CF- DISTOPÍA
 
     
 
 
 
 

LA GUERRA DE LAS SALAMANDRAS
Válka s mloky
(1936)

Karel Capek

Editorial:
Gigamesh (2003)

Colección:
Gigamesh

Núm:
16

Páginas:
229

Otras ediciones:

CATALÁN:
1998 Proa. A tot vent

CASTELLANO:

1992 Hiperión. Libros Hiperión, 141

1982 Bruguera. todolibro, 104

1981 Bruguera. Club Joven Bruguera, 37

1972 Doncel. Libro Joven de bolseillo, 22

1956 EDHASA. Nebulae, 34

 
     
La Guerra de las salamandras

Karel Capek es conocido por haber inventado juntamente con su hermano el término "Robot" (que en lenguas eslavas viene a ser "qsclavo") en su obra de teatro "R.U.R" y por tanto parece que este hecho, más que nada anecdótico, haya hecho sombra en su producción literaria. Si a esto le añadimos la poca predisposición de traducir obras de países de la ex -órbita soviética comunista, estoy seguro que nos estamos perdiendo grandes obras de calidad mayúscula.

Por surte no es el caso de La Guerra de las Salamandras que ya había estado traducido tanto al catalán como al castellano por otras editoriales, seguramente por el hecho de su atemporalidad y por su calidad. Vamos al grano:

La estupidez humana es el tema central de esta irónica obra. De cómo el hombre guiado por los instintos básicos de la búsqueda del poder y de la desconfianza entre unos y otros puede llegar a una situación insostenible como la que describe el libro.

Capek idea una fábula, una metáfora sobre el destino de la humanidad. Y esta metáfora está encarnada por las salamandras, unos reptiles descubiertos en una remota isla del pacífico y que tienen la capacidad de aprender ha hablar y a utilizar herramientas a favor de los humanos que los explotan. Claro que su aprendizaje se va dirigiendo poco a poco también hacia otras esferas de conocimiento y hacia otros campos intelectuales como la física, la literatura etc...

La novela está estructurada de manera curiosa, pues el hilo argumental no lo lleva un solo personaje o una serie de personajes, si no que se desarrolla en una mezcla entre recortes de periódico y libros de divulgación, entrelazando diálogos y situaciones concretas cuando hace falta aportar más información, incluso añadiendo pies de página para ampliar conceptos.

Esto nos lleva a una obra muy amena, simple pero profunda, donde las inquietudes filosóficas y el miedo a la guerra (recordemos que Capek escribe La Guerra de las salamandras en un período de entreguerras, muy cerca del surgimiento nazi) queda bien evidentes, aunque nunca sin perder el sentido del humor.

Realmente se trata de una obra atemporal. Las vicisitudes de la humanidad del año 1936 pueden compararse perfectamente con los problemas actuales en un mundo cada vez más ambicioso y donde las potencias económicas dictan nuestro destino.

La paradoja de alimentar a nuestro enemigo, el absurdo de la autodestrucción, son temas muy actuales que Capek ya previó en esta obra.

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: