El Hombre divergente
TERROR- ANTOLOGIA
 

EL HOMBRE DIVERGENTE
(2008)

Marc R. Soto

Editorial:
Grupo AJEC
(2008)


Colección:
Albemuth

Núm:
19

Páginas:
182


   
El Hombre divergente

Cuando hablamos de terror nuestro subconsciente siempre apunta a imaginar monstruos, espíritus, magia negra o sacrificios sanguinarios, quizás porque buena parte de la literatura y sobre todo del mundo del cine ha basado sus historias de miedo en el terror fantástico. Pero yo creo que existe un terror todavía más profundo y más inherente a nuestra condición de seres racionales: Aquel miedo, aquel pánico, aquel horror que podemos encontrar en la esquina o en la persona que menos nos pensaríamos: en el vecino, el amigo, la pareja...

Marc R. Soto cultiva los dos tipos de terror en esta recopilación y ambos los trata de forma magistral pero particularmente me quedo con los relatos donde el autor apuesta por experimentar con los miedos de nuestra vida diaria, las que nos atacan en nuestro mundo conocido y seguro. Aquí las ideas de Soto están muy trabajadas, no hay falta inventarse un nuevo monstruo o una nueva oscuridad, sólo hay que mostrar aquello que de hecho ya vemos a las noticias: Violencia doméstica, asesinatos pasionales, robos con heridos...

El Hombre divergente está estructurado como un fix-up o lo que es lo mismo: una serie de relatos que leídos en conjunto forman una historia más amplia y compleja. De esta manera el autor ha unido con un hilo invisible todas las pequeñas historias que aparecen en el libro. El relato que da nombre a la antología y que es el nexo de unión -a veces de manera un tanto forzada- de los otros cuentos es "El hombre divergente" -sabiamente partido en dos- donde el autor nos propone una teoría más típica de la ciencia-ficción - la de los universos múltiples- para conectar en breves flashes las vidas de los personajes de los otros relatos con la de Eduardo -el protagonista. Todo ello es original y fascinante y una vez finalizado éste se nos abren las puertas a mensajes sutiles y escondidos en el resto de los cuentos, muchos de ellos basados en la relación de pareja. Pero también encontramos algunas historias que nos cuesta relacionar con El Hombre divergente de manera que el fix-up, aunque interesante no acaba de funcionar.

En el lado del terror psicológico, más próximo a nosotros y sin elementos fantásticos encontramos varías joyas: La primera es "Gatomaquia", un relato muy bien trabajado que no juega con el terror durante la historia si no con la insinuación que te deja al final de ésta. Un hombre, harto de la dedicación que tiene su mujer hacia el gato que le regaló decide matarlo. Escrito en una segunda persona llena de fuerza, es una prosa que no se puede dejar así como así. Una vez finalizada te evoca imágenes que no habías visto durante la primera lectura hasta entender dónde radica la raíz del mal, el terror aquí es posterior a lo que nos muestra al autor durante la historia y la sensación de mal rollo te persigue durante un buen rato, una vez acabado. Muy recomendable.

En “Bella y tierna historia de amor”, Soto vuelve a mostrarnos la realidad, la vida cotidiana de dos personas normales y nos presenta este cuento que tiene como particularidad la narración de una asesinato conyugal detallado con una sangre fría y una parsimonia que te hielan la sangre. Un chico está a punto de pedir en matrimonio a la chica a quien ama cuándo ésta le describe la muerte en sus manos de su anterior marido. El miedo y el morbo lo instan a seguir preguntando las causas, el motivos y sobre todo las sensaciones que experimentó ella mientras lo asesinaba. El final, digno del peor de nuestros miedos, está a la altura de la historia.

"Ratas" es con el permiso del excelente "Sushi" uno de los mejor cuentos de la antología. Un magnífico relato narrado en primera persona con un ritmo trepidante y en estricto presente. Nos topamos con una historia interior, un monólogo desesperado de un atracador herido por una navaja que se desangra mientras lucha contra la muerte y contra algo más. Soto aporta un ritmo vertiginoso y un diálogo interno totalmente admirable. Buenísimo.

