DRAMA BÉLICO
 

EL CAMÍ DELBANDAMA VERMELL
(2010)

Alícia GIli &
Sílvia Romero

Editorial:
Columna
(2010)


Colección:
Columna Jove

Núm:
251

Páginas:
165


 
 
El camí del Bandama Vermell

Cuando uno piensa en literatura juvenil, a menudo le vienen a la cabeza sagas de vampiros, fantasía épica o ya más centrados en nuestro mundo, jóvenes hambrientos de superar esta fase traumática de nuestras vidas llamada adolescencia. En general - dejando a un lado el nivel de calidad del texto- son historias banales que atrapan al lector joven y le hacen pasar un buen rato pues normalmente los finales felices son marca de la casa. Pero cuando uno ve que un Premio Columna Jove como es el caso que nos ocupa no sólo no trata dichos temas de arriba encionados sino que intenta sensibilizar - tanto al joven lector como al lector adulto- sobre una problemática real y cruel que sigue pasando en buena parte del mundo, no puedo hacer más que aplaudir tanto a las autoras de esta obra como al jurado que ha tenido la valentía de premiarla.

El camí del Bandama vermell (El camino del Bandama rojo) es una historia de ficción basada en los convulsos años de la Primera Guerra Civil en Costa de Marfil donde cientos de niños y niñas fueron reclutados a la fuerza para convertirse en soldados. No, no es un cuento de hadas con un final feliz, no, tampoco es una historia amena para leer pausadamente con una sonrisa en la boca: Es una historia que te revuelve el estómago, una novela que por desgracia es totalmente creíble y que te hace plantear cuan ignorantes somos los occidentales sobre los asuntos de zonas deprimidas como la que se trata en la novela.

Alícia Gili y Sílvia Romero han estructurado la novela como una conversación entre dos hermanos separados por la guerra y sin nadie de quien fiarse a través de cartas que se van enviando el uno al otro una vez parece que el conflicto se ha detenido. Tan escalofriante es la experiencia del Ouattarà -él- como de Aura -ella. Huelga decir que las violaciones, mutilaciones, degradaciones y humillaciones están presentes en todos los capítulos del Bandama y que más de una vez hay que hacer de tripas corazón para seguir leyendo. Sí, el lenguaje está a la altura de los más jóvenes pero no tan jóvenes no tendrán ningún motivo para sentirse apartados de su lectura.

Quizá en su afán de denuncia las autoras han querido presionar demasiado la sensibilidad del lector pues en algunos momentos parece que sólo prevalezcan las continuas salvajadas a que son sometidos los niños-soldados por encima del interés general de la historia. Pero son aspectos perdonables si tenemos en cuenta que la función principal de la novela es dar a conocer la vida, sufrimiento y muy probable muerte de cientos de niños y niñas africanos engullidos por conflictos que no les importan lo más mínimo.

Quizá después de haber leído esta novela, cuando se produzca la próxima lucha étnica en el centro de África o el dictador de turno provoque algún golpe de estado y una consecuente guerra civil, al ver las imágenes que ofrezcan la televisión nuestro estómago se contraiga un poco y miremos con otros ojos aquellos conflictos.

No es la primera vez que Alícia Gili y Silvia Romero trabajan a cuatro manos. Anteriormente ya colaboraron con la novela fantástica Iskander, un viatge a la màgia dels llibres, pero fue en el libro solidario Jocs de Guerra, cosa de nenes, el embrión de lo que más tarde se convertiría en el presente libro, donde las dos autoras empieza a unir fuerzas. Allí, Silvia Romero escribió unos poemas sobre la guerra en Costa de Marfil desde donde le nació el interés por África. Alicia Gili en cambio ya llevaba colaborando en diferentes proyectos de investigación relacionados con África en países como Costa de Marfil, Túnez, Kenia, Uganda y Tanzania. También ha ejercido de coordinadora en proyectos educativos y de salud en Costa de Marfil en colaboración de la Fundación Akwaba. El hecho de que también realizara trabajos de sensibilización y seguimiento de las primeras elecciones libres después de la guerra en este país son más puntos que avalan aun más la experiencia en el país que de manera tan contundente nos presenta en El camí del Bandama vermell.

Eloi Puig, 15/11/2011

Premios:

2010 Columna Jove

Búsqueda:
 
  Creative Commons License
Este texto está bajo licencia de Creative Commons.
Podeis buscar vuestro libro en :