Legión y El alma del Emperador
FANTASIA
 
     
 
 
 
 

LEGIÓN Y EL ALMA DEL EMPERADOR
Legion &
The Empero's Soul

(2014

Brandon Sanderson

Editorial:
Ransom House Mondadori
(2012)


Colección:
Fantascy

Núm:
---

Páginas:
235


 
     
Legión y El Alma del Emperador

Brandon Sanderson se ha convertido como quien no quiere la cosa en uno de los escritores más venerados y seguidos en tan sólo un puñado de años. Todo comenzó cuando Ediciones B publicó Elantris, una novela que poco a poco se ha colocado como uno de los nuevos referentes de la fantasía épica moderna. Más tarde algunas trilogías fantásticas o el hecho de que fuera elegido para finalizar la inacabada y eterna saga de La rueda del tiempo después de la muerte de su autor no hicieron más que atorgarle más méritos.

Por mi parte conocía a Sanderson sólo a raíz de la lectura de dicha Elantris. Aunque me había prometido no dejar pasar demasiado tiempo antes de atacar la trilogía de Nacidos en la bruma, ya se sabe que el tiempo es relativo no siempre está a tu servicio. Pero este año el nuevo sello Fantascy publicó estas dos novelas cortas de Sanderson agrupadas en un solo volumen y no me lo pensé dos veces.

Sanderson no me ha decepcionado, al contrario, amplía más mi modesta veneración por sus historias. Las dos novelas que aquí comentaré son espléndidas y destacan por la originalidad que están tratadas y también por su lenguaje fluido y apto para todos, tanto si están acostumbrados a la fantasía como si no. De hecho la prosa directa y sin rodeos de Sanderson es tan desequilibrante que me recuerda a las primeras novelas de Orson Scott Card, unas obras que se devoraban solas sin tener tiempo a levantar los ojos de sus páginas.

Esto es exactamente lo que ocurre cuando te sumerges leyendo Legión, una novela que resalta especialmente su premisa inicial: Stephen Leeds es un hombre con una capacidad fantástica para retener información, analizarla y resolver problemas. Hasta el punto que parece poseer un poder sobrenatural. Pero no estamos hablando de un sherlock cualquiera. Leeds, para poder procesar todos los inputs que recibe del mundo real se rodea de alucinaciones en forma humana con las que discute y con las que crea un universo ficticio y particular - bajo la extraña mirada de la gente normal que observa como habla solo o como debate y escucha conversaciones inexistentes-. ¡Ah! Esta es la parte más original de la apuesta de Sanderson: Descubrir poco a poco los personajes inventados por Leeds y comprobar que a pesar de no existir poseen una empatía increíble con el lector.

Leeds, además, se verá involucrado con un misterio sobre viajes en el tiempo que ayuda aún más a llamar la atención del lector. Sanderson no descubre nada especial con este argumento - Andreas Eschbach ya se dedicó anteriormente por ejemplo con El video Jesús -pero eso es lo de menos pues el lector donde realmente disfruta es con los personajes imaginarios que Leeds convoca constantemente para poder trabajar en sus casos.

La prosa es rápida, con pocas descripciones y centrada en la acción y en despertar la simpatía de los personajes y situaciones hacia el lector. Una novela que se lee sola y que provoca mucha hambre esperando más aventuras de Stephen Leeds y su troupe imaginaria. Parece que este año se publicará otra historia al respecto.

Cambiamos de registro y atacamos la fantasía épica de aires más clásicos con El alma del Emperador. Esta segunda novela ganadora del Premio Hugo en 2012 es diferente en muchos aspectos. A priori debemos pensar en un reino de tipo pseudo-medieval donde el emperador es herido de gravedad y se mantiene en coma mientras las diferentes facciones confabulan para acceder al poder. Parece que la única esperanza es contar con la ayuda de una falsificadora, una especie de maga con la capacidad de transformar las cosas y los seres vivos en otros objetos o seres que habían sido antes o de los que se conserva una parte de la esencia, y así restablecer al emperador su memoria y su alma perdida.

Todo ello parece complicado pero la prosa de Sanderson está una vez más al servicio del lector para que la historia fluya suavemente a través de poco más de cien páginas repletas de traiciones, manipulaciones, esperanzas y mucha magia. De hecho, el aspecto que más destaca de esta novela a nivel de trama es el tratamiento original que hace Sanderson de la magia, de la capacidad de transformación de todo aquello que un falsificador es posible cambiar. Por otra parte aquí los personajes están más elaborados, especialmente Shai, la falsificadora prisionera que debe conseguir lo imposible en un tiempo record además de intentar salvar el pellejo.

Sanderson resuelve la novela de forma admirable y al igual que con Legión, abre las puertas a que en el futuro pueda seguir escribiendo sobre este mundo fantástico.

Imprescindible como lectura ligera pero con un nivel de calidad elevadísimo. Legión y El alma del emperador son novelas prácticamente diseñadas para atraer a los profanos al sentido de la maravilla que nos aporta la literatura fantástica.

Eloi Puig, 08/04/14

 

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: