El caballero de los Siete Reinos
FANTASÍA HEROICA
 
     
 
 
 
 

EL CABALLERO DE LOS SIETE REINOS
A knight of the Seven Kingdoms
(2015)

George R. R. Martin

Editorial:
Gigamesh
(2015)


Colección:
Gigamehs Ficcion

Núm:
56

Páginas:
285

 
     
El caballero de los Siete Reinos

Que Martin es un gran escritor también en las distancias cortas es un hecho incuestionable y que hemos podido comprobar largamente en los tres volúmenes que componen su Autobiografía literaria, también publicada por Gigamesh. El estilo, la intensidad, los personajes... todo lo que podemos esperar del mejor Martin de sus larguísimas obras, también lo encontraremos en las novelas cortas. Y precisamente El caballero de los Siete Reinos son tres historias cortas - de unas 100 páginas aproximadamente- ambientadas nada menos que en los Siete Reinos de Canción de Hielo y Fuego. Así que para los que no pueden esperar a la salida Vientos del invierno - si los meteoritos lo permiten, según dicen- aquí tenéis una excelente muestra que complementa el universo que ha hecho más famoso George R.R. Martin.

Como decía El caballero de los Siete Reinos son tres historias ambientadas unos ochenta años antes de los hechos descritos en Juego de tronos y que están conducidas por dos personajes antagónicos pero que se complementan: Dunk y Egg. Dunk es un caballero errante que posee todo lo que uno espera de esta estirpe: Nobleza, valentía, generosidad ... pero tiene el pequeño problema de la falta de experiencia - acaba de ser nombrado caballero- y de su pobreza innata pues procede de los estratos más bajos de la sociedad. Egg en cambio es un chiquillo de diez años con la cabeza afeitada que sigue apasionadamente a Dunk y se junta a él con motivos ocultos y que además esconde mucho más de lo que parece. Travieso, muy inteligente y rebelde, contrasta con la firmeza y la inocencia de Dunk respecto a las situaciones más cotidianas. Dos naturalezas que se complementan a la perfección, por inverosímiles que parezcan. Y Martin aprovecha el filón que le proporcionan dos personajes entrañables para escribir una serie de novelas  cortas donde estos se puedan desahogar y evolucionar. Son como una revisión de los míticos Fafhrd y el ratonero gris de Fritz Leiber - que por cierto hace cosa de un año también Gigamesh rescataba: Aquel gigantesco guerrero nórdico y su pequeño y avispado acompañante, pero en este caso situados en medio de una de los universos literarios más ricos que existen actualmente.

La primera de las novelas  es El caballero errante, que ya pudimos disfrutar en formato de cómic hace unos años y recientemente también fue incluido el tercer volumen de la mencionada Autobiografía literaria de Martin: Un corazón atribulado. Yo mismo disfrutaba esta historia sólo unos meses atrás y me pareció excelente. En El caballero errante se narra como Dunk y Egg se conocen fortuitamente y cómo esta nueva relación traerá serios problemas al caballero Dunk pero a la vez le permitirán adentrarse en el crispado mundo de los torneos y la alta nobleza de los Siete Reinos. Precisamente el hecho de que Dunk aplique rigurosamente las premisas del buen caballero le provocará una sentencia infame que le abocará a jugarse la vida en un torneo muy especial. Como decía, una primera aventura grandísima, llena de honor, aventura, orgullo y claro, muertos a mansalva.

Le sigue La espada leal, una aventura un poco diferente donde por unos momentos parece que Dunk haya cogido el papel de Clint Eastwood en Por un puñado de dólares, aunque sea de reojo y salvando la enorme distancia, claro. Es una aventura, sin embargo, que me gusta especialmente porque se adentra en el mundo de la baja nobleza, de las tierras y los parajes yermos y donde se evidencia claramente el poder de esta alta casta sobre los acampesinos, a pesar de la escasez de soldados y sirvientes. Es el poder del que cree que tiene la moral y la única razón, el que domina sólo con la palabra y la costumbre, el que manda por tradición. Aquí es donde se ve la miseria de los agricultores y los reclutas que luchan y mueren por cuestiones que no entienden y que ni los va ni el bien. Dunk tendrá que lidiar entre dos nobles- su actual dueño y una hermosa doncella viuda- por los escasos recursos que hay durante una gran sequía en la región del Dominio. Egg, en esta historia quizás tiene un rol más secundario. Una historia muy efectiva que repito nos acerca a la dura realidad, la que queda alejada de la corte.

Finalmente las correrías del caballero errante y su fiel escudero concluyen en El caballero misterioso, una nueva incursión en el mundo de los torneos, bastante parecida a la primera, El caballero errante en cuanto a conceptos aunque aquí la política y las intrigas confluyen de forma magistral. Dunk se verá inmerso en una trifulca de aires plenamente políticos que le pueden costar la vida a él ya Egg. Una historia también adictiva, tal vez con un final un poco precipitado pero que no desmerece el conjunto.

Es necesario decir que las tres historias tienen como trasfondo la historia del momento que están ambientadas: la guerra civil - si se puede decir así- entre los miembros legales de la casa Targaryen y los rebeldes, los Fuegoscuro, que diecisiete años antes entraron en lucha por el control de los Siete Reinos. Es una historia pasada pero que aún perdura y tiene consecuencias en las tres aventuras de Dunk y Egg, especialmente en la segunda y la tercera. De modo que la política y las relaciones de la casa Targaryen y sus herederos- confirmados o no- son un rasgo fundamental en las tres novelas.

Tres historias de Dunk y Egg, tres aventuras con mucha emoción, batallas y personajes carismáticos y plenamente integradas en la historia reciente de algunos de los últimos miembros de la casa Targaryen: Para los amantes de la saga de Canción de Hielo y Fuego será un complemento perfecto; Para los recién llegados unas aventuras más que entretenidas. Sea como sea, disfrutadlas.

Eloi Puig 29/09/15

 

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.