FANTASIA- ANTOLOGÍA
 
     
 
 
 
 

EL ALEPH

(1947)

Jorge Luís Borges

Editorial:
Alianza Editorial (1979)

Colección:
El libro de bolsillo

Núm:
309

Páginas:
183

Otras ediciones:

???? Sol 90, Clásicos de la literatura Universal, 17

1984, Alianza, Biblioteca fundamental de nuestro tiempo, 6

1994, Círculo de Lectores

1996, Emecé, Biblioteca José Luís Borges


 
     
El Aleph

Borges. Un nombre íntimamente atado a la fantasía latinoamericana, un nombre que evoca irremediablemente a Argentina. Este nombre lo habíaoído, leído y escuchado en varios medios, conversaciones y lecturas. Como tanto otros escritores ilustres del pasado siglo XX, Borges todavía se me resistía a llegarme a las manos.

Dicen que leer a Borges es difícil, que tiene una prosa compleja, que transmite ideas densas pero que es un magnífico escritor. Podría decir que estos trazos básicos y simples que acabo de mencionar se aplican a la antología de cuentos que componen El Aleph. Borges es un erudito que escribe, un hombre que construye la literatura porque si bien algunos de sus cuentos tienen estas facetas más densas de qué hablábamos, lo que no se le puede reprochar al escritor es que nos sumerge en la buena literatura. Cuando empezamos a leer uno de sus cuentos no levantamos los ojos del texto hasta que ha acabado. Quizás el relato nos habrá gustado más o menos, quizás lo encontraremos original o poco imaginativo pero sin duda habremos realizado un ejercicio intelectual y tendremos una agradable sensación de bienestar por haber absorbido literatura pura.

El Aleph es, según el mismo autor, una antología de cuentos fantásticos, exceptuando algunos (aun cuando en una ampliación de la antología que se hizo años más tarde también se añadieron otras que en mi entender tampoco entraban en la categoría de fantástico). Esto pero, cuando menos es discutible. Se dice que Borges es uno de los máximos representantes del Realismo Mágico, un género de la fantasía que combina la cotidianidad con la fantasía, muy cerca del que hoy conoceríamos como mainstream o corriente general dónde las fronteras del fantástico y de la realidad a veces son tan tenues, tan vaporosas que sólo la interpretación de cada uno puede decir realmente si nos encontramos con un cuento de fantasía o de narrativa general. Curiosamente, la mayor parte de los cuentos que me han gustado más de la antología son precisamente los fantásticos.

Borges utiliza sus conocimientos literarios, históricos y culturales en sus relatos, nos habla de mitos clásicos con frecuencia (El inmortal, la casa de Asterión), nos muestra aspectos filosóficos y religiosos en otros relato (Los teólogos, La otra muerte, La escritura del dios), siempre ofreciendo una visión personal que pueda ilustrar el y en definitiva ofrece muchísimas referencias bibliográficas a otros autores, a pensadores o a corrientes filosóficas. Parece que deba mostrar su erudición en cada obra. Este aspecto puede resultar embriagador: De una parte tendremos cuentos con un transfondo muy interesante pero de otra los encontraremos más pesados y densos, pero nunca faltos de ritmo y de buena prosa. Borges experimenta con los antónimos, con los pensamientos contrarios: los moldea y les da forma y más de una vez acaba insinuando que estos vienen a ser lo mismo. También plantea el individuo como un todo, jugando a este juego de los extremos o antónimos que acontecen en una sola cosa. El mismo cuento de El Aleph (posiblemente el mejor del libro) nos ofrece esta premisa: Un lugar desde dónde es posible ver todos los puntos del universo en el mismo momento, otra vez la controversia entre el singular y el todo.

Otros cuentos que me han llamado especialmente la atención son La casa de Asterión, El Zahir, La escritura de dios (posiblemente uno de los más complejos y mejores de la antología) y Deustches Requiem, que bordea ya aquella frontera invisible entre el fantástico y la realidad.

Sin desmerecer los otros cuentos, debo decir que El inmortal también tiene una buena dosis de filosofía y fantasía y que La otra muerte también es un buen ejemplo de los trazos borgianos que comentaba anteriormente. El resto los considero relatos cotidianos con quizás algún pincelada fantástica o incluso sin ni una. De este segundo grupo no fantástico destacaría sobre todo Historia del guerrero y de la cautiva.

 

Premios:

 

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: