Insólitas
CF- FANTASÍA/ ANTOLOGIA
 

INSÓLITAS
NARRADORAS DE LO FANTÁSTICO EN LATINOAMÉRICA Y ESPAÑA
(2019)

Varios autores
(Compilado por
Teresa López-Pellisa y
Ricard Ruiz)

Editorial:
Páginas de Espuma
(2019)


Colección:
Voces/ literatura

Núm:
274


Páginas:
490


   
Insólitas. Narradoras de los fantástico en latinoamerica y España

Insótitas no es una antología cualquiera de género fantástico. La mires por donde la mires posee más elementos de lo normal que la hacen un tanto espacial. El primero y más obvio es que se trata de una antología escrita íntegramente por autoras, pero además, escritoras que provienen de prácticamente todo el mundo latinoamericano a ambos lados del Atlántico. Es por tanto un punto de vista eminentemente femenino sobre la fantasía y ciencia ficción contemporánea que no se había visto nunca antes.

Y para acabar de redondear el tema, quien ha rescatado estos cuentos, quien ha rebuscado y finalmente unido todos estos relatos, son las dos personas que merecen toda la confianza para alcanzar este reto dado que tienen larga experiencia como antólogos y más extensa aún como estudiosos de la fantasía: por un lado, la investigadora de género Teresa López-Pellisa y por el otro el periodista y escritor Ricard Ruiz, también especializado en el género fantástico.

Insólitas es un título autodefinitorio que hace referencia tanto a que hasta la fecha no se había intentado esta unión literaria en español de tantos países diferentes (al menos en el género que nos ocupa) y que además los (las) talentos sean mujeres escritoras con larga experiencia y a las que hay que otorgar una visibilidad que a menudo queda escondida. Los cuentos son eclécticos con una tendencia generalizada a tratar temas fantásticos (más que de ciencia ficción) y expresar también problemas sociales como el maltrato y la violencia de género. Pasamos a hacer un repaso rápido de cada uno de ellos:

Empezamos con "Sangre correr" de Laura Rodríguez Leiva, un cuento extraño sobre trastornos femeninos, sangre y toques surrealistas. Un relato más que correcto pero un tanto osado para abrir la antología. Me han venido a la cabeza imágenes perturbadoras.

Seguimos con situaciones surrealistas con "Sin reclamo" de Cecilia Eudave donde un hombre lleno de pesares contra la familia y el mundo se queda paralizado sentado en un aeropuerto. Una crítica feminista que reflexiona sobre el desprecio y la soledad. Notable por su originalidad.

Patricia Esteban Erle con "Línea 40" ha sido la primera autora que me ha ofrecido un cuento con final sobrecogedor en un relato de gran fluidez que juega con el fantástico en una situación cotidiana que no esperas desemboque con un final tan sorprendente.

Mariana Enríquez nos presenta "La casa de Adela" un registro que nos abre las puertas al terror de las casas encantadas. Correcto.

Hace tiempo que oigo hablar de Cristina Fernández Cubas y dentro de mi ignorancia aún no la había leído antes. En "Mi hermana Elba" descubro una grandísima narración pero que te deja un tanto frustrado. Parece querer incidir en los maniqueos infantiles con elementos fantásticos que no se integran en el mensaje. Me ha dejado un sabor agridulce.

El relato "Vida de perros" de Ana María Shua se vincula a unos hombres lobos un tanto peculiares. El tono es desenfadado y humorístico pero algunos detalles rompen el sentido de credibilidad y te dejan fuera al instante (Siento decir que esto de convertirse en bacteria lo he encontrado ridículo).

Tampoco me ha gustado demasiado "Pequeñas mujercitas" de Solange Rodríguez Pappe, una emulación liliputiense que no va a ninguna parte.

Tengo una espina atravesada con Laura Fernández ya que dejé en stand by su novela Connerland a la que me costó entrar. Al igual que allí, creo que la autora tiene un tono genial para contar sus historias. En "El redactor estrella de Rocketbol Amazing Times", me atrevería a decir que está ambientada en el mismo universo que dicha Connerland. Un cuento divertido sobre muertos y fantasmas que quieren seguir trabajando a pesar de su nuevo estatus. Me ha gustado la ironía y el lenguaje empleado aunque sigo pensando que la autora utiliza demasiado nombres que te hacen perder el hilo.

Llegamos al primer must, "La Densidad de las palabras" de Luisa Valenzuela. Cuento de hadas en forma de metáfora feminista sobre precisamente la condición femenina. La autora enfrenta conceptos como el hecho de si es preferible ser bella pero atada a la condición arquetípica de la mujer: Sumisión; o si bien es preferible la libertad pero vivir desplazada de la sociedad o al menos de las corrientes sociales que convergen en una mentalidad patriarcal. En definitiva, una introspección metaliteraria sobre lo que significa ser escritora: Que puedes decir lo que quieras. excelente

Uno de los primeros cuentos de ciencia ficción que nos encontramos es "Livíporas" de la chilena Alicia Feniuex Campos, un correcto relato sobre bacterias que se alimentan de lípidos con moral final incluida.

Por suerte también hay momentos donde las autoras han utilizado el humor, o al menos la ironía con mucho estilo. Un caso que lo ejemplifica es "Balneario" de Pilar Pedraza, o como un monólogo puede resultar divertido y entretenido, especialmente cuando lo vocaliza una muerta que espera ser diseccionada. El tono burlesco provoca nuestra sonrisa casi de forma constante.

Más desigual he encontrado "Alfredito" de Liliana Colanzi donde se relata una muerte y una posible resurrección con ojos infantiles. Me espera más supongo.

Anacristina Rossi hace valer la devoción que tienen los ticos por la naturaleza en su país y nos presenta "Abel", un extraño cuento post-apocalíptico narrado a veces en primera persona y en ocasiones en tercera. Por momentos parece una crónica del porqué del cataclismo climático. Tiene un buen final en clave feminista.

Hace años que descubrí a Elia Barceló por un cuento de ciencia ficción y el hecho de conocerla en persona a la pasada CatCon corroboró lo que todo el mundo sabe: Que es una gran autora y sobre todo que sigue en pie de guerra. Y me he quedado aún más sorprendido al leer este cuento de hace tantos años que me ha dejado con los ojos muy abiertos: "Loca". Podréis encontrar viajes en el tiempo denunciando de paso la sociedad de finales del s. XX con mucha violencia, sexismo y mala leche. Una genialidad, quizás el mejor relato de la antología.

Cambiando totalmente de registro nos topamos con "La dama del ciervo" de Daína Chaviano. Una historia que bebe de la mitología para crear un nuevo mito, una nueva creencia o religión. Un poco rebuscado. Se lee muy bién pero cuesta que enganche a un lector que no sabe por dónde navega en casi todo el relato.

Quizás me ha llamado la atención "Paulina" de Laura Ponce (de la que tengo pendiente de leer su antología recientemente finalista a Ignotus, Cosmografía profunda). La autora nos traslada un cuento ambientado en un futuro distópico que refleja una Buenos Aires aislada del exterior y donde la gente mataría por entrar, vivir o simplemente por poseer un trabajo en su interior. Duro y en ocasiones visceral. Muy recomendable.

A la incombustible Cristina Jurado, que siempre está ante mil proyectos, ya la conocía, curiosamente también por este cuento titulado "La segunda muerte del padre" que había leído en la antología Cuentos del otro lado. Esta segunda lectura me ha gustado más: Un cuento triste y lleno de sentimientos paradójicos sobre la muerte, la soledad o la nostalgia con un enfoque que se vuelve cada vez más tétrico y que juega con el surrealismo. El final es impactante y estremecedor.

Un tema bastante utilizado en esta antología es la violencia de género y uno de los máximos exponentes es el cuento "El huésped" de la mexicana Amparo Dávila. En esta historia, la metáfora del monstruo esconde secretos inconfesables. Un relato bastante inquietante.

Otro grandísimo relato es "El libro pequeñito" (Sofía Rhey) que ya tuve el placer de leer en su momento en la antología Cuentos del otro lado. Metaliteratura y grandes diálogos entre una muñeca y una niña (que por su premisa inicial ahora me ha recordado pasajes de la novela El fabricante de muñecas). Un cuento excelente pero del que tengo una pequeña espina clavada y es que se me escapa el papel de cierto personaje. Sigue siendo, sin embargo, uno de mis referentes de esta antología. Imperdible.

En mi modesta opinión el listón ha bajado con "Una mujer notable" de la argentina Angélica Gorodischer. Quizá porqué mis referentes más poéticos que tenía de Kalpa Imperial no me ha dejado terminar de entrar en este cuento-denuncia sobre violencia machista.

"Savitri" de la no menos incansable Lola Robles es un relato curioso escrito en segunda persona y por lo tanto muy intenso que nos adentra en la mitología hindú adaptada al mundo occidental. Historia de amor lésbica que va más allá de la vida y la muerte. Muy bien.

Uno de los terrores más íntimos y descomunales que enfrenta buena parte de la población femenina de África subsahariana es la ablación genital. En "Yo, cocodrilo" de Jacinta Escudos se denuncia la práctica de forma inteligente y original bajo un relato fantástico muy bien logrado.

El terror toma forma en "¿A qué tienes miedo?" de Raquel Castro, una historia sobre la muerte en clave fantástica. Muy buenas descripciones y una ambientación inquietante dejan este cuento bien arriba en la antología.

Hace tiempo que sigo la carrera literaria de Susana Vallejo y creo que este relato, "Gracia" del que ya disfruté en la antología Mañana Todavía es realmente excepcional, tal vez lo mejor que ha escrito. No sólo porque retrata de forma muy personal una Barcelona distópica en un futuro cercano (que enlaza, me atrevería a decir, con su novela Switch on the red, sino también por los dos personajes protagonistas a los que la autora otorga literalmente vida propia y por el final, tan duro y sorprendente, que nos deja con los ojos muy abiertos entre este escenario de decadencia social del barrio de Sants de Barcelona (donde por cierto, vive la autora).

La peruana Tanya Tynjälä apuesta por un cuento que podría pasar por un episodio de series como Otros límites o La dimensión desconocida. En "La coleccionista" nos describe las peripecias de un chico que se ha de encontrar con su misteriosa novia en una gasolinera que no es lo que parece. Muy bien.

Y en clave de ciencia ficción más clásica podemos leer "Nada que declarar" de Anabel Enríquez, un relato duro sobre la desesperanza a bordo de una nave de carga espacial con inmigrantes que pretenden llegar a la Tierra huyendo de la miseria. Muy bueno también.

Lo que a priori me ha parecido una historia original y también divertida, "El ángel caído" de Cristina Peri Rossi donde los vecinos de una calle discuten sobre la procedencia de un ángel (literalmente hablando) que ha sido encontrado tirado en medio la calle, ha desembocado a un final incomprensible y fuera de lugar que me ha dejado un mal sabor

Ricard Ruiz y Teresa López-Pellissa son muy inteligentes por dejar esta obra ("WeKids" de Laura Gallego) para el final pues se trata de una de las más largas y de postre de las mejores de esta antología. Ya la había saboreado (con igual placer) en Mañana Todavía pero no he dudado en ningún momento de volverla a leer. Es simplemente una excelentísima reflexión sobre una red social dirigida a los niños desde que nacen (los primeros años es gestionada por los padres) y cómo puede condicionar el crecimiento de estos. Un relato que te atrapa desde la primera línea y que ya debería haber sido adaptado a la serie Black Mirror. La mejor manera posible, pues, de finalizar una gran antología.

Grandes nombres y grandes relatos fantásticos bajo una visión femenina moderna y desacomplejada. Naturalmente unos me han atraído más que otros pero el nivel es muy notable, rayando la excelencia. Las autoras escogidas son en muchos casos grandes veteranas de sus respectivos países que aquí no se conocían (al menos en cuanto a mí) lo que me ha abierto las puertas a acercarme a la literatura fantástica latinoamericana de la que hasta ahora era un gran ignorante.

Chapeau, una vez más y felicitar a Ricard Ruiz y Teresa López-Pellisa por el gran trabajo realizado

Eloi Puig, 18/05/2019

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
  Creative Commons License
Este texto esta bajo licencia de Creative Commons.
Relatos que contiene esta antología:
Sangre correr (Laura Rodríguez Leiva)
Sin reclamo (Cecilia Eudave)
Línea 40 (Patricia Esteban Erlés)
La casa de Adela (Mariana Enríquez)
Mi hermana Elba (Cristina Fernández Cubas)
Vida de perros (Ana María Shua)
Pequeñas mujercitas (Solance Rodríguez Pappe)
El redactor estrella del Rocketbol Amazing Times (Laura Fernández)
La densidad de las palabras (Luida Valenzuela)
Lipívoras (alicia feniuex Campos)
Balneario (Pilar Pedraza)
Alfredito (Liliana Colanzi)
Abel (Anacristina Rossi)
Loca (Elia Barceló)
La dama del ciervo (Daína Chaviano)
Paulina (Laura Ponce)
La segunda muerte del padre (Cristina Jurado)
El huésped (Amparo Dávila)
El libro pequeñito (Sofía Rhei)
Una mujer notable (Angélica Gorodischer)
Savitri (Lola Robles)
Yo, cocodrilo (Jacinta Escudos)
¿A qué tienes miedo? (Raquel Castro)

Gracia (Susana Vallejo)

La coleccionista (Tanya Tynjälä)
Nada que declarar (Anabel Enríquez)
El ángel caído (Cristina Peri Rossi)
WeKids (Laura Gallego)