CF- DISTOPÍA
 
     
 
 
 
 

FAHRENHEIT 451
Fahrenheit 451
(1953)

Ray Bradbury

Editorial:
Proa (2001)

Colección:
Les eines

Núm:
05

Páginas:
223

Otras ediciones:

CATALÁN:
1999 Proa, Clàssics moderns

CASTELLANO:
2002 MDS, Biblioteca El Mundo, 54

1996, 2002 Minotauro

2001 Circulo de Lectores

2001 P & J, Ave Fénix de bolsillo

1998 P & J, Ave Fénix, 182

1988 P & J, Ave Fénix, 10

1986 Orbis, Biblioteca Ciencia Ficción, 86

1986 Hyspamerica, Biblioteca Ciencia Ficción, 10

1984 Orbis, Biblioteca Grandes Éxitos, 66

1982 P & J, Ave Fénix, 10

1979 P & J, Rotativa, 86

 
     
Fahrenheit 451

Ray Bradbury es un poeta que escribe narrativa. Así de claro. Esta es la primera novela que leo de él (el reto havían sido cuentos y ensayos) pero en algunas partes de esta he tenido la sensación de sumergirme en suaves olas de caracter poético, tal como me pasó leyendo Crónicas marcianas.

El autor escribió una novela sobre los libros, esos envoltorios de información y placer que ama con tanto delirio (como evidencía él mismo en el ensayo Zen en el arte de escribir). Se nota que Bradbury vive a través de los libros y que es un literato nato. Solo a él podría ocurrirsele escribir una novela sobre la destrucción de los libros.

Fahrenheit 451 está considerada una de las grandes distopías clásicas del siglo XX (compartiendo este honor con obras como 1984 o Un mundo feliz.) Jo aún diría más porqué como distopía es un grito contra la ignorancia y la incultura. Un grito que realizó hace más de 50 años pero que el mensaje sigue teniendo más valor que nunca... Solo hay que ver como suben las nuevas generaciones para temer que las predicciones de Bradbury se cumplan. Es un hecho que incluso el mismo autor afirmar en uno de sus epílogos que continúa recibiendo presiones para censurar palabras o para canviar partes de textos que hieren a minorías o por no ser convenientes para ciertas personas de mente obtusa.

En una sociedad futura los libros están prohibidos, cualquier forma de expresión cultural es recortada, censurada y los bomberos de ocupan de quemar los libros o lo que es lo mismo, la libertad de pensamiento, la libertad de elección. Pero un bombero, Montag, empieza a preguntarse el porqué de las cosas depués de hablar repetidamente con una chica de rompe con el sistema establecido. La búsqueda de esta verdad escondida sera la pequeña odisea personal de Montag, una búsqueda que en el fondo lo que quiere es encontrar la propia personalidad, escondida entre las vanalidades cuotidianas.

Fahrenheit 451 es una fábula pesimista y optimista al mismo tiempo, un grito contra la guerra y la destrucción (el libro contiene unos pasajes finales increibles sobre este tema), una destrucción que es creada por la incultura. Lo más terrorífico pero, es que esta incultura, este reordenamiento de la sociedad alrededor de una televisión "interactiva" que trata a la genta de imbéciles, es provocada inicalmente por las propias personas que no desean pensar en los problemas de la sociedad, que quieren vivir sin ninguna complicación y que necesitan que les digan qué deben hacer y cuando sin preguntarse el porqué. Incluso el hecho de tener hijos es considerado una carga que hay que soportar tres días al mes y que la madres enganchadas a seriales estúpidos meten en guarderías especializadas.


Así pues, un mensaje que como decía antes es muy válido en la actualidad donde vemos cada día censuras en los medios de comunicación o como cada vez más lo libros son tratados de suplerfuos.

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: