FANTASIA HEROICA
 
     
 
 
 
 

LA MALDICIÓN
DE GRYAL

(2012)

Jordi Balaguer

Editorial:
Toromítico
(2012)


Colección:
El amante de la luna

Núm:
1 y 2

Páginas:
603

Lecturas relacionadas:
El retorno de Gryal



 
     
La maldición de Gryal

Amor, pasión, aventura y magia. Estos son los ingredientes básicos que conforman la primera novela de Jordi Balaguer, La Maldición de Gryal, que engloba las dos primeras partes de la trilogía El amante de la luna. Pero de todos estos términos, sin duda lo que define mejor la historia que nos narra el autor es "amor" y sus efectos colaterales. El mismo Balaguer comentaba en una presentación del libro que es un romántico y que empezó a escribir la novela después de pasar por problemas sentimentales. Y qué mejor manera de desahogarse y soltarse que escribiendo ?

La Maldición de Gryal es una historia ambientada en una Barcelona fantástica, sin señalar ninguna época en concreto - una decisión tomada expresamente por el autor - pero que se intuye ubicada en la baja edad media, durante la creación de los contado catalanes. El hecho de no querer ambientar la historia en una período determinado pero que en cambio reconozcamos fácilmente las ciudades y la orografía del mundo Gryal es extraño y creo que no demasiado acertado pues siempre lleva a pensar en detalles que sabemos que no pueden ser o que nunca fueron. Pero en el fondo, esta ruptura parcial con la realidad es poco importante en el sentido de que la novela aunque no es una fantasía histórica  da la sensación de que podría incluirse en algún momento determinado; la prosa de Balaguer es suficientemente eficiente como para que nos sintamos cómodos con sus descripciones de paisajes o de ciudades como Barcelona.

Lo que más me ha sorprendido de la novela es el talento del autor en esta opera prima: su prosa rica en vocabulario, en detalles, un estilo que a veces apunta cerca de la lírica, de la poesía. Una prosa y una historia más emparentada con clásicos folletinescos y de aventuras que con la fantasía heroica o épica que se escribe hoy en día. Balaguer tiene más de Alexander Dumas que de Sapkowski o Abercrombie por poner ejemplos por todos conocidos.

Como decía, las páginas de La Maldición de Gryal tienen un ritmo constante pero la prosa le falta un poco de ímpetu, de fuerza, quizás porque se extiende mucho en retratar sentimientos y sensaciones de los protagonistas y abandona la agresividad a la que estamos actualmente acostumbrados. Su narración parece estar pensada más en clave trascendente por lo que quiere dejar plasmadas en el lector estas sensaciones tan puras como son el amor, el odio o la venganza. El único problema de esta trascendencia es que arrastra la historia y la alarga innecesariamente.

En cuanto a los personajes, tenemos una paradoja curiosa: El protagonista principal es Gryal, un valiente guerrero, carismático, apasionado y que desde el principio el autor ha catapultado como héroe de su novela. Pero el carisma que nos asegura que tiene el protagonista es siempre narrada en pasado: sus hazañas, su habilidad para hacer amigos y ganarse la lealtad de los suyos son hechos pretéritos y se espera también encontrarlos en el presente y no es así. El problema es que desde el principio las expectativas son, pues, muy altas y el personaje de Gryal no las cumple: el lector espera encontrarse la habilidad lingüística de un Tyrion Lannister, o de un Miles Vorkosigan, o el carisma de cualquiera de los bárbaros creados por Joe Abercrombie, pero contrariamente a esto, Gryal no destaca por sus palabras seductoras o su destreza en combate. Un personaje algo fallido que se sustenta gracias a los secundarios que le rodean. Sin embargo, estos personajes secundarios están mejor conseguidos. Desde la sencillez de Barramar o la enigmática Perla, el escurridizo Ariano, el vengativo Wrack o la némesis de Gryal, el capitán Antoni Fortuna: Todos ellos tienen ciertas dicciones, o precisas descripciones que los hacen mucho más humanos que Gryal o su amada Lorette.

Si bien comentaba que la prosa de Balaguer me había sorprendido positivamente, lo que me ha dejado un poco frío es la trama argumental. Repasemosla un momento: Gryal es un valiente capitán de la milicia de Barcelona que es enviado por su superior (y padre de su amada) a una misión imposible en la que debe ser asesinado debido a su rápida ascensión que hace pensar en una futura lucha de poderes (no se entiende demasiado porque hay que enviarlo tan lejos para hacerlo). El plan es ejecutado en parte y la bruja que le había de quitar la vida, lo perdona. La cosa se se complica y Gryal recibe una maldición infame que le impide volver a ver la luz del Sol y lo convierte en el Amante de la luna. Mientras en Barcelona las intrigas políticas se van solapando alrededor de la bella Lorette, la prometida de Gryal, y el nuevo capitán de la Guardia, Antoni Formosa. Aquí entran en juego diversos personajes que irán tejiendo una red de espionaje que más de una vez me ha parecido desproporcionada y fuera de lugar, o al menos demasiado confusa.

Lo que me tambalea son cosas muy sencillas: no me quejo de que el motor de la novela sea una historia de amor, no me importa que la historia se centre en muchos personajes a la vez ( de hecho es un punto fuerte que tiene), pero no me cuaja la historia del Ilario y su castillo de las torturas, no me cuadra que se tarde tantos meses en volver desde el norte de Italia a Barcelona cuando se envían expediciones de investigación que parece duren sólo unos cuantos días, en definitiva, la mayor parte de lo que le pasa a Gryal desde que huye de su primer cautiverio es inverosímil; no parece bien planificado. Y los hechos descritos en la ciudad de Barcelona llegan a un punto de lío que te deja indiferente saber quién muere quien es traicionado por quien.

Pero sin embargo, la lectura no es pesada, entra bien y discurre ante nuestros ojos con fluidez, cumpliendo todas las expectativas literarias excepto la de la brevedad y concisión. El autor demuestra capacidad para profundizar en algunos de sus personajes y a mantener el nivel de la historia a pesar de la carencia de un argumento muy elaborado. En este punto espero que la historia quede mejor perfilada en la tercera y última parte: El regreso de Gryal.

En cuanto a la edición hay que destacar la labor realizada por Toromítico al presentarnos un volumen como los de antes: con páginas gruesas, buena portada y bien editado. Sólo quedaría para corregir algunos saltos de línea que se encuentran de vez en cuando. Cuestiones menores pero.

Jordi Balaguer nos ha ofrecido una primera obra que supera con creces la media de los autores noveles. En mi modesta opinión, en el futuro habrá que pulir más los tempos de las novelas y tratar de encajar trama y personajes en torno a hechos más creíbles o lógicos; claro que la lógica a menudo se aleja de la pasión por escribir y de todo aquello que defiende un romántico como Jordi Balaguer.

Eloi Puig 03/23/14

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en: