NARRATIVA JUVENIL
 

L'ESPERIT DE
L'ÚLTIM ESTIU

El espíritu del
último verano

(2011)

Susana Vallejo

Editorial:
Edebé
(2011)


Colección:
Periscopi

Núm:
22

Páginas:
151

Otras ediciones:

CASTELLANO:
2011 Edebé

 
 
El espíritu del último verano

Prácticamente todas las novelas de Susana Vallejo - y me parece que las he leído todas- han sido catalogadas en mayor o menor grado como novela juvenil ... y mira por donde esta última es la única que se puede considerar así al 100%.

El espíritu del último verano ha ganado recientemente el Premio Edebé de literatura juvenil. Y en mi modesta opinión - sin haber leído obviamente los otros finalistas- con mucho acierto. El título de la novela es un juego de palabras sutil que senñala tanto una pequeña aventura esotérica que aparece en el libro como con la trama entrañable que acompaña a las aventuras de los protagonistas. La novela, que rezuma nostalgia por sus páginas, es un canto al recuerdo, a los sentimientos que evocan épocas pasadas - siempre mejores- y las adolescencias de todos nosotros.

Fran es un chico de 17 años que pasa cada verano con sus abuelos, en La casa del árbol, una masía ubicada en las comarcas de Girona - y que según la autora está basada en una casa real -. Pero este verano será diferente: Será el último. Un montón de hechos romperán el aburrimiento y la pereza propia de esta época: un enamoramiento, un misterio, un tesoro, una muerte ... Susana Vallejo escribe una novela que juega con todos estos aspectos y algunos más pues nos introduce un misterio, una historia de amor, un juego de pistas que nos deben llevar a un tesoro escondido y una sombra en forma de "F" que se cierne por sonbre la mayor parte de la historia.

La narración transcurre en dos tiempos diferentes, el presente, donde Fran vuelve a La casa del árbol a raíz de un extraño sueño y los recuerdos pasados aquel último verano. Estos últimos serán el verdadero motor de una historia juvenil, pero obviamente apta para todos los públicos -especialmente si sufren de nostalgia extrema-.

Si una pega se le debe poner a la novela es que peca de previsible, al menos en cuanto a la parte principal de la trama. Sin embargo, siempre resulta interesante, tanto por la prosa que ya nos tiene acostumbrados Susana Vallejo como por el argumento, el cual, pese a pertenecer al immenso reino de la narrativa general, la autora no ha podido evitar introducir un pequeño elemento fantástico, diferenciador, imaginativo ... en definitiva un toque de fantasía en forma de sesiones de espiritismo o de sueños reveladores...

Mientras leía el libro, aparte de recordar aspectos de mi pasado - yo he vivido casi siempre en un pequeño pueblo del Penedès y eso de ir en bici arriba y abajo por los caminos y bosques lo tengo muy presente- me venían a la cabeza otras obras tan dispares como El Escarabajo de oro de Poe - ¡Ah! Las míticas pistas! - o la melancolía y añoranza que evoca el mágico regreso  a la adolescencia de Barrio Lejano de Jiro Taniguchi. Sí, son ejemplos muy distantes pero os aseguro que me han venido a la memoria leyendo El Espíritu del último verano.

Quizá me tildarán de exagerado pero creo que esta es la obra más redonda de Susana Vallejo. Entendámonos, la autora ha escritos libros mucho más elaborados - como por ejemplo Switch in the red- o libros donde ha volcado lo mejor de sí misma - El principio del fin- pero todos ellos, o bien por formar parte de una serie más larga o bien por algún motivo que carecía mejorar, no acababan de cerrar el círculo, de redondear la trama principal. Pues bien, con estas escasas 150 páginas, El Espíritu del último verano da una sensación de trabajo bien hecho, de obra terminada, completa, sin cabos sueltos.

Chapeau Susana,

Eloi Puig, 29/04/11

 

Premios:

2011 Edebé juvenil

Búsqueda:
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en :