Nick Furia VS SHIELD
CÓMIC/
SUPER-HEROES
 
     
 
 
 
GUIÓN


DIBUJO
 

NICK FURIA
VS SHIELD

Nick Fury Vs SHIELD
(1988)

Guión:
Bob Harras


Dibujo:
Paul Neary

Editorial:
Panini
(2012)


Colección:
Marvel Gold

Núm:
---

Números originales:

Nick Fury VS SHIELD
#1 a #6


Páginas:
304

Traductor:
Uriel López





 
     
Nick Furia Vs SHIELD

Dentro de mi limitadísimo bagaje de los personajes de la casa Marvel nunca había encajado adecuadamente a Nick Furia. Obviamente sabía a grandes rasgos quién era o su papel en la larga trayectoria de la Casa de las Ideas pero nunca la había leído de joven y tampoco tenía un especial predisposición a hacerlo de no tan joven. El hecho, sin embargo, es que ya sabéis que me estoy volviendo a interesarse por los héroes clásicos de Marvel, especialmente desde que estoy releyendo a mis Cuatro Fantásticos (Sí, son mios ;-) y redescubrí que tenía este volumen que me regalaron hace un par de años. Además, mientras leo los 4F de forma cronológica, el señor Nick Furia va apareciendo de forma esporádica como por ejemplo en el Fantastic Four # 21 (su primera aparición en el Universo Marvel donde por cierto, aún tenía los dos ojos) y con bastante protagonismo en el Fantastic four # 84 donde lideraba una guerra contra el mismo Dr. Doom. La última vez que lo vi aparecer (por ahora) fue probando nuevas armas de SHIELD contra los 4 fantásticos en el Fantastic Four # 154 —que por cierto, no sirvieron para nada, faltaría más—.

Hablar de Nick Furia es hablar inevitablemente de SHIELD, la organización de ámbito mundial dedicada a salvaguardar la paz y la libertad y que está integrada por agentes de muchísimas nacionalidades. Y Nick Furia ha sido el jefe de SHIELD prácticamente desde el principio así que una miniserie titulada Nick Furia vs. SHIELD era al menos prometedora. Y dicho y hecho: No sólo fue prometedora sino que ha superado mis expectativas y me ha encantado.

Para empezar hay que decir que esta aventura de 6 números guionizada por Bob Harras y dibujada por Paul Neary a finales de los años ochenta revolucionó al personaje de Furia y además se convirtió en un punto y aparte también de la organización SHIELD. Harras consiguió tratar aspectos misteriosos del pasado de Furia —como su escaso envejecimiento desde la II Guerra Mundial— y además impulsó al personaje e lo integró de nuevo en el universo Marvel a través de una trama milimétrica que consigue no sólo despertar nuestro interés, si no mantenernos pegados a un argumento que combina elementos clásicos de la Ciencia-Ficción y de las agencias de espionaje gubernamentales. El resultado es una gran aventura en la que no falta de nada: acción, reflexión sobre la propia identidad y sobre la creación de vida artificial, momentos de máxima tensión y el creciente interés de un guión mucho más elaborado de lo normal para este tipo de cómics que suelen tener argumentos más simples — el hecho de que nos encontramos a finales de los ochenta, que la serie sea limitada y que el creador haya tenido manos libres para hacer y deshacer también cuenta, claro—.

El guion de Bob Harras, pues, enfrenta de manera directa a Nick Furia con todo SHIELD, incluso con sus ex-compañeros y subordinados. Una conspiración en toda regla que sorprende completamente al coronel y lo convierte en una especie de héroe martirizado —el guión y algunas viñetas de los último capítulos lo impulsan para mostrarlo como un personaje de fuerte carácter mesiánico-. Así es: Nick Furia es el salvador, pero lo es desde una doble vertiente pues debe recuperar el control de SHIELD y por tanto desenmascarar la conspiración pero a la vez descubriremos porque también tiene un rol de liberador por el enemigo. Un guión pues, diseñado para ensalzar la figura de Furia al tiempo para consolidarlo como referente a SHIELD, aunque esta organización agonice lenta e inexorablemente hasta la decadencia que nos presenta en este volumen. Estoy convencido que la historia influenció a los creadores de la película Capitan América. Soldado de invierno, al menos, en cuanto a a la trama de la conspiración en contra de SHIELD.

El coronel Nick Furia, sin embargo, no es el único punto de vista que Harris nos presenta. En los seis números de esta colección limitada existen varios actores de ambos bandos que también nos hacen descubrir aspectos diferentes de la trama. Destacan sus compañeros de los comandos aulladores que ya compartían historias en su colección regular. Este abanico de personajes nos conducirán por cambios constantes de escenario que proporciona una fuerte vitalidad y sensación de globalidad muy especiales.

Sobre Paul Neary, el ilustrador, debo decir que me ha convencido en prácticamente todo el volumen, muy especialmente cuando dibuja viñetas exteriores con situaciones climatológicas extremas que contrastan mucho con los interiores estériles y uniformes que parecen faltos de color y de vida. Es como si las escenas que transcurren en el interior de las bases y complejos nos transmitieran una sensación aséptica y de uniformidad que quizás podemos enlazar con la trama argumental de fondo — que no desvelaré aquí—.

Nos encontramos, pues, con una aventura que cuida mucho los aspectos más filosóficos que nos ofrece la ciencia ficción que se desarrolla, pero siempre, alternando con esquemas propios de espionaje con viejos enemigos como Hydra o IMA. En el fondo también se nos está planteando una confrontación entre el orden y el caos que representa la misma humanidad. El hecho de introducir elementos como las inteligencias Artificiales y las identidades perdidas nos dan muchos más motivos para estar atentos a este gran guión.

Harras, pues, ha sabido dotar a la historia de coherencia sobre la larga vida de Furia -—ya sabemos todos como poco a poco pasa el tiempo para los héroes— y además, dejarlo listo para los nuevos tiempos a través de esta trama que se convertiría en un punto y aparte en la historia de SHIELD.

Eloi Puig
10/05/2020

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.