Los juegos de Némesis
CF- SPACE OPERA
 
     
 
 
 
 

LOS JUEGOS DE NÉMESIS
Nemesis Games
(2015)

James S. A Corey

Editorial:
Ediciones B
(2020)


Colección:
Nova

Núm:
---

Serie:
La Expansión / 5

Páginas:
573

Traductor:
David Tejera





 
     
Los juegos de Némesis

La quinta parte de la saga The expanse llega bajo el título de Los juegos de Némesis con el afán de ser un punto y aparte en la exitosa historia creada por Daniel Abraham y Ty Franck. Tras el paréntesis que significaba el cambio de escenario a uno de los nuevos planetas descubiertos en el otro lado de los anillos, y de comprobar que no es oro todo lo que reluce, la acción pasa de nuevo a nuestro viejo e intrigante Sistema Solar pero esta vez los autores nos han preparado una trama que parece que nos advierta que nada volverá a ser como antes.

James S. A. Corey (el seudónimo utilizado por los autores) nos presenta un escenario muy conocido donde hemos podido disfrutar de las historias de la Roci y su tripulación pero ya desde el principio intuimos que ahora las cosas serán diferentes. Ya en otros volúmenes se nos advertía que los movimientos migratorios hacia los nuevos planetas modificarían el status quo geopolítico del Sistema Solar pero poco nos podíamos pensar que sería de una manera tan drástica. Cierto es que si existen miles de nuevos mundos habitables, la titánica tarea de terraformar Marte parece una estupidez, pero también hay que tener en cuenta cómo puede afectar dicha migración a los nuevos planetas a los millones de cinturonianos que han vivido durante generaciones lejos de un pozo de gravedad y donde sus cuerpos no siempre podrán adaptarse a los nuevos planetas. La nueva normalidad a que se ven arrastrados les deja en una situación muy delicada. Muchos son los que piensan que la humanidad los abandonará a su suerte o a una indiferencia que los puede destruir como pueblo dado que ya no son necesarios.

Esta será la base desde donde los autores nos ofrecerán una nueva novela llena de intrigas, tensiones y acción, como nos tienen acostumbrados, pero tal vez diferente: Por primera vez los cuatro personajes principales actuarán por separado y sin el apoyo de la Roci. Sí, una nueva visión que intenta profundizar en personajes por todos queridos pero que no habían obtenido la atención como el caso de Holden o Miller. Obviamente estoy hablando de Amos, Alex y especialmente Naomi. Baste decir que en esta quinta parte será la primera vez que tengan capítulos dedicados a ellos, que ya iba siendo hora.

En la primera mitad de Los juegos de Némesis observaremos como todos los tripulantes de la Roci se separan para llevar a cabo acciones privadas que afectan estrictamente a su vida personal. Sólo Holden se queda junto a su preciada nave supervisando las reparaciones que necesita. Alex volverá a Marte para cerrar -—o quizás reabrir— viejas heridas familiares, Amos viajará a la Tierra para también hacer un último vistazo a su pasado y Naomi se dirigirá a un lugar desconocido donde la espera una gran sorpresa. Son capítulos muy enfocados a descubrirnos las interioridades de unos personajes que hacía años que seguíamos pero que en realidad no conocíamos con la suficiente profundidad. Capítulos que parecen darles tiempo para cerrar sus asuntos pendientes porque pronto no habrá vuelta atrás. Un último paseo lejos del hogar que simboliza la Rocinante para evidenciar algo que todos ya sabemos: Que sus tripulantes ya no tienen donde ir o donde sentirse como en casa excepto dentro de los pasillos y cuartos de su nave de guerra marciana, la Roci. Esta es un ancla que los une, que los protege y les ofrece como ganarse la vida. No hay que ser muy listo para atisbar que ellos son más que camaradas, son una familia y que deben dejar atrás todo el lastre del pasado.

Y de eso se trata en estos capítulos iniciales donde se añadirán también viejos conocidos y donde quedará claro que todo ello sólo era la calma antes de la tormenta porque a partir de la mitad del libro los sucesos se multiplican y el Sistema Solar queda expuesto a la mayor catástrofe que uno pudiera imaginar. La paz de humanidad parece ser una utopía pese a los nuevos descubrimientos. Porque como dice la cita siguiente, los humanos nunca alcanzarán una estabilidad perfecta, estén donde estén:

“(...) No podemos pretender que esté todo en calma. Somos humanos, al fin y al cabo. Un porcentaje de la especie siempre va a estar formado por estúpidos (...)”.

Y Tanto Holden, Amos, Alex y como decía, especialmente Naomi, se verán expuestos a los efectos de esta tragedia. Es nuestra ingeniera donde esta vez se focaliza más la atención pues su pasado aquí es muy importante e influencia muchísimo con los eventos. Los mayores momentos de tensión los protagonizará ella y sólo la sonrisa tranquila —y perturbadora— de Amos podrá hacer sombra a su protagonismo.

No voy a comentar nada de la trama principal pero sí que este volumen parece una preparación para eventos que ya no pueden ser parados y que cambiarán para siempre la vida en el Sistema Solar y la expansión de la humanidad. No encontraremos aquí demasiado mención a los temas cósmicos que la raza creadora de los anillos porque intuyo que todo esto nos vendrá de golpe más adelante.

Quizás es cierto que los autores han preparado demasiado a fondo este terreno y por primera vez creo que quizás sobran algunas páginas —no por aburridas, pero sí por aportar pocas novedades— y que dejando de lado los temas que afectan a Naomi, el resto de la tripulación ha disfrutado de una trama menos intensa de lo normal.

Un quinto volumen, pues, que sigue con el esquema práctico que siempre ha funcionado: Narrativa rápida y eficiente, cliffhangers para parar un tren y personajes carismáticos, sin olvidar una excelente ambientación que a pesar de basarse en ciencia ficción con toques hard sigue llegando con comodidad a cualquier lector sin problemas.

Eloi Puig
05/06/2020

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.