Los 4 Fantásticos.Cuando los titanes chocan
 
     
 
 
 
GUIÓN


DIBUJO
 

MARVEL GOLD
LOS 4 FANTÁSTICOS. CUANDO LOS TITANES CHOCAN

(1976-1977)

Guion
Roy Thomas
Gerry Conway
Marv Wolfman
Archie Golwin
Bill Mantlo
Lein Wein
Jim Shooter
Roger Slifer
Keith Pollard

Dibujo:
George Pérez
Ron Wilson
Keith Pollard
Sal Buscema
Johm Buscema
Bob Hall

Editorial:
Panini
(2019)

Colección:
Marvel Omni Gold

Núm:
9

Serie:
Los 4 Fantásticos

Números originales:

Fantastic Four
#176 to #203
Fantastic Four Annual #12 i #13






 
     
Los Cuatro Fantásticos.
Cuando los titanes chocan

Parece mentira, pero casi sin darme cuenta ya he llegado a los 200 números leídos de la colección Marvel que lo inició todo. Este noveno volumen integra los números Fantastic Four # 176 en el Fantastic Four # 203 y Fantastic Four Annual # 12 y # 13 y es el último de la colección OmniGold de Panini dedicada a la época más clásica de la primera familia Marvel.

Este volumen se caracteriza por dos hechos muy contrapuestos: por un lado, la irregularidad de las tramas con numerosos guionistas que no han sabido darle una continuidad destacada, pero por otra el extremadamente trabajo bien hecho de los dibujantes que han demostrado ser, quizás, los mejores de toda esta etapa. Por un lado, contamos con George Pérez, del que no esconderé mi predilección siendo el que quizá mejor ha retratado al cuarteto. Pero su sucesor no se queda corto y Keith Pollard realiza un trabajo fantástico también. Así pues, el aspecto gráfico gana por goleada en estos veintitantos números.

Hablemos, no obstante, de las tramas, porque hay una para mí muy especial. Creo que ya lo he dicho en algún moment pero de jovencito leí los 4F de manera muy salteada, esto por culpa de las publicaciones que llegaban y que podían pasar de Fantastic Four # 22 al # 176 sin despeinarse. Una de esas aventuras que me llama más la atención es la que salía el hombre imposible (que tuvo una primera aparición en el Fantastic Four # 11 con un desprecio generalizado por parte de los lectores). Y no es que a mí me guste especialmente este alienígena que parece poder hacer lo que quiera sin cumplir ninguna norma o regla, pero la aventura del Fantastic Four # 176 donde se adentra en las oficinas de Marvel y donde conoce a Stan Lee y el resto de la tropa y exige que le dediquen un cómic, la encuentro simplemente magnífica. El hombre Imposible acompañará varios números a los Cuatro Fantásticos, pero sin resultar más que un socio más o menos divertido. De hecho, desaparece a comienzos del Fantastic Four # 195 sin dar más explicaciones (lo que evidencia que los nuevos guionistas tampoco le veían demasiado futuro).

Pero dejando de lado este episodio metaliterario, sorprende ver como de nuevo se intenta reunir un grupo de cuatro antihéroes para que se enfrenten a los Cuatro Fantásticos: Una vez más los Cuatro Terribles quieren acabar con los nuestro protagonistas pero esta vez, por suerte, el guionista Roy Thomas ya se lo ha tomado a broma y confecciona una mini saga autoparódica con selección de aspirantes a malo incluida (esto me recuerda una escena delirante de la peli Mystery men, por cierto) y donde de nuevo una mujer les acaba traicionando.

Un hecho que vuelve a evidenciar que el papel de las heroínas también buscaba poco a poco su rol: Hay incluso un momento de batalla con Tigra, Thundra y Sue Richards luchando solas sin necesidad de los miembros masculinos del grupo.

En general he notado que cuando un guionista toma el mando de la colección intentaba profundizar con sagas más largas de lo normal, cada vez con más subtramas (por ejemplo, la del Reed Richards falso tiene hasta cinco escenarios diferentes y están bien entrelazados dando un aire muy coral en la saga).

Un hecho importante ha sido otra separación del grupo, esta, no obstante, tratada de forma más seria. Cuando Reed Richards pierde sus poderes es un buen momento para plantearse dejar la vida heroica y dedicarse a la familia (que suficientes problemas ha tenido en el pasado). Esta separación se alarga varios números y es curioso ver a qué dedican su tiempo los protagonistas, sin salir de los tópicos (científico brillante, piloto de carreras, piloto de pruebas aéreas y actriz en Hollywood).

Pero quizás la mejor historia la encontramos alrededor del número 200 de la colección, una efeméride que el guionista Marv Wolfman quiso dotar de cierta entidad enfrentando a Reed Richards con su némesis: El Doctor Doom. Es un episodio bastante inspirado (a pesar de la torpeza de cómo recupera los poderes Richards) y que pretende ser un punto y aparte en la lucha titánica que enfrenta a los dos contrincantes desde hace años.

Hablando de malvados. El Doctor Doom vuelve, como he comentado, y para variar resulta el contrincante más a la altura de la situación. También vuelven viejas glorias como el Pensador loco, los Cuatro (Bueno, tres) Terribles, Namor, mi estimado Diablo, el Hombre Topo y Anihilus. Todos ellos con tramas correctas (si tenemos en cuenta la parodia de los Quatro Terribles) donde también se suman Quasimodo con una historia completamente desaprovechada o, como comentaba, el Reed Rchards malo de la Contratierra.

No son grandes sagas pero mantienen el espíritu de la lucha clásica contra el megalómano que quiere dominar el mundo. Sin más. También encontraremos el enésimo reencuentro con el grupo de los Inhumanos en el Fantastic Four Annual # 12 y sinceramente, se le hubieran podido ahorrar. Tengo que decir que después de la excelente idea que tuvieron el dúo Lee / Kirby al crear esta raza mutante escondida en el Himalaya, el resto de tramas a su alrededor han sido (hasta ahora) bastante anodinas.

Nada más, un volumen que nos lleva más allá del número 200 y que resumiendo, lo podríamos definir como un revoltijo de guionistas que hacían lo que podían, pero apoyados, eso sí, por dos artistas que dejaron huella —al menos para mí— en las que son, quizás, las mejores ilustraciones de la colección desde sus inicios.

Se acabó este repaso informal en la historia de los Cuatro Fantásticos que me ha durado un año y medio aproximadamente y que me ha permitido hacer lo que siempre había querido: Leer a mis súper-héroes favoritos de forma consecutiva. Me ha permitido descubrir muchos artistas de los que aún no tenía conocimiento y profundizar en tramas y personajes que para mí siempre habían sido un misterio.

Ahora toca relajarse porque viene una época donde los Cuatro Fantásticos alcanzaron cotas de calidad elevadísimas bajo el guion y dibujo de John Byrne. Es una etapa que leí al completo en su momento pero que ahora friso para volver a hacerlo. Espero que pronto.

Eloi Puig

11/07/2020

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.