La caja de botones de Gwendy
TFANTASÍA
 
     
 
 
 
 

LA CAJA DE BOTONES DE GWENDY
Gwendy's Button Box
(2017)

Stephen King &
Richard Chizmar

Editorial:
Penguin
Random House
(2018)


Colección:
Suma

Núm:
---

Páginas:
186

Traductor:
José Óscar Hernández Sendín



 
     
La caja de botones de Gwendy

Debo ser una persona con poca imaginación porqué siempre que hablo de Stephen King digo lo mismo: "Hacía demasiado tiempo que no lo leía". ¡Ah! Pero esto ha empezado a cambiar. O al menos, mi mente me está insistiendo que enfoque más mi atención al autor de Maine. Y así lo he hecho. Si bien en este momento estoy leyendo una antología de relatos de sus primeros tiempos, hace pocos días finalicé una de sus últimas novelas, escrita conjuntamente con Richard Chizmar: La caja de Botones de Gwendy.

La presente novela sigue bajo la estrela de la mayoría de obras de King: un hecho sobrenatural, extraño, mágico, afecta de forma directa a la vida de una persona o grupo de personas. En este caso, no obstante, esta regla sigue unas pautas un poco diferentes. Para empezar diremos que lo que no me ha sorprendido nada es quedarme atrapado en la prosa de King de forma irrevocable casi desde la primera página. Pegado a ella. Y no tanto por un argumento que se va construyendo poco a poco y que al principio no le encuentras un especial interés sino porque se evidencia que estamos ante una escritor veterano que sabe plasmar lo que quiere decir de forma directa y sin perder tiempo . Porque no, no nos encontramos ante uno de los tochos de la segunda época de Stephen King. Esta es una novela breve, que te hipnotiza y que te la puedes leer en un par de horas.

Por otra parte sí que me ha sorprendido un aspecto: El tono que dispone el autor es muy sencillo, casi juvenil, relajado. De hecho prescinde de ambientaciones tenebrosas, reduce al mínimo las descrpiciones y se centra en relatarnos la vida de una chica de doce años durante un periodo de tiempo bastante largo. King nos expone la vida y los sentimientos de Gwendy a medida que va creciendo durante varios años. Una historia que sería normalísima de no ser por el extraño artefacto que recibe un día de la mano de un misterioso personaje: Un artefacto que Gwendy puede manipular a discreción y que le puede hacer la vida más soportable... claro que también puede destruir el mundo.

Esta premisa fantástica (más que de terror) es la que nos proponen King y Chizmar. ¿Qué harías si pudieras borra del mapa un país, un continente, si tuvieras este poder casi absoluto? La presión para impedir que caiga en malas manos, la sensación de que sin querer eres la persona que podría acabar con la humanidad o al menos con una parte importante de esta, la frustración por no conocer si esto es verdad o no... son algunos de los aspectos que trabaja el autor a medida que pasan los capítulos. Pero siempre con un tono cordial, alejado de escenas macabras o de tópicos del terror. Esta es una historia más sutil.

Sin embargo, King se encarga de introducir momentos muy emocionantes - especialmente al final de la novela- que resultan, sin embargo, sólo trascendentes en parte. Se ha contenido y aquí es donde quería ir a parar. Si bien, la novela se lee en un momento y es adictiva y bien narrada como era de esperar quizás creo que se ha aprovechado poco la excelente idea inicial. Piensoo que la trama da para bastante más y que sin renunciar a su sencillez también se hubiera podido estirar un poco más para entender el sufrimiento interior de una persona que lleva encima una gran secreto.

La cuestión, sin embargo, es que si bien el terror al que estamos acostumbrados en las obras de King, aquí más bien queda diluido en alguna que otra escena impactante, sí es cierto que el planteamiento y la capacidad de mantenernos atentos no ha variado y que La caja de botones de Gwendy sigue siendo una lectura muy agradecida por concisa y por todo lo expuesto. Sí, yo quería más, pero en este caso también me planteo si realmente valía la pena explotar más la situación personal de la Gwendy.

En definitiva, una obra notable de King que se aleja de lo que estábamos acostumbrados y que como siempre plantea dilemas que te hacen helar la sangre por las posibles consecuencias que podrían tener si uno se salta las reglas.

Eloi Puig, 07/01/2019


 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.