocer más literatura fantástica del país vecino, y que al igual que otros editoriales nos han abierto las puertas a autores alemanes o de la Europa del este, a partir de ahora podamos disfrutar también de los franceses.

Eloi Puig, 12/10/07

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: