CF- EXPLORACIÓN
 
     
 
 
 
 

PORVENIR
(2013)

P. A. García

Editorial:
Utoedición
(2013)


Colección:
---

Núm:
---

Páginas:
167


 
     
Porvenir

La búsqueda de otros mundos habitables para la humanidad no es una argumento nuevo en la ciencia ficción; de hecho, a menudo sirve como excusa para presentarnos otros elementos intrínsecos dentro del enorme abanico que siempre nos ofrece este género. Desde contactos extraterrestres a especulaciones de todo tipo sobre nuevas formas de vida.

P. A García ha escrito la novela Porvenir también para explorar estas vías que ofrece encontrar un nuevo mundo aparentemente habitable. La tripulación de la nave homónima, de carácter totalmente científico, hace dos años que busca un planeta apto para la vida humana. Siguiendo pistas que los astrónomos han valorado como posibles luces verdes llegan a su destino: Un sistema solar binario que teóricamente debe acoger un mundo colonitzable. La Tierra está a punto de llegar a un punto crítico de colapso y las noticias que puede ofrecer la Porvenirsobre la posibilidad de vivir a años luz del planeta madre pueden resultar la diferencia entre la extinción o no de la especie humana.

El autor entra rápidamente en materia y nos presenta a una tripulación nerviosa por enviar buenas noticias en casa. A partir de unas breves pinceladas de carácter y de rápidas descripciones de la naturaleza de la nave, García comienza a dirigir la novela hacia la acción y el sentido de la maravilla al entregarnos en bandeja lo que todos queríamos ver y oir: Un nuevo mundo virgen, ideal para vivir.

Una vez las premisas están planteadas, el autor comienza a acelerarse y el misterio o más bien la fascinación por lo desconocido pasa a un modo secundario pues los capítulos dedicados a la exploración se entroncan enseguida debido a una trama que quiere acelerar las dosis de emociones y el ritmo. De hecho llega un momento que parece que estos misterios se hayan dejado de lado y que el resto de la novela  tenga un nuevo sentido.

Ahora bien, aunque no es una obra larga, el autor peca de precipitación en algunos tramos y también de falta de experiencia. Los puntos más negativos estarían dedicados por un lado a los personajes: No tenemos suficiente información de estos excepto quizá del protagonista principal, Raven. El resto son como una sombra que no acaba de cuajar. De hecho, muchos no tenemos ni tiempo de asimilarlos de manera que cuando les pasa algo, no nos afecta como lectores. Por otra parte, la última tercera parte de la novela es de una naturaleza muy diferente, más íntima pero también menos precisa. Por eso el final, aunque coherente, no deja de chocar por parecer un poco precipitado y poco estudiado.

La prosa de García es agradable en el sentido de que se deja leer muy bien. El autor ha intentado en todo momento incluir términos propios de la la ciencia y la ciencia ficción dura, pero sólo en cuentagotas de manera que pueden ser asimiladas por todos. Sin embargo en algunas páginas sus ansias de demostrar lo que sabe le pasan factura pues algunos párrafos se convierten en textos demasiado didácticos y poco literarios. No hay que estar explicando tan a menudo los aspectos más científicos. Es necesario que el lector haga un esfuerzo o en caso de que realmente sea necesario explicarlo, la narración debe ponerse al servicio del lector de forma integrada, sin que se note que nos están dando una clase. Un ejemplo: Uno de los párrafos más tediosos y mal ubicados que recuerdo es cuando se nos cuenta la historia de la construcción de la muralla china con la excusa de que esta es la que nos presenta la holocoberta del gimnasio. Texto que no tiene nada que ver con la novela y que rompe el ritmo del capítulo. Estas pequeñas licencias que se toma el autor para contarnos cosas que no son importantes para el conjunto de la novela  no ayudan a que ésta entre mejor. Estos esfuerzos hubieran dado más fruto si se hubieran dirigido a la psique de los científicos de la nave.

Dejando a un lado pero estos aspectos mejorables, tanto de argumento como calidad literaria, lo cierto es que Porvenir, como decía, se deja leer bien y tiene una trama argumental comprensible y coherente, lo que a veces parece difícil de conseguir. Uno de los puntos que apruebo es precisamente esta apuesta por la coherencia de la trama, que tiene un final digno y que apuesta por una historia al menos verosímil.

A P. A García le faltan horas de escritura, es cierto. Pero como novela  iniciática se merece una lectura.

Eloi Puig 12/11/14

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.

Podeis buscar vuestro libro en:


http://www.pagarcia.es/