El hombre en el laberinto
CF- CONTACTOS
 
     
 
 
 
 

L'HOME DINS EL LABERINT
The man in the maze
(1969)

Robert Silverberg

Editorial:
Pagès Editors (2002)

Colección:
Ciència Ficció

Núm:
10

Páginas:
257

Otras ediciones:

ESPAÑOL::
1976 Bruguera, Nova, 4

1982 Bruguera, Naranja, 95


2012 La Factoría. Solaris ficción, 165

 
     
El hombre en el laberinto

EL 2003 fue mi año Silverberg. Leí hasta seis novelas suyas. Todas me gustaron en el sentido amplio del término pero algunas y especialmente El hombre en el laberinto me tocó la fibra. Descubrí a través de Silverberg otra manera de enfocar problemas y sentimientos universales. Disfruté como nunca con las puertas que se me abrían a través de una novela sencilla pero monumental por los conceptos que lanzaba.

Hoy, doce años después, he hecho una segunda lectura, más pausada, con más experiencia lectora detrás y con un sentido crítico supuestamente más desarrollado. Y si bien es cierto que no me ha sorprendido tanto como el primer día y que tampoco ha desplegado dentro de mí aquel sentido de la maravilla con la que disfruté leyéndola, debo reafirmar que sigue siendo una obra excepcional. La sensación que me deja la novela no es demasiado diferente a la que tuve hace doce años por lo que la reseña variará muy poco al respecto.

Repasemos el argumento: Dick Muller es el Hombre dentro del laberinto, o lo que es lo mismo, una persona que se ha autoexiliado en el interior de un inalcanzable y peligrosísimo laberinto alienígena para huir, para desmarcarse de la humanidad, por no ser encontrado. La causa de este enclaustramiento voluntario fue un primer contacto con una raza extraterrestre que le produjo una afectación brutal: Su cuerpo exuda ondas psíquicas propias de la naturaleza humana, de su alma; y estas se manifiestan de forma extrema, propagando emociones muy negativas (odio, rencor, dolor, desesperanza ...) de forma demoledora en su entorno inmediato de forma que ninguna otra persona puede acercarse a Muller sin sentir la sacudida psíquica de estos sentimientos. Muller se recluye, huye al único lugar donde la humanidad no podrá entrar: El laberinto alienígena de Lemnos, los restos de una ciudad abandonada hace millones de años por sus creadores.

Pero resulta que esta humanidad que ha dejado marchar aliviada al hijo pródigo, este explorador incansable que tanto bien ha hecho por la causa terrestre, ahora lo necesita en una cuestión de vida o muerte. Su poder, su afectación, inadmisible por los humanos, puede ser la clave para salvar la especie de la destrucción. Un grupo de soldados encabezados por un viejo conocido de Dick se adentran en el laberinto para intentar reencontrarse con el hombre al que han repudiado.

Silverberg pues, nos plantea un argumento sólido y muy original que busca entrar en sentimientos y sensaciones con los que le gusta trabajar. En este caso, es evidente una vez más su predilección para afrontar el tema de la redención, la búsqueda del perdón, tanto de la soberbia de la que ha hecho gala Dick Muller en el pasado como por la propia esencia de la naturaleza humana, tan egoísta, tan despreciable. El laberinto es una purga del pecado de la megalomanía de Muller pero también es una metáfora del aislamiento de la especie humana hacia otras civilizaciones superiores, de su papel ridículo en el cosmos.

Tenemos pues, una novela con pocas aventuras y muchos conceptos filosóficos, con escasa acción y muchas preguntas que el propio autor se encarga de contestar a través de diálogos trabajados pero también de un hilo argumental que nos lleva a abrir la mente a un cambio de percepción, más allá de los seis sentidos, una nueva visión del concepto de Dios y de lo que representa para el universo contactar con seres superiores.

El hombre en el laberinto es una de las obras culminantes de la carrera de Silverberg, escrita a finales de los años sesenta, en plena vorágine creativa, cuando aportó lo mejor de sí mismo. La edición actual es un rara avis dentro de la literatura de género en catalán. Una apuesta que Antoni Munné-Jordà, que dirige todavía la colección Ciència-ficció de Editorial Pagès salió adelante hace muchos años y que probablemente haya dado lugar a una de las mejores obras de ciencia ficción nunca traducidas al catalán. Además, en ese momento, la edición en castellano estaba completamente descatalogada y durante unos años esta era la única opción de acercarse a la novela  para quienes no dominamos bastante el inglés.

Ha sido una grata relectura. Tendré que hacer otras con el resto de obras de uno de los mejores escritores de ciencia ficción del siglo XX: Robert Silverberg.

Eloi Puig, 23/02/15

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: