Los 4 Fantásticos. La Batalla del edificio Baxter
 
     
 
 
 
GUIÓN


DIBUJO
 

MARVEL GOLD
LOS 4 FANTÁSTICOS. LA EDAD DORADA

(1965-1967)

Guión
Stan Lee

dibujo:
Jack Kirby (4F)

Editorial:
Panini
(2017)


Colección:
Marvel Omni Gold

Núm: 3

Serie:
Los 4 Fantásticos

Números originales:

Fantastic Four
#44 to #63

Fantasic Four Anual #3


 
     
Los 4 Fantásticos. La Edad dorada

Dentro del universo Marvel hay nombre propios que siempre han general expectación. Son personajes que convulsionaron las normas establecidas, que introdujeron nuevas maneras de ver el género de los superhéroes. Hoy repaso una veintena de números de los legendarios 4 Fantásticos que buena parte de la crítica ha considerado revolucionarios en muchos aspectos. Estamos hablando de mediados de los años sesenta recordad. Y estamos hablando de la incorporación al universo Marvel de nombres míticos como Pantera Negra, Los Inhumanos y muy especialmente Silver Surfer y ... Galactus.

Un servidor no es un neófito en el mundo Marvel pero tampoco es ningún experto. Durante mi infancia y adolescencia leí bastantes números de los 4F y de Spiderman, así como de otros superhéroes en menor grado. Y como es bastante normal, me perdí aquellos ejemplares que venían como quien dice de otra generación, veinte años atrás de cuando yo devoraba cómics con 12 o 13 años. Sin embargo, siempre resonaron en mí nombres como los que he mencionado más arriba, dado que las referencias a estos personajes fueron constantes durante las décadas posteriores. Y es que lo que crearon Stan Lee y Jack Kirby fue muy grande.

Como siempre he dicho, esta breve reseña no pretende ser ningún análisis profundo sobre la huella de los 4 Fantásticos en el mundo del cómic. Sólo quiere ser una reflexión más, un punto de vista particular del súper grupo que siempre he considerado mi preferido, sin más. Este tercer volumen de la serie Marvel Gold engloba los números de los 4F del 44 al 63 publicados entre  novembre del 1965 y junio del 1967 y aporta muchas novedades a la saga.

En primer lugar, sin embargo, tenemos que hablar del Fantastic Four Annual # 3 con que se abre el volumen. No porqué la aventura sea especialmente buena (de hecho, no lo es demasiado) sino porque representa todo un hito dentro del universo Marvel: La primera vez que hay una boda entre dos superhéroes. Naturalmente estamos hablando de Reed Richards y Sue Storm, Mr Fantástico y Invisible Girl respectivamente. Aparte del hecho concreto de la boda vale la pena comentar que quizás fue la primera vez que los cameos y los invitados del mundo Marvel colapsó el número. Lee y Kirby plantearon un número especial con decenas de invitados que intentaban salvar la boda de la pareja de manos de un Dr. Doom algo patético. El resultado fue divertido más que bueno.

A partir de aquí sin embargo, los siguientes números de los 4 Fantásticos se convirtieron en un tour de force memorable porque no existió prácticamente ningún momento de reposo. Me interesa especialmente que los creadores incorporaron la ambigüedad en algunos tramas, o mejor dicho en muchos personajes. De modo que no sabías si tomarlos como superhéroes o como villanos. Esto es un punto que si bien todavía estaba en una fase inicial, seguro influyó en posteriores guionistas para perfilar mejor sus personajes. La ambigüedad se puede medir en las tramas de Los Inhumanos, también en la introducción de Pantera negra y muy especialmente con las estrellas del volumen: Galactus, y Silver Surfer.

Vayamos por partes: La trama que se genera con la aparición de Los Inhumanos, de trasfondo tiene los mismos intereses que otros argumentos simplistas: El rey que quiere controlar el mundo, el hermano que se ha apartado del trono pero que finalmente lo recupera etc. Lo más interesante, creo, es la creación de una raza diferente que tiene un nombre que podríamos asociar como negativo pero que durante mucho números se va cohesionando para mantener un arco argumental coherente e integrado en las aventuras de los 4F (por mucho que el enamoramiento del Johnny Storm con Crystal lo encuentre completamente superficial). Estos personajes darían mucho juego y evidencia que no siempre los 4F son los que deben llevar la batuta de la acción.

