FANTASÍA ÉPICA
 
     
 
 
 
 

EL IMPERIO FINAL
The Final Empire
(2006)

Brandon Sanderson

Editorial:
Ediciones B
(2016)


Colección:
Nova

Núm:
---

Páginas:
663

Saga:
Nacidos en la bruma/1

Lecturas relacionadas:
El pozo de las acensión
El héroe de las eras


Otras ediciones:

2007 Ediciones B. Nova
2012 Ediciones B. De Bolsillo




 
     
El imperio final

Parece que la imaginación de Brandon Sanderson no tiene fin. Y lo digo de forma convencida pues todas y cada una de las novelas que he leído del autor americano me han sorprendido de una manera u otra de forma positiva. Pero al mismo tiempo me han abierto la mente a nuevas posibilidades en cuanto al tratamiento de la fantasía. Posibilidades alejadas de convencionalismos. Y eso tiene mucho mérito.

Hace tiempo que descubrí a Sanderson con la fantástica Elantris. Curiosamente he leído pocas obras más del autor, quizá porque su meteórica trayectoria me ha cohibido un poco. Las decenas de novelas que ha escrito en los últimos años me hacen pensar en una especie de Stephen King de la vertiente fantástica y eso me agobia un poco.

Su universo Cosmere que hace referencia a varios mundo fantásticos, cada uno de ellos, encajado en estrictas reglas de magia (y todas diferentes, por cierto) es también la base desde donde se origina esta trilogía de novelas tituladas de forma genérica como Nacidos en la bruma. El primer volumen es El imperio final y es la lectura que trataremos en esta reseña.

Branson Sanderson se siente a gusto con los escenarios urbanos, con los callejones oscuros, las multitudes aglomeradas, los poderosos vigilando la chusma desde sus mansiones o castillos. En parte ya lo comprobé en Elantris pero aún más a El aliento de los dioses (novela escrita unos años después de esta). Sanderson define a la perfección cómo funcionan estas ciudades, estas capitales que gobiernan los países o naciones... o el mundo entero como es el caso. Quizás descuida el tratamiento más exterior a sus urbes pero en cambio nos ofrece una visita privilegiada de las normas que rigen el interior de sus ciudades.

Luthadel es esta ciudad. El epicentro que acoge la mayor densidad de habitantes del planeta, la sede del Lord Legislador, un dios, un ser que rige, impone las leyes y gobierna a todos ya todos sin que nadie, desde hace mil años, el haya podido detener. También es la ciudad donde Kelsier está preparando una rebelión a gran escala, de tan alta magnitud que pretende derribar al mismo Lord legislador. Y lo quiere hacer acompañado de un equipo de alománticos de grandísimo nivel, un grupo de personas que de por sí se podrían valer por sí mismas y vivir sin complicaciones pero que se unen por una causa romántica y absurda como es perpetrar la caída de un dios y del poder que ostenta.

Los habitantes del mundo de Scadrial se dividen en dos grupos: Los nobles y los skaa. Estos últimos son prácticamente esclavos, la inmensa mayoría, los sirvientes de las principales casas nobles. Algunos nobles tienen capacidades especiales, pueden quemar en su interior algunos de los metales con capacidades mágicas que previamente han ingerido, y por lo tanto obtener poderes de ellos: Desde influir en las decisiones ajenas hasta catapultarte por el aire atraído o impulsado por la fuerza de un metal. Algunos skaa, hijos bastardos o descendientes de nobles también tienen esta capacidad. Este tipo de magia se llama alomancia. Normalmente cada persona sólo puede dominar un solo metal pero muy de vez en cuando hay quien destaca por sobre el resto y puede quemar todos los metales... son los nacidos en la niebla. Y Kelsier es uno de ellos. El rebelde pretende investigar las propiedades de algunos raros metales para derribar al Lord legislador. Pero tendrá que enfrentarse a sus acólitos: Los obligadores y los temidos inquisidores. Estos últimos también dominan el alomancia y son la representación pura del terror que desprende el poder del Lord Legislador

La trama que nos prepara Sanderson e imparable en cuanto a sorpresas, batallas, reflexiones y sentido de la maravilla entorno al alomancia y a sus consecuencias. Todo ello atado y entramado a la misteriosa historia sobre el como alcanzó el poder el Lord Legislador hace mil años. ¿Qué secretos esconde? ¿Es realmente inmortal? ¿Pueden hacer nada un grupo de rebeldes contra un dios que ha gobernado con mano de hierro el mundo durante siglos?

Otro punto fuerte de Sanderson son los personajes. Aquí centrados especialmente en Vin, la última incorporación a la banda, la cual deberá investigar dentro del mundo de los nobles, deberá aprender a controlar sus habilidades y sobre todo nos dará información del modo de vivir del la ciudad de Luthadel y los sus habitantes, sea nobles o skaa. Dos mundos contrapuestos pero que el Lord legislador aprueba y mantiene de forma inalterable desde que se erigió en el poder. Vin, Kelsier y el resto del grupo serán nuestros ojos al fantástico escenario que se empieza a adivinar en este Imperio Final que parece indestructible e inalcanzable para un grupo de idealistas.

El autor sabe ofrecer un tempo preciso en los diferentes aspectos de la trama, en primer lugar para qué vayamos absorbiendo la información respecto a la magia alomántica Y por eso ha diseñado un personaje novato como Vin, porque al enseñarle a ella los secretos de esta magia también nos los describe nosotros. Una vez asumimos que hay gente que puede influir en otras mentes o que puede volar por el cielo, o que puede hacerse invisible a otros controladores de la alomancia, Sanderson nos introduce de forma gradual la política, las clases sociales, la historia de cómo el Lord Legislador consolidó su poder e incluso un poco de filosofía sobre los sentimientos encontrados a la hora de enfrentarte a todo un dios. Porque si un ser superior e inmortal ha dispuesto que la vida sea así quién son nuestros protagonistas para defender lo contrario?

Sea como sea, Sanderson domina a la perfección esta introducción al mundo de los Nacidos en la bruma. Nos hace sentir cómodos con las explicaciones, pero también alerta en las luchas y batallas. Y sobre todo intrigados por conocer más sobre los enigmas escondidos en la fortaleza del mismo Lord legislador y sus terroríficos secuaces.

Un comienzo de trilogía pues, espectacular, imprevisible y potente, marca de la casa. Con muchas ganas de continuar con El pozo de la ascensión.

Eloi Puig, 23/09/17

 

Premios:

 

Búsqueda:
 
   
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.