NOVELA NEGRA
 

LA MORT DEL CORREDOR DE FONS
(2012)

Jordi De Manuel

Editorial:
Edicions 62
(2012)


Colección:
El balancí

Núm:
667

Páginas:
270

 
 
La mort del corredor de fons

Siempre he dicho que necesito aprender mucho todavía de la novela negra. Aparte de algunos clásicos, poco he leído en los últimos años. Curiosamente Jordi de Manuel y su saga de novelas protagonizadas por el investigador Sergiot - todas ellas autoconclusivas-han sido uno de mis referentes en este subgénero.

He leído varias de las novelas de en Sergiot, no siempre por orden cronológico - que en el fondo no es importante- y tengo que decir que especialmente en este caso, me ha llamado la atención un hecho poco común quizás en la novela negra: La priorización del punto de vista de los personajes que están en el bando de los malos, los malhechores, en contra de lo que sería más normal en una obra de estas características: El investigador o la policía.

La mort del corredor fons ( La muerte del corredor de fondo) es una novela bien estructurada en cuatro actos: Con unos inicios intensos que enfocan su mirada en la vida y desventuras de un ladronzuelo, un joven llamado Leo Reyes que trafica y realiza pequeños robos para cubrir cuatro gastos hasta que un día asalta a la persona equivocada. Es como decía, la parte que más me ha gustado pues el ritmo es intenso, y se van combinando las imágenes de persecuciones, tiroteos, intriga y ansiedad con las de un descubrimiento extraño en la sierra de Collserola.

La segunda parte, Jordi de Manuel la dedica a profundizar en los malos a otra escala: la del crimen organizado, la que mueve el dinero de verdad. Otro personaje carismático: Zoran, un inmigrante de Europa del Este que lleva un negocio poco convencional y hace ir de cabeza a la policía. Pequeñas dosis de flashbacks ayudan a entender el talante de estos personaje. Muy bien también.

La acción y el ritmo descienden a la tercera parte, más protagonizada por los policías y mossos d’esquadra que investigan una serie de crímenes relacionados que no acaban de entender. Es aquí donde el autor se esfuerza más para denunciar un tipo de crímenes y tráfico, donde el trasfondo es más importante que la investigación en sí. Parece que Jordi de Manuel deseara demostrarnos como son las penurias de ciertos inmigrantes - y de paso también de ciertos atletas- que introducirnos en un caso criminal que aunque poco convencional no aporta nada de nuevo al género.

Y llegamos a un cuarto bloque, totalmente lanzado a una resolución de estas líneas argumentales que van uniéndose hacia un lugar concreto en un momento dado. Es aquí donde mi sorpresa ha sido importante: no por ver quién muere y quién no - en este punto, la trama era bastante predecible- si no al contemplar el grado de resolución del caso por parte de la policía y los mossos. Ha sido curioso ver cómo el investigador Sergiot no ha sido el puntal para sacar adelante el caso, si no que los acontecimientos  se han ido sucediendo por secuencia lógica, sin que ninguna mente superdotada tirase del carro.

El final, como decía, curioso, poco convencional ... un acabado que demuestra que para el autor era más importante hablar sobre el caso que no dejarlo bien cerrado y atado. Una nueva manera de ver las cosas que tengo que decir me ha parecido sumamente original.

Apta para cualquier tipo de público, pues la prosa del autor es sobradamente conocida y la estructura del libro invita a leerlo deprisa. Quizás los más puristas de la novela negra pueda parecer una obra poco convencional.

No es una novela que busque enganchar al lector con clifhangers o con deducciones memorables, se trata más bien de una obra relajada - a pesar del frenético ritmo inicial- más pensada para dar información sobre unos temas escondidos y poco perseguidos en nuestra sociedad actual que para explorar los oscuros caminos de la novela negra tópica.

Eloi Puig, 15/08/12

 

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en :