El caso de Pantera negra es diferente. Leyendo los magníficos comentarios de Raimon Fonseca me entero que fue el primer Superhéroe negro de la casa Marvel (Yo pensaba que había sido Luke Cage) y el hecho evidencia la preocupación de Lee y Kirby por normalizar este tipo de asuntos más sociales que tanto carecían los EEUU de la década de los sesenta. Si Star Trek nos regaló el primer beso interracial (1968) ya Marvel apostaba por la normalización de los afroamericanos en el mundo popular... como es el caso de Pantera negra (que además rompió estereotipos africanos al comprobar que el país donde vivía era un portento tecnológico).

Sin dejar de lado estas incorporaciones tengo que volver a recalcar que La Cosa, nuestro viejo amigo Ben Grimm, sigue siendo el mejor personaje del cuarteto especialmente por su ambivalencia: El deseo de querer ayudar a combatir el mal pero también la necesidad de volver a ser una persona normal como cualquier otro. Lee y Kirby le dedican un gran número titulado " Este hombre, este monstruo!" donde se evidencian los conflictos y las primeras depresiones de nuestro monstruo preferido.

Por el contrario, a pesar de que nuestro querido guionista había comenzado a otorgar poderes más que interesantes a Sue Storm, parece que en estos nuevos capítulos se haya desentendido un poco hasta el punto de que parece que el personaje haga una llamada a decir "Eh ! Que estoy aquí ". Ya empezamos a ver alguna que otra escena tensa con su marido, el cual también se despreocupa para dedicarse a sus extraordinarios inventos. Más adelante, con los años, veremos cómo esta relación se va tensando para coger un ritmo de culebrón excepcional.

Hablando de Mr. Fantástico, sólo comentaré que esta etapa es también muy importante porqué los experimentos y descubrimientos del más grande científico del Universo Marvel nos permiten soñar cada vez más con las estrellas, con universos paralelos y en especulaciones de pura ciencia ficción. Entiendo que en los años sesenta esto aconteciera abrumador. Su mayor aportación es la apertura a la Zona Negativa, este universo paralelo que tanto daría de qué hablar más adelante y del que salió un enemigo como Blastar (que por ahora no me ha parecido demasiado diferente de los que ya poblaban nuestro universo).

De Johnny Storm hablaré más bien poco. Sólo el hecho de que se supone que va madurando muy poco a poco (incluso ingresa en la universidad) y que su relación con Crystal será el vínculo principal para acercar a los Inhumanos la casa 4F. Un episodio curioso es el que se encuentra con la Antorcha Humana original (uno de los tres superhéroes clásicos de la era Pre-Mavel). Pero poco más.

He dejado para el final lo que considero uno de los hitos más grandes de la larga saga de los 4 Fantásticos: Galactus y Silver Surfer (Estela plateada para los amigos). La comentada ambigüedad de los personajes aquí tiene proporciones no épicas, sino cósmicas. Nunca había leído todavía la llegada de Galactus a la Tierra, aunque conocía, obviamente, la historia. De hecho uno de los momentos para mí álgidos de toda la historia de los universos Marvel, es el famoso juicio a Reed Richards por Galactus (que veríamos 25 años después de esta primera aparición). Para quien no conozca aún el personaje: Galactus es una entidad cósmica que devora mundos, que se alimenta de planetas. No es malo per se, es su esencia, su manera de sobrevivir. El hecho de que le importen poco los planetas y las civilizaciones que existen se debe a que él está por encima de todo esto, está más allá del bien y del mal. Galactus tiene un heraldo, un mensajero, el que cabalga ante su anunciando el fin de tu mundo. La expresión "cabalga" no es gratuita, pero debería haber dicho antes "surfea" el personaje, Silver Surfer, es uno de los hallazgos más originales de Marvel (por cierto, que este personaje no fue creado por Stan Lee ). El extraterrestre de forma humanoide y un poco asexuado que tan bien dibujó Jack Kirby se transformaría en uno de los personajes más carismáticos de Marvel. Quizás porque en el fondo era más humano que los mismos humanos.

Vuelvo a repetir: Pantera negra, Los Inhumanos, Galactus y Silver Surfer. Todos ellos iconos de la casa Marvel que fueron presentados en estos dos años de números del 4 fantásticos. No me extraña que mucha gente la considere como la Edad de Oro (yo aquí quizás añadiría también la etapa de John Byrne años más tarde). Sea como sea, a pesar de los años que nos separan de aquella lejana década de los sesenta, es necesario confirmar que en aquel momento se despertaron de forma implacable nuevas formas de tratar el cómic de superhéroes y sobre todo nos regaló nuevos elementos de ciencia -ficción para descubrir como el sentido de la maravilla se abría paso de forma irrevocable.

Eloi Puig,
09/02/2019


Premios:

 

Búsqueda:
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.