CF- CONTACTOS
 
     
 
 
 
 

JUGADORES DEL JUEGO DE LA GENTE
Players at the game of people
(1980)

John Brunner

Editorial:
Martínez Roca (1987)

Colección:
Super Ficción Segunda Época

Núm:
105

Páginas:
155


 
     
Jugadores del juego de la gente

John Brunner es conocido sobre todo por su trilogía de la catástrofe, unas novelas que todavía no he tenido el placer de leer pero que a buen seguro adquiriré algún día. Pero reconozco que nunca se me hubiera ocurrido comprar un libro con un título tan horroroso como... Jugadores del juego de la gente, si no fuera porque me costó 0,5 € y pertenecía a una editorial a la que tengo mucha estima.

Efectivamente, el título no creo que ayude en un lector potencial a comprar esta obra de Brunner -también cabe aclarar que en inglés no suena tan mal- y la contraportada tampoco ayuda demasiado. Pero el contenido ya es otra cosa.

Para empezar Brunner utiliza un esquema argumental que prácticamente se desarrolla al revés de lo normal. No tenemos un hecho más unas consecuencias si no más bien una serie de consecuencias que acaban explicando el origen, el hecho.

La novela no empieza bien: Un poco confusa, sin parecer tener ningún rumbo fijo, pero el autor es capaz de introducirnos en una trama, a priori, poco coherente y a darnos cada vez más información para tenernos atados a la lectura. Y eso tiene un mérito. Además, el estilo de Brunner es fluido aunque a veces cargado -puede que adredre- para sutilmente informarnos de aquello que habríamos de vislumbrar entre líneas.

Resulta que nuestro protagonista es una persona que lo tiene todo hecho, que las cosas le salen bien siempre, que se le cumplen la mayor parte de sus deseos y que vive a pirna suelta junto con otros "amigos" que reciben los mismos presentes... a cambio de perder algunas horas o días de su existencia de vez en cuando, mientras están poseidos por una entidad superior. Sí, es un tema ya tratado anteriormente a la ciencia ficción, como en el caso del cuento Pasajeros de Robert Silverberg, más conciso y devastador que esta novela, pero Brunner acaba saliéndose con la suya, va colocando las piezas en su lugar y va ordenando el engranaje de la novela -no sin ciertas dificultades- para acabarla de forma más que correcta.

Además nos abre puertas en reflexionar sobre temas como el destino, la voluntad, el acomodo a la vida fácil, el olvido del pasado cuando las cosas van bien... todo para evolucionar su personaje a la inversa de lo que es normal: De la seguridad en sí mismo a la desesperación de saber quién es realmente, del pasotismo al acomplejamiento interior, del creer que lo sabe todo a saber que no sabe nada.

No es una novela redonda, pero en poco más 150 páginas realiza una crítica profunda al individuo moderno, a sus deseos banales y a la pérdida de la creatividad y de la esencia de la humanidad.

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: