CF UCRONIA/ ANTOLOGÍA
 

PÁGINAS PERDIDAS
Lost pages
(1999)

Paul Di Filippo

Editorial:
Grupo AJEC (2004)

Colección:
Albemuth Internacional

Núm:
3

Páginas:
238


   
Páginas perdidas

Hace aproximadamente unos 15 meses, colgué la reseña de La Guía del Dragonspista Galáctico etc etc... de David Langford aquí mismo, en La Biblioteca del Kraken. Aquella antología de relatos tenía una palabra clave: Parodia, de manera que uno se relajaba leyendo una serie de historias sólo aptas por gente que conociera el entorno que estaban parodiando. La lectura no fue demasiada enriquecedora pues algunos de los escritores de los cuales se reía Langford - o sus obras- no los conocía lo bastante bien.

Por una de aquellas cosas que te pasan por la cabeza, encontré hace poco Páginas Perdidas en un mercado de segunda mano y entre la magnífica portada de Alejandro Terán y algunas críticas que había leído navegando por estos mundos virtuales la compré pensándome que había escogido bien. Pues me equivocaba. Antes de seguir leyendo, el lector tendrá que tener en cuenta que buena parte de los cuentos que aparecen en esta antología sufren de mi ignorancia con respecto a los autores y situaciones que pretenden realzar y que por lo tanto, es posible (pero no probable) que una segunda lectura una vez conociera a estos autores podría ser más favorable.

Porque Páginas Perdidas no trata de parodiar a autores de CF o sus obras, más bien intenta homenajearlos. La antología está íntegramente escrita por Paul Di Filippo y sólo es apto para seguidores de la CF anglosajona. Me explico. Las historias que encontramos vienen a ser pequeños homenajes a la CF y a ciertos autores míticos del género (al menos en los EE.UU.) en forma de ucronías que transcurren a lo largo del siglo XX. Pero parece que el autor piense que la formula de escoger a un personaje conocido, añadirle un entorno ucrónico y sumarle dosis de supuesto humor sea suficiente... y no lo es.

Y más teniendo en cuenta que las historias no quieren reírse vilmente de estos personajes famosos si no de darles un toque de nostalgia y de respeto a través de una historia fantástica. Y no funciona, los relatos no tienen gracia, son pesados y a menudo narrados de forma confusa. Hasta dos veces he dejado de leer la antología para pasar a lecturas más recomendables y tengo que decir que me ha costado acabarla.

Sí, encontramos ideas simpáticas; yo también creo que poner a Heinlein de presidente de los EE.UU. en los años 50 y aprovechar las directrices de Tropas del espacio para aplicarlas a la población civil del país es una buena ocurrencia... pero hay que desarrollarla, no simplemente verterla a un texto inconsistente y que no llega a ninguna parte. Que Anna Frank en vez de ser deportada a un campo de concentración nazi, sea una estrella de Hollywood... me deja frío más bien frío; A Phillip K. Dick le monta uno historia inverosímil en torno a realidades paralelas y juguetes robóticos. ¡Y no es que encuentre mal la temática y más si tenemos en cuenta que hablamos de Dick! Es que el argumento y la prosa confusa de Filippo desvirtúan cualquier buena idea que pudiera tener; Por ejemplo, el hecho de que la serie Star Trek eliminó de nuestras vidas la CF (en otro universo, claro) es muy digna y divertida, pero poco, muy poco explotada, de manera que te acaba dejando indiferente... y así un largo etc hasta llegar al total de diez cuentos que componen Páginas Perdidas.

Y me han parecido tan poca cosa que no me apetece analizarlos por separado. Sólo diré que los que me han parecido más interesantes o entretenidos han sido El Mundo de Campbell donde el famoso editor es suplantado en esta ucronía por otra persona que parte de vocaciones diferentes y que a través de la CF ayuda a cambiar el mundo; La Tercera Guerra Mundial, una historia de viajes en el tiempo antibélica que no aporta absolutamente nada de nuevo pero que al menos es coherente o Mairzy Doats, donde, como decía antes, el hecho más destacado es el entorno en que se mueve el relato: Con un presidente Heinlein que tiene ciertas ideas diferentes de cómo gestionar los EE.UU.

En fin, poca cosa salvo de la antología. Di Filippo nos muestra en conjunto una serie de cuentos con una vertiente antimilitarista y utópica (el caso más evidente es El Mundo de Campbell, pero también queda patente en El Valle Feliz del fin del mundo), unos cuentos que pretenden moralizar sobre el uso racional de la ciencia y sobre las virtudes de la CF en general; pero quizás la suma de no conocer la biografía de algunos de los autores y editores homenajeados y el hecho de que me esperaba buenos argumentos para las historias y no simples guiños a los aficionados me ha acabado por decepcionar profundamente.

Probablemente otra gente disfrutará más... pero no un servidor.

 

Premios:

 

Búsqueda:
  Creative Commons License
Este texto esta bajo licencia de Creative Commons.
Relatos que contiene esta antología:

¿Qué mató a la ciencia ficción?

El último caso de la Grajilla
Ana
El valle feliz del fin del mundo
Mairzy Doats
El mundo de Campbell
Inestabilidad (Col.laboració amb Rudy Rucker)
La Tercera Guerra Mundial
Linda y Phil

Alice, Alfil, Ted y los extraterrestres

Podeis buscar vuestro libro en: