FANTASÍA HEROICA
 
     
 
 
 
 

EL ÚLTIMO UNICORNIO
The last unicorn
(1968)

Peter S. Beagle

Editorial:
Martínez Roca
(1988)


Colección:
Fantasy

Núm:
18

Páginas:
191


 
     
El último unicornio

A veces me gusta reencontrar historias fantásticas que casi podríamos catalogar de vintage, alejadas en el tiempo de las sagas actuales y sorprendentemente sin haber caído bajo la sombra omnipresente de Tolkien. Hace unas semanas compré El último unicornio, de Peter S. Beagle, una de esas novelas  de lomo amarillo de la colección Fantasy de Martínez Roca, dirigida en su momento por Alejo Cuervo. En esa colección se encontraban pequeñas maravillas pero también obras que ahora quizá difícilmente se venderían si tenemos en cuenta que muchas de ellas tienen más de 40 años y que tratan la fantasía de forma muy diferente a la que estamos acostumbrados.

Este es uno de esos casos. El último unicornio es fantasía sesentera - fue publicado a finales de la década- y a diferencia de la ciencia-ficción que en aquellos años empezaban a despuntar autores de mucha talla, tal vez la fantasía se quedó un poco más escondida; de hecho El Señor de los anillos empezaba a ser una obra de culto. El último unicornio es una fantasía en formato algo etéreo. Una mezcla de cuento de hadas y fábula surrealista donde la magia es tratada sin ninguna ley ni regla y donde el autor abusa cuando lo cree necesario.

La última unicornio (así, en femenino) se da cuenta de pronto que esta sola, que hace demasiado que no sabe nada de sus congéneres - hay que tener en cuenta que los unicornios son inmortales y más bien solitarios-. Y después de una visita un tanto inocente de una mariposa parlante, se encamina a la búsqueda de los otros unicornios. Por el camino se unirán un mago curioso y absurdo y una mujer de las que tiene la cabeza bien amueblada. Y juntos buscarán un castillo donde un malvado señor supuestamente tiene recluidos los unicornios con la ayuda de un inmortal toro rojo. Como veis el argumento de entrada es muy onírico, muy etéreo, descabellado ... con aires épicos pero que en el fondo tienden más hacia el sentido de la maravilla en términos fantásticos.

La prosa es correcta, poética en algunos momentos y bastante elaborada, pero los personajes son demasiado planos para mi gusto. Quizás el hecho de que en la actualidad estemos tan versados a personajes que llevan el peso de la obra provoca un distanciamiento con estas novelas en que los protagonistas no tienen un peso muy absoluto y donde la variedad de facetas de estos son más bien escasas. La verdad es que esperaba que los unicornios me fascinaran más, no creo que el autor haya explotado todo el potencial de un animal mitológico como este.

Un hecho que me ha llamado mucho la atención son los pasajes de humor que se encuentran especialmente en la primera mitad del libro. Un humor que juega con el absurdo, como si el autor hubiera tenido una visión temprana de las novelas de Terry Pratchett (por cierto, el mago nos recuerda al personaje de Rincewind constantemente). Parece talmente que Beagle se ría de los estereotipos de la fantasía. Pero esto son pasajes, fragmentos, capítulos. Más adelante parece que el autor quiera dar un efecto más trascendente en la novela  olvidando los guiños que estaba escribiendo hasta entonces.

Pero si nos quitamos de encima la falta de lógica en este mundo fantástico donde la magia puede hacer cualquier cosa (siempre que sepas hacerla, claro), el conjunto es aceptable para una novela  de pura fantasía. Es curioso comprobar, ahora que tenemos acceso a redes sociales como Goodreads que escritores de primera línea como Patrick Rothfuss o Robyn Hood la consideren prácticamente una obra de cabecera para ellos. No es mi caso ni mucho menos.

Pero ha estado bien, dejarse ir por la fantasía de la época antes de atacar de nuevo las historias de fantasía más actual que me llaman desde la pila.

Eloi Puig, 30/01/15

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en:
Librerías especializadas (descatalogado)