El autor continúa mostrando tener un pulso narrativo excelente en "Retorno al bosque", un relato que se adentra en sentimientos como la frustración y el desencanto personal. En este caso, sin embargo, la historia, a pesar de mantener el nivel de calidad de otros, no tiene un final lo bastante ajustado, de manera que parece un poco forzado y desmesurado. El autor realiza un ejercicio de aproximación al cuento clásico "Hansel y Gretel" - curiosamente hace pocas semanas me encontraba con un caso parecido con el cuento de terror "La Casa del Bosc" de Enric Herce Escarrà- pero como decía, a pesar de la prosa fuida y consistente de Soto, la conclusión te deja un poco frío, quizás por exagerada, quizás para querer ligarlo todo demasiado en consonancia con ciertos capítulos oscuros del cuento.

La joya de la corona se la lleva una vez más "Sushi" - que ya había leído en la antología Fabricantes de Sueños 2006. El autor demuestra cómo la sencillez de planteamientos y la ejecución perfecta de un relato que no supera las tres páginas pueden convertirse en una de las mejores historias de terror psicológico que hay actualmente: Un hombre se despierta a la madrugada y empieza a fantasear qué pasaría si su pareja - que está en su lado, en la cama- estuviera muerta ... si hay que tocarla o si es preferible esperar a que se despierte. Excelente en todos los sentidos.

Y del lado que juega con el Terror fantástico, sobrenatural, hay que destacar por encima de todo la novela corta "Mosquitos". Aquí, Soto se atreve a dar una visión propia del vampirismo. Y le sale de forma magnífica. Ésta es una novela que ralla la perfección pues consigue aquello que se propone: Mantener la tensión durante toda la obra, ambientar una historia fantástica en un ambiente totalmente casero, saber combinar el terror más directo con la insinuación más sutil; y sobre todo perfilar dos personajes muy diferentes de forma magistral: un niño de 10 años y su profesora. El primero está medio enamorado de ella, la segunda pasa por problemas matrimoniales. Todos juntos se verán unidos a través de una historia de sangre, celos y misterio, regado todo con gotas de erotismo y como colofón con una magnífica escena de sangre y vísceras. Muy buena.

Encontramos también "Permutación" - que ya había leído en catalán en el fanzine Miasma 2- y que no deja de ser una curiosidad dentro de éste este fix-up: Un relato fantástico con intercambio de papeles del mundo natural en el mundo del hombre que ya no me hizo mucho el peso cuando lo leí el año pasado pero que apunta rasgos| originales. Le falta más profundidad. Es quizás el cuento que encaja menos en este invento del fix-up.

“37 arañas” es un relato corto en clave surrealista que no me ha aportado nada. Un hombre espera mientras la suya da luz no precisamente a un bebé.

"Volverás" se centra más en la ambientación - noche lluviosa, personajes que aseguran que están muertos, visiones terroríficas .... - que en un argumento que conserve la coherencia hasta el final. Está bien escrito - como todo lo que encontramos en esta antología- pero le falta una historia más consistente detrás. Aun así se deja leer muy bien.

Finalmente, me gustaría destacar "Los Muertos no caminan", o como Soto también sabe espabilarse en un relato de zombies con toques de humor negro. Un relato corto y perfectamente ligado bajo la mirada de un muerto viviente que sale de la tumba.

Un volumen imprescindible para quien quiera disfrutar de buenas historias de terror de la mano de uno de los autores emergentes del género. Totalmente recomendable

Eloi Puig, 11/06/08

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
  Creative Commons License
Este texto esta bajo licencia de Creative Commons.
Relatos que contiene esta antología:
2008- El Hombre divergente (1a i 2a part)
2005- Gatomaquia
2008-Mosquitos
2005 Bella y tierna historia de amor
2008- Ratas
2008- Permutación
2008- Regreso al bosque
2003- 37 arañas
2005- Sushi
2003 Los muertos no caminan
2005- Volverás
Podeis buscar vuestro libro en: