El crit de les ultracoses
CF- CONTACTOS
 
     
 
 
 
 

EL CRIT DE LES ULTRACOSES
(2015)

David Ruiz

Editorial:
Curbet Edicions
(2015)


Colección:
Polar

Núm:
07

Páginas:
110

Otras ediciones:

No existen ediciones castellano

 
     
El crit de les ultracoses

Una de las muchas cosas de las que me quejo a menudo en este difícil mundo de la ciencia ficción en catalán es que faltan obras que quieran sumar esfuerzos desde un punto de vista más pulp, más de cara al entretenimiento y salvar distancias con todo lo trascendental. Sí, la ciencia ficción es reflexión, es especulación pero también es aventura, es diversión. Y vamos tan poco sobrados de todo esto que cuando aparece una obra como El crit de les ultracoses (El grito de las ultracosas), no podemos hacer otra cosa que sonreír y disfrutarla.

Porque ¡atención! ¡El título no engaña! El crit de las ultracoses es una novela distendida, amena y que sin olvidar una trama argumental más que decente nos sumerge en una invasión alienígena en Girona, como quien no quiere la cosa. No es la primera vez que encontramos una obra de este estilo escrita por autores catalanes, quizá el último referente para mí fue L'any de la plaga (El año de la plaga) de Marc Pastor, por la simpatía y la alocada vida de su protagonista. O también de forma más seria tenemos la hasta ahora duología de Joan Marcé, Un intrús a l'estany y El Visitant.

Ahora bien, hay un hecho que ha alterado mi percepción de la novela. Silencio sepulcral durante unos segundos, por favor.

Sergi Caballero, periodista, con toda su buena fe nos escribe un prólogo titulado La seducción del antihéroe y nos habla de algunas de sus influencias a la hora de definir el carácter de Raül Costa, el protagonista absoluto de esta historia. Y es que al prologuista le gusta mucho Bruce Willis en aquella magnífica película que es El último Boy Scout ... y no tiene vergüenza en señalar que Raül Costa bebe de esa fuente. Y claro, un servidor que considera que ese film es una de las mejores aventuras (por no decir la que más) de Bruce Willis, ya no se pudo sacar de la cabeza su imagen implantada en el rostro de Raül Costa. Ah! Sergi Caballero nos ha condicionado a ver en Willis corriendo y disparando por Girona. Y además, de forma indirecta nos ha influido para que veamos la novela como una película de acción! Esto es el desliz involuntario, no hay más. pero ahora analicemos un poco la novela

El crit de las ultracoses. Un título que a priori parece pensado para divertirse o para parodiar y que no disimula sus semejanzas con clásicos de temática similar; una novela que esconde una trama de ciencia ficción, mezclada con toques de novela negra. Escrita en estricto presente, directa pero con frenadas de vez en cuando para que aflore un chiste, un gag, un momento de distensión. Todo ello provoca que la historia avance a un ritmo frenético, bien dirigida, también bien narrada y que a menudo nos venga a la mente la idea de que funcionaría de maravilla al cine. Quizás la pasión de David Ruiz por el cine y los guiones que ha escrito le han pesado a la hora de asomarse a escribir. En este sentido me ha recordado también el trabajo de Pau Escribano en Aquell d'allà no sóc jo. El ritmo, los diálogos, los chistes ... recuerdan un poco demasiado a un guión cinematográfico. Pero en este caso Ruiz consigue enganchar un poco más y alcanzar la difícil meta de equilibrar la diversión, la intriga y la trama argumental.

Por cierto que esta consiste en una investigación que inicia Raül Costa, policía de Girona alcohólico, dejado y desaliñado, cuando le llega el caso de unas extrañas muertes que tienen todas un denominador en común: El televisor encendido y retransmitiendo absolutamente nada, sólo la típica nieve blanca. A partir de ahí irá descubriendo cómo estos extraños hechos tienen una relación que no se espera y le hará hace abrir la mente, justo cuando más ganas tiene de dejarlo todo. Ciencia ficción en un entorno tan conocido como Girona. Momentos muy poltergeist mezclados con canciones del grupo Manel, historia divertida pero también lo suficientemente serena para que no resulte ninguna aventura alocada. Todo ello son algunos de los muchos elementos que configuran este pulso narrativo que nos ofrece David Ruiz.

He disfrutado leyéndola. Sin que la historia sea del todo original, sí que David Ruiz nos ha transmitido diversión y una trama coherente, que hoy en día ya es mucho. Y además, si queremos, también podemos encontrar motivos de reflexión pero por encima de todo es una novela fresca y amena que nos muestra las puertas de la ciencia ficción más entretenida y que tanta falta hace en nuestro país.

La novela tuvo una mención especial al premio UPC de 2014 y este año ha entrado como finalista en los Premios Ictineu 2016. En noviembre sabremos si ha ganado o no.

Eloi Puig

25/09/2016

